IEPCT, la crisis


Víctor Ulín/Sin Remitente/
El Instituto Electoral y de Participación de Tabasco (IEPCT) y sus funcionarios son más conocidos por sus escándalos que por el trabajo que realizan previo a los procesos electorales. Ahora mismo el cese y reinstalación de la directora de Organización Electoral y Educación Cívica, Blanca Eni Moreno Roa, y la denuncia por violencia política de género de la contralora, Gaby Tello, y otra más que analiza interponer la consejera Rosselvy del Carmen Domínguez en contra de su par Juan Correa López, los tiene envueltos en una crisis interna en tiempos en los que debería preocuparles el inicio formal del proceso del 2024.
Lo que ocurre en el IEPCT muestra las pugnas al interior en una lucha de poderes que solo exhibe la descomposición en el organismo que tiene la alta responsabilidad de organizar y de ser garante de las próximas elecciones.
Al gobierno y a los partidos ciertamente debería preocuparles que el organismo que debe garantizar las elecciones se encuentre en medio de litigios legales y confrontaciones políticas que no ayudan a generar una percepción positiva sobre el de por sí ya cuestionado IEPCT y sus funcionarios.
Las elecciones del 2024 demandará no solo un IEPCT estable y creíble, sino también consejeros profesionales y comprometidos verdaderamente con la democracia.
Los diputados locales del Congreso, donde Morena es mayoría, deberían entrarle ya a la crisis interna que vive el IEPCT y valorar incluso la pertinencia de promover una limpia para que el proceso electoral venidero no se vea afectado por los conflictos.
Lo que sucede en el IEPCT, además, le da la razón a la iniciativa de reforma electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que el organismo y sus funcionarios, que reciben insultantes salarios, solo representan una carga al erario sin que su trabajo se justifique y cuando su labor la viene realizando el Instituto Nacional Electoral.
No es posible que lo que preceda al proceso electoral del 2022, sea la crisis institucional que solo animan la animadversión e incredulidad de los tabasqueños hacia el IEPCT. No es bueno empezar con el pie izquierdo cuando hay tiempo de corregir el rumbo del organismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s