El “moche” sigue

Víctor Ulín/ Sin Remitente/ Foto: Xevt/

Si un alcalde pide el diezmo o una parte del dinero para otorgar obras a constructores, es un corrupto, se consume o no el acto cuestionado.

Y cuando se pensaba que por fin terminaría la época del “moche”, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción ( CMIC), delegación Tabasco, Sergio Coll Montalvo, nos recordó que seguimos viviendo en el país donde la corrupción y la impunidad siguen siendo pan nuestro de cada día.

La denuncia pública del líder constructor tabasqueño en contra de cuatro alcaldes, de 17, de los que omitió nombres y militancia partidista, pero que amagó con documentarse para ofrecer una conferencia de prensa y exhibirlos, no debería sorprendernos.

Desde Octubre del 2018 que tomaron posesión, la mayoría de los alcaldes se desentendieron del llamado del Presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Adán Augusto López Hernández para desterrar las viejas prácticas corruptas que institucionalizaron los priistas y perredistas y la necesidad de marcar diferencia para que los ciudadanos se convencieran de que había valido la pena votar por Morena.
Contados son los alcaldes de Morena que se han comprometido al cien por ciento con la Cuarta Transformación y han hecho del combate a la corrupción e impunidad su premisa.

Las alcaldesas de Cunduacán y Teapa, por ejemplo, Nidia Naranjo Cobián y Tey Mollinedo, son dos ejemplos claros de que sus escándalos han sido más sonados que el trabajo al frente de sus gobiernos.

Así que la denuncia del dirigente de la CMIC viene a confirmar que los alcaldes, cuatro hasta ahora, siguen con las viejas prácticas de corrupción en el otorgamiento de obras, como si nada hubiese pasado el 1 de julio del año pasado.

La denuncia, como ya le pidieron el secretario de gobierno, Marco Rosendo Medina Filigrana, y la líderesa del Congreso, Betty Milland, debe traducirse necesariamente en una acusación formal del dirigente constructor ante las autoridades so pena de quedar muy mal parado por hablar, como muchos, y actuar como pocos.

Es tiempo de ponerles nombres y partido a los alcaldes que siguen manchando la Cuarta Transformación y que merecen ser llamados a cuentas y sancionados ejemplarmente. De lo contrario, no habrá que esperar que las cosas cambien. Solo la misma simulación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s