Archivo de la categoría: Sin Remitente

Reconciliación con el madracismo

Víctor Ulín/ Sin Remitente/

Aunque a más de uno le sorprendió, la reconciliación del presidente Andrés Manuel López Obrador, líder moral de MORENA, con el madracismo, debe explicarse como su compromiso de dejar a tras el pasado con sus diferencias y confrontaciones políticas con quienes fueron sus adversarios.
Ese 4 de junio en su conferencia mañanera, con su reconocimiento público al político Carlos Alberto Madrazo Becerra, el presidente tabasqueño finalizó también una etapa de añeja confrontación que había venido ocurriendo en detrimento del desarrollo de Tabasco.
S

expresión hacia el también político tabasqueño madracista no fue, seguramente, fortuita ni en solitario, sino que debió partir de una reflexión colectiva, profunda y responsable entre los liderazgos de Morena, por las implicaciones que el solo reconocimiento público al madracismo provocaría entre quienes todavía no olvidan viejas rencillas.

El propio gobernador Adán Augusto López ratificó con su asistencia al aniversario luctuoso de Carlos Alberto Madrazo el gesto de reconciliación que muy temprano había hecho el presidente, y aportó su capital político y voluntad para terminar con una época de confrontación estéril.
I

lo revelaría más tarde: el presidente le pidió que en su nombre saludara al ex gobernador Roberto Madrazo Pintado, y a su familia.

La militancia de Morena, integrada por hombres de izquierda y de ex priístas y perredistas, no procesaron de momento la reconciliación con el madracismo en el país y en Tabasco, en particular con el ex gobernador Roberto Madrazo Pintado, y sus seguidores.
Pero hoy, a la distancia y en frío, entienden – o deberían hacerlo- que la reconciliación con el madracismo trasciende las coyunturas políticas para proyectarse en un futuro inmediato para, entre otras cosas, las alianzas electorales que vienen, como recién ocurrió en Puebla, y que podría replicarse en Tabasco.

En Tabasco, hoy el Partido Verde Ecologista (PVEM) que lideró Federico Madrazo Rojas, actual consejero estatal, representa un activo político importante, por encima del PRD, PAN y PT, para los procesos electorales, pero principalmente para contribuir a la gobernanza desde el Congreso del Estado y de la misma administración de Adán Augusto López Hernández como ya lo ha demostrado con su respaldo el dirigente Miguel Vélez Mier y Concha.

En esencia, pues, el PVEM de Tabasco simboliza a un madracismo en acción que ha venido, se quiera o no, acrecentándose y ganando a votos presidencias municipales y diputaciones. Y para Morena, no lo descarte, podría ser su mejor aliado en 2021 y 2024.

Anuncios

Boicot de CFE al “Adiós a tu deuda”

Víctor Ulín/Sin Remitente

La resistencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que encabeza Manuel Bartlett Díaz a cumplir el Acuerdo “Adiós a tu deuda” que logró el mandatario Adán Augusto López Hernández, podría explicarse si el gobierno en turno fuese del PRI, del PAN o del PRD.

Desde el anuncio hasta su entrada en vigor, el acuerdo que implica el borrón y cuenta nueva para más de 500 mil tabasqueños y la tarifa 1F, la más barata del país, ha sido sistemáticamente boicoteada por la CFE que parece empeñada en dejar mal al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador.

Como fue evidente el pasado lunes 10 de mayo después de aplazarse el comienzo del acuerdo, los ciudadanos que acudieron a las oficinas se encontraron con cobros que no le fueron informados a tiempo que le harían y con una tarifa que no es la que se negoció.
En los hechos, la CFE de Manuel Bartlett parece desentendida de los acuerdos que signaron en un primer momento sus funcionarios con el gobierno estatal, y de paso exhibe una ineficiente política de comunicación interna y ya no digamos social en la que simplemente no hay ni cómo ayudarlos.

¿Cómo es posible que todavía funcionarios de la CFE que son los que atienden a la gente no tengan la mínima información sobre los alcances del Acuerdo Adiós y a tu Deuda y su ignorancia ponga en riesgo un compromiso histórico que el mismo presidente y gobernador han hecho con los tabasqueños para hacerle justicia ante los excesos de la dependencia en los cobros y en la tarifa eléctrica?
Resulta por demás inexplicable que cuando la CFE y su director Manuel Bartlett, parte de la Cuarta Transformación de Morena en el gobierno, deberían ser los primeros en estar atentos al cumplimiento, sean los que más interesados están en boicotear un acuerdo largamente anhelado por los tabasqueños.

Hasta cuándo, pues, vendrá ese manotazo presidencial que de una vez por todas ponga en su lugar a quienes hoy mandan en la CFE y están maltratando y burlándose de Tabasco.

De Campeche al liderazgo del PRI

Víctor Ulín/ Sin Remitente/

La ruta trazada es clara para Alejandro Moreno Cárdenas: del liderazgo de la gubernatura de Campeche al del PRI nacional en agosto próximo, cuando la militancia lo elija como su dirigente.
Como pocos dentro de su partido, el gobernador de Campeche posee un capital político y social que le urge al PRI para, finalmente, recuperarse poco a poco y estar en condiciones para dar la batalla electoral en 2021 y perfilarse para la del 2024, con un trabajo de fondo y forma, y estructuras sólidas.

Sus logros como gobernador de Campeche lo respaldan y acreditan para encabezar el rescate de su partido a partir de que pida licencia para registrarse como candidato a la dirigencia, con otra mística y liderazgo: hizo de su estado, un estado moderno, con una serie de obras de amplio impacto social y económico como el Puente de la Unidad que este lunes inaugurará y que se suma a otras tantas.

Para el gobierno de Alejandro Moreno Cárdenas “crecer en grande” fue una premisa que trascendió con hechos y es un estilo de gobierno y vida que tradujo en obras magnas a lo largo de casi cuatro años desde que recibió la confianza de la gente para que Campeche asumiera el liderazgo del Sureste y sea, por mucho hoy, el estado más seguro del país, ejemplo para el resto de las entidades.

En efecto, lo mejor que le puede pasar al PRI es que Alejandro Moreno Cárdenas, un político profesional, con probada capacidad, conciliador y plural tome su liderazgo a partir de agosto que sea electo por los 6.5 millones de militantes que integran el padrón, y empiece a recuperar el espíritu e identidad de un partido que se ha alejado de las bases y de las demandas ciudadanas.

El modelo de liderazgo en Campeche, con un gobierno que Alejandro Moreno puso al servicio de la gente, con un ejercicio  transparente de los recursos q público que le fue reconocido por la misma Auditoría Superior de la Federación, sin duda puede replicarse, en grande, desde el PRI nacional, para acercarlo y hacer que sea otra vez altamente competitivo.

Con Alejandro Moreno Cárdenas, el PRI encontrará el liderazgo que le hace falta para, huelga decirlo, “crecer en grande”. Y los priistas, que quieren a su partido lo saben y están listos para hacerlo su líder nacional.

Su legadol en Campeche, como bien lo dijo, está a la vista de todos. Ahora, va por el PRI y también está listo para seguir haciendo historia.

Bartlett, enemigo de Tabasco

Sin Remitente/

Víctor Ulín/

No hay ya duda de que el salinista y actual titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Manuel Bartlett Díaz, es el principal enemigo de Tabasco, por su sistemática oposición a concretar el borrón y cuenta nueva y la nueva tarifa de energía eléctrica.

Esta vez, cuando miles de ciudadanos tabasqueños acudieron para firmar el nuevo convenio, los funcionarios de la CFE alegaron la falta de la firma del director general en el acuerdo signado ya por el gobierno estatal, y otros hasta dijeron desconocerlo.

Desde el principio que se empezó a plantear la posibilidad del borrón y cuenta nueva, y una nueva tarifa, el titular de la CFE ha mostrado resistencia para concretarlo, primero aplazando encuentros con el mismo gobernador Adán Augusto López Hernández y luego desentendiéndose del tema deliberadamente.

Lo extraño, es que hasta la fecha el funcionario federal no haya sido convenido y esté tomando decisiones unilaterales que hacen dejar mal al presidente y de paso al gobierno estatal que a través del titular de la Secretaría de Energía, José Antonio de la Vega Admitía, ha procurado explicar lo ocurrido para contener la inconformidad ciudadana que este lunes se aglomeró en las oficinas de la CFE.

¿Cuál es el afán del todavía Director de la CFE de afectar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y al de Adán Augusto López Hernández, al poner trabas al Acuerdo conocido en Tabasco como “Adiós a tu deuda” y que implica condonar el adeudo que más de 500 mil tabasqueños tienen con la Comisión y otorgar al Estado la tarifa 1F, la más barata del país?

El gobierno federal y estatal, es un hecho, cumplirán el Acuerdo, pero es una grosería que el ex secretario de Gobernación de Miguel de la Madrid, Manuel Bartlett Díaz, intenté sabotear el borrón y cuenta nueva y la nueva tarifa de energía eléctrica para Tabasco.
Al parecer, el ex priista sigue manteniendo su vocación de echar abajo todo, como lo hizo en el 88 cuando tumbó el sistema para imponer a Carlos Salinas de Gortari, el presidente que privatizó México.

Regidores vividores, ¡ya no más!

Víctor Ulín/ Sin Remitente

Aunque se encuentra en análisis, es prácticamente un hecho que los diputados de Morena, con su mayoría en el Congreso de Tabasco, aprobarán la reducción de 14 a 5 regidores en los 17 Ayuntamientos como lo propuso el gobernador Adán Augusto López Hernández.
Así que en el 2021, en las elecciones intermedias, los Cabildos dejarán de ser obesos y onerosos para el gobierno municipal.
La reducción de los regidores le viene bien a una democracia que nos cuesta mucho a los tabasqueños con 14 regidores que no hacen nada sobresaliente durante casi tres años, pero que cobran religiosamente un salario que no desquitan ni tampoco merecen.
Ahora los partidos tendrán pocos espacios para “regalar” posiciones a personajes que injustamente desplazaban a militantes que por méritos propios deberían ser promovidos para integrar los cabildos.
Tener solo 5 regidores representará un ahorro de hasta 116 millones de pesos al pasar, en total, de 220 a 85, sin que necesariamente se le reste representatividad a los ciudadanos que las más de las veces son defraudados por sus regidores que acaban a las órdenes del alcalde o vendiéndose al mejor postor para aprobar o no decisiones o acciones municipales, o para avalar cuestionadas cuentas públicas.
En la mira del Ejecutivo están también los diputados, con la propuesta que ya prepara para reducir su número e impedir que lleguen al Congreso del Estado personajes que solo dan vergüenza o, en su caso, solo buscan impunidad o protección para quienes lo promueven al cargo.

Gaudiano, ¿la mano que mece la cuna?

Sin Remitente/

Víctor Ulín
Fue el vocero del municipio de Centro, Juan Carlos Castillejos, el primero que reveló que detrás de las protestas y amenazas de marchas contra el alcalde Evaristo Hernández estaba Gerardo Gaudiano, ávido de atención después de su derrota del 1 de julio del 2018.

La respuesta beligerante de Roberto Romero del Valle, ex secretario del Ayuntamiento, confirmó la tesis de que, en efecto, el ex alcalde es la mano que mece la cuna también en la organización de la próxima marcha del domingo 2 de junio ya sin motivo porque el ex edil Evaristo Hernández decidió no poner a la venta el terreno sede del Ayuntamiento de Centro y descartar la posibilidad de concesionar el servicio de agua potable en atención al llamado presidencial, a sugerencia del gobernador y a la petición de ciudadanos.

Al parecer, Gerardo Gaudiano Rovirosa estaría esperando el momento adecuado para reaparecer como un crítico del gobierno municipal y de paso del estatal, en tanto su avanzada intenta desestabilizar también incluso al gobierno de Adán Augusto López Hernández y en particular a funcionarios que considera sus adversarios naturales.

El ex edil fracasó en su estrategia de confrontar al alcalde Evaristo Hernández y al doctor Fernando Mayans Canabal, pues a tiempo fue descubierta la campaña con la proliferación de audios manipulados y videos anónimos que tienen el sello de su campaña electoral.

De hecho, los ataques en las redes al ex coordinador electoral de Morena en Centro, Jorge Bracamontes, por su intervención en el tema de la venta del Ayuntamiento y la privatización del agua quedó también al descubierto.
Por supuesto que Gerardo Gaudiano tiene todo el derecho de regresar a la política y buscar surgir de las cenizas como el ave fénix rumbo al 2021, pero la manera que le están sugiriendo sus estrategas, por lo pronto, ya fracasó y, por el contrario, lo ha puesto en la mira. Aún no reaparece públicamente, y ya abrió varios frentes en su contra.

Arturo Núñez no pisará la cárcel

Víctor Ulín/ Sin Remitente/

En poco menos de siete meses para que finalice el año, los legisladores locales, con mayoría morenista, deberán votar la cuenta pública 2018 del ex gobernador y decidir si la reprueban o no.

El ÓrganoSuperior de Fiscalización (OSFE) que preside Alejandro Álvarez informó la semana pasada que había interpuesto varias denuncias penales por peculado y desvío de recursos, entre ellas contra un ex funcionario del gobierno estatal, correspondiente a la revisión de la cuenta pública del 2018, pero que no podía revelar los nombres de los inculpados por la secrecía de las investigaciones.

En los hechos, aunque fuese reprobada su cuenta pública, es difícil que el destino de Arturo Núñez sea la cárcel, no porque vaya a ser inocente, sino porque deberá probársele que hizo un manejo incorrecto del presupuesto.

La tarea de detectar y documentar el cúmulo de presuntas irregularidades es algo que le compete al OSFE para que los diputados, con el mayor número de evidencias, puedan reprobarle la cuenta y buscar fincarle alguna responsabilidada al ex gobernador como es el clamor generalizado de tabasqueños.

Por lo menos hasta hoy, el OSFE no cita ninguna acción contra el ex gobernador, sino contra alguno de sus colaboradores.

Con el ex titular de Finanzas y Planeación, Amet Ramos Troconis, fuera de todo proceso legal por razones conocidas, el OSFE tiene la responsabilidad de deslindar finamente las responsabilidades y procurar documentar una denuncia que pudiera implicar al que tomaba las decisiones más importantes en el ejercicio del poder público.

Una eventual exoneración -deliberada o no- del ex gobernador sería vista como un triunfo más de la corrupción e impunidad, y el descrédito sobre el OSFE y los diputados sería mucho mayor, y sus consecuencias llegarían a la elección del 2021 y 2024.

Ahora que si más de un ex funcionario pisara la cárcel como adelantó en declaraciones el titular del OSFE, quizá se amaine un poco la justa exigencia de que Arturo Núñez en lo particular pague por el desastre financiero y gubernamental en el que dejó al Estado.

Pero a decir verdad, luego de la liberación de los granieristas, los tabasqueños refrendaron su desconfianza en las instituciones y en la ley. Así que tampoco esperan gran cosa en el caso del propio ex gobernador Arturo Núñez y sus funcionarios, hoy en la mira del OSFE.

Lo extraordinario y novedoso en el asunto sería que sucediera todo lo contrario a lo que los tabasqueños esperan.