El reto de Tey en Morena


Víctor Ulín/Sin Remitente/
Es evidente que la asunción en la dirigencia estatal de Tey Mollinedo no contó con el respaldo unánime de los grupos que coinciden en Morena como era lo deseable. Pero su arribo fue legitimado tácitamente por los consejeros que se abstuvieron de votar, pero que no la rechazaron y permitieron por tanto que asumiera el liderazgo.
Esa abstención podría interpretarse también como el “beneficio de la duda” a la que en muy poco tiempo se ha convertido en un actor importante dentro del partido que hoy lidera.
Toca ahora a la nueva dirigente estatal mover inteligentemente las piezas del ajedrez para sumar adeptos y conciliar diferencias, que probablemente sea el desafío más difícil, pero no imposible de hacer, considerando que tendrá que iniciar una operación cicatriz para ir subsanando las heridas que la renovación del partido dejó.
La apertura de la dirigente, como parece mostrarlo a unos días de asumir el cargo, es indispensable para empezar a incluir en las acciones e incluso decisiones, a sus compañeros fundadores que se sienten seguramente todavía agraviados.
En el discurso, la nueva dirigente se ha mostrado incluyente y accesible, sin poses ni vedetismo, en un claro mensaje de integración de quienes se consideran fundadores y parte del grupo político de Javier May Rodríguez, aspirante a la gubernatura.
Convencer al resto de los militantes que se muestran aún huraños, no tendría que ser tan difícil si pone en la mesa de la discusión la necesidad de que los miembros del partido lleguen unidos a la elección venidera para volver a la ganar la Presidencia y la gubernatura de Tabasco.
Si la elección de la dirigencia estatal no fue tersa, Tey tendría que ir generando condiciones para que la inevitable selección de los candidatos a legisladores, diputados, senadores y alcaldes, resulte exitosa, dando por descontando que el grupo de Javier tendrá que poner su parte.
Hace bien Tey Mollinedo en reconocer la experiencia y capacidad de Raúl Ojeda Zubieta en su condición de presidente del Consejo Político de Morena en Tabasco, porque le será de gran ayuda para darle claridad, que no línea, a su desempeño y decisiones.
Aunque relativamente joven, la nueva dirigente del partido ha forjado su propia trayectoria política y no es fortuito que hoy, después de ser alcaldesa de Teapa, asuma el liderazgo de Morena. Y, ciertamente, su futuro político dependerá de sus resultados.
Los políticos profesionales lo saben: lo difícil no es llegar, sino mantenerse.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s