# Columna Al rescate de la economía local

Víctor Ulín/ Sin Remitente/

En contraste con otros que desaparecieron del escenario, el PRI en el país con Alejandro Moreno Cárdenas, y en Tabasco con Dagoberto Lara Sedas, asumió desde el inicio un comportamiento responsable frente a la pandemia del Coronavirus, apoyando decisiones del gobierno federal y estatal, respectivamente, sin dejar de señalar deficiencias y proponer acciones tendientes para enfrentar la crisis sanitaria y económica.

En Tabasco, como sostuvo recientemente el dirigente de los priistas, Dagoberto Lara Sedas, la velocidad de la crisis que se siente ya es más rápida que el actuar del gobierno y, en consecuencia, “tenemos que pensar y actuar primero para apoyar a la gente”.

“No vemos políticas públicas claras y eficaces para el apoyo de las economías locales”, dijo, como también en su oportunidad reconoció el decreto del gobernador Adán Augusto para, entre otras cosas, el cierre de establecimiento para contener al virus.

Para el líder de los priistas, sin embargo, la “unidad y solidaridad de los tabasqueños son necesarias para salir adelante, pero necesitamos el acompañamiento del gobierno”.

En ese propósito, será necesario igual, como propone el PRI, proyectar ya políticas públicas para evitar una crisis económica de pronóstico reservado, derivado de la parálisis que está viviendo el país y que, en Tabasco, tarde o temprano, será una realidad.

Para entonces, habrá que estar listo para atender y resolver la sentida demanda de los empresarios locales que hacen todo lo posible por mantenerse en pie y sostener a su personal.

En tanto llegan las acciones, a la población tabasqueña hay que convocarla para que consuma productos locales y apoye decididamente a las pequeñas y medianas empresas que siguen operando, como es el caso de los abarrotes, por ejemplo, o de fondas y restaurantes, e incluso de locatarios del mercado que ofrecen servicios a domicilio.

Quédate en casa

No nos cansaremos de llamar a la gente para que atienda a las autoridades sanitarias y no salgan de sus casas, a menos que sea para comprar alimentos, al banco o farmacias. Quedándonos en casa, ayudamos a cortar la cadena de contagios y, al mismo tiempo, a los médicos y enfermeras que son los que estarán atendiendo a los cientos de pacientes que empezarán a llegar a los hospitales públicos y privados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s