Desde la Cámara de Diputados, empuja Manuel Rodríguez proyecto para convertir a Tabasco en polo agroindustrial

Redacción/

Villahermosa, Tab.- Desde la Cámara de Diputados federal, empujaremos –con gestiones y presupuesto– el nuevo proyecto Bajo Usumacinta, que busca hacer del sur-sureste un polo de desarrollo agroindustrial en beneficio de productores de Tabasco, Chiapas y Campeche afirmó aquí el presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez González.

El diputado federal por Tabasco formó parte este miércoles de un grupo de legisladores del Congreso de la Unión que se reunió con el gobernador Carlos Manuel Merino Campos, con la finalidad de generar sinergias que ayuden a sacar adelante esta iniciativa, cuyo objetivo es aprovechar el potencial productivo de alrededor de 250 mil hectáreas en la región.

La comitiva legislativa estuvo encabezada por los presidentes de las comisiones de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, así como de Asuntos de la Frontera Sur, Ismael Brito Mazariegos.

Manuel Rodríguez valoró los alcances de este proyecto que “significa seguir el espíritu de lo que ha hablado el presidente de la República, que es fortalecer y desarrollar al Sureste del país, con el que la Nación aún tiene una deuda histórica”.

Aseguró que además de ser un detonador del desarrollo del Sureste, el mecanismo está llamado a ser una alternativa de bienestar económico, así como un detonante del empleo y la autosuficiencia alimentaria.

‘No se trata de tener áreas cultivables solamente sino hectáreas más productivas; el proyecto es de largo plazo, está pensado a desarrollarse de aquí al año 2030, pero lo principal es que vendría a resolver un problema de abasto nacional en varios aspectos de la producción que México necesita’, recalcó.

A su vez, el diputado Rubén Muñoz explicó que el plan de desarrollo agroindustrial tiene como propósito detonar las actividades del campo, a partir del aprovechamiento del agua, de la que Tabasco tiene en abundancia.

«Este es un proyecto en el que no se requiere hacer una gran obra de infraestructura, es aprovechar la situación orográfica que tiene el Bajo Usumacinta, son obras de aprovechamiento hidráulico por desniveles, es un proyecto que tiene un principio de sustentabilidad donde lo que se quiere es respetar el medio ambiente”, refirió el legislador de Baja California Sur.

Muñoz Álvarez añadió que al mismo tiempo se pretende potenciar la producción de arroz e incorporar la posibilidad de impulsar la siembra de palma productora de aceite comestible, actividad en la que México tiene la necesidad de importar 2.4 millones de litros al año, y donde Tabasco tiene el potencial para ser el líder productor de aceite.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s