Archivo de la categoría: Sin categoría

El Sol Sobre los Ojos

No importa cómo se llame la ciudad en la que se esté, se está siempre en la tierra natal.

Juan José Saer/

Audomaro Hidalgo/

Es innegable que la versión oficial de la historia de nuestro país ha sido vista y construida siempre desde un punto de vista centralista, dejando en segundo término, o a veces de plano omitiéndolas, otras realidades históricas no reconocidas por los discursos del poder, por los lugares desde los cuales se enuncian estos discursos: la política, los medios de comunicación masiva, los organismos culturales, la Academia, etc. Ahora mismo imagino un mapa de la república mexicana. Imagino que ese mapa no tiene divisiones políticas ni geográficas, tan solo veo los contornos que dibujan el territorio nacional. Imagino que debo definir algunas zonas coloreándolas: el sur tendría que ser verde y azul, el norte amarillo, café y naranja y la parte central gris y blanca. La lectura reciente de El sol sobre los ojos. Conversaciones sobre el norte literario y Norte. Una antología me hizo concebir este fugaz mapa cromático.

Ambos libros han sido comentados por Eduardo Antonio Parra (Guanajuato, 1965). El primero reúne cinco ensayos sobre la vida y la obra de escritores nacidos en el norte del país: Jesús Gardea, Carlos Montemayor, Rogelio Treviño, Martin Luis Guzmán y José Fuentes Mares; el segundo es una selección de cuentos hecha por el propio Eduardo Antonio de autores que van desde Alfonso Reyes, Julio Torri, José Revueltas, Edmundo Valadés, Nellie Campobello e Inés Arredondo, pasando por Daniel Sada, David Toscana, Federico Campbell y Elmer Mendoza hasta desembocar en narradores como Cristina Rivera Garza, Julián Herbert, César Sil, César Silva Márquez, Juan José Rodríguez y Luis Felipe Lomelí por mencionar a algunos. Es innegable que en toda antología nunca se estará de acuerdo con la selección, porque elegir también significa eliminar, y en este Norte hay un irreparable hueco casi del tamaño del desierto de Sonora, porque no figura una escritora que será central en la literatura mexicana: Claudia Reina. Nacida en Nogales, Reina ha publicado el libro de cuentos Paranoias y las novelas Esto no es una pipa, La visita del señor Morhl y próximamente El mejor de los universos posibles, que editará Ficticia. En el caso de Claudia Reina estamos ante una narradora capaz de lograr lo que pocos escritores de ficción: atrapar desde el inicio y no querer dejar de leerla: lúcida y lúdica. La visita del señor Morhl es una novela escrita con madurez y agudeza, llena de un humor desbordado y de pasajes memorables (la escena del enano en el autobús, la golpiza en el bar “La salamandra”, etc.). Claudia Reina sabe reírse del entorno pero sobre todo no teme desmontar y burlarse de la literatura misma, aunque al inicio, y quizá por eso mismo, Daniel Molina, ese joven personaje tragicómico, confiesa casi como avergonzado y pidiendo disculpas: “Supongo que no soy la única persona a la que la literatura le ha arruinado la vida”. El tema central del libro, más que el regreso del Distrito Federal a Hermosillo, en una búsqueda desesperada por encontrar al padre, es el de la escisión de la conciencia, las grietas de la mente. Este es también el tema (y acaso lo sea ya de toda su literatura) de su primera novela, Esto no es una pipa.

Los cinco ensayos reunidos en El sol sobre los ojos abordan diversos aspectos sobre escritores nacidos en Chihuahua. El primero de ellos, “Jesús Gardea: la palabra y sus mundos”, escrito por Liliana Pedroza, es un texto que comienza y termina siendo emotivo gracias a un recuerdo de infancia que se confunde con el paisaje mismo, una imagen recurrente detenida en la memoria, pero lo singular de este hecho no es la rememoración en sí misma, sino el hecho de que “en ese recuerdo no hay sonidos”, memoria más visual que auditiva, propia de un escritor de ficción. Tan callada es la imagen que vuelve que se funde con el vasto desierto chihuahuense.  Pero lo más interesante del ensayo de Pedroza son los vínculos que encuentra entre la obra de Gardea y la de ciertas narradoras norteamericanas: McCullers, O´Connor y Welty, a partir de los rasgos psicológicos de los personajes que habitan estas historias. “A mi parecer, lo que permanece en el ambiente entre estos autores del sur de Estados Unidos y el norte de México es que esa rareza que se subraya es solamente la condición natural del hombre” apunta Liliana Pedroza. En el segundo ensayo, “Carlos Montemayor: la otra respiración”, el autor, Ramón Jerónimo Olvera, hace una interpretación derivada de La poética de la ensoñación para aplicarla de manera forzada a la obra de Montemayor: “Interpretar su poesía desde las ideas de Bachelard” como el mismo autor lo señala. Por momentos el texto se vuelve una galería de citas, hay apreciaciones de Olvera aparentemente críticas como: “La memoria para el poeta es terreno minado: el riesgo de explosión es inminente, por eso debe caminar cauto y alerta: un mal paso y estalla…” o “La relación que Montemayor establece con las palabras es de abierta claridad, no una claridad neutra, sino transparente…” o esta última, Montemayor “escribe desde el mítico origen, desde esa entraña que nos dicta cosas ilegibles”. Reneé Acosta es la autora del tercer ensayo, “El siconauta del Septentrión: Rogelio Treviño”. La obra de Treviño es prácticamente desconocida fuera de Chihuahua. Como se nos informa en el ensayo, este poeta siempre vivió, creció, bebió, amó y murió en su estado, todo lo contrario a los otros cuatro escritores comentados en el libro, que en su momento decidieron abandonar su ciudad para radicar en la capital, cuyas obras tienen cierta resonancia en la literatura mexicana. Renée Acosta acierta a dibujar el retrato muy romántico tal vez de Treviño, pero es lástima que la autora se haya dejado llevar más por la emoción que por darnos a conocer una mirada más general de la obra de este autor y sobretodo de Septentrión. Las siete estrellas de la Osa Menor, “primer poema épico que se escribe para Chihuahua”. Sea o no el “primer poema épico” (¿es también el primero que se escribe en México?) nos habría gustado saber más de las igualdades pero sobre todo de las diferencias que Acosta señala de paso entre Septentrión y Hikurí, poemario de José Vicente Anaya, poeta nacido también en Chihuahua. El cuarto texto es de Fernando Hernández González y se titula “Martín Luis Guzmán alias “Silvio” o “Estrella de oriente”. Una existencia atélica en el Ateneo de la Juventud”. Es este el ensayo más logrado, por la clara exposición de sus ideas, por la lectura asimilada y atenta que demuestra de la obra del autor de La sombra del caudillo, especialmente de La querella de México y A orillas del Hudson y sobre todo porque nos muestra el drama interno de una personalidad errática y acaso timorata como la de Martin Luis Guzmán. Sin reclamar derecho de arraigo para su sujeto de análisis, Hernández González no deja cabo suelto y nos lleva desde la dudosa y “problemática” pertenencia de Guzmán al Ateneo de la Juventud, la permanente atracción que suscitaba en Reyes y Torri, sus constantes desapariciones hasta su destacada aparición como ensayista, aunque después se decantaría por la narrativa y publicaría las dos novelas por las cuales lo recordamos. A través de la mirada de Hernández González, Martin Luis Guzmán se nos revela como un ser complejo, dramático y profundamente mexicano. El último ensayo, “La imagen perdida del desierto: un acercamiento a la obra de José Fuentes Mares” de Javier Mariano Rubio, combina el fervor por la patria chica con la biografía de Fuentes Mares, la figura polémica del historiador con su trayectoria intelectual, la admiración  desbordada con la confidencia inefable: “encima de todo lo que ha significado la lectura del maestro Fuentes Mares, me renueva el orgullo de ser chihuahuense”, nos dice el autor. En suma, Fuentes Mares “es un chihuahuense imprescindible para comprender al México contemporáneo y para poder reconocernos en el tiempo y en el espacio”. Pero ¿cuál es la visión que esta obra nos presenta de nuestro país? ¿Qué fue México para José Fuentes Mares? Rubio no nos lo dice. Por último, quizá valga la pena señalar un dato. José Fuentes Mares publica México en la Hispanidad. Ensayo polémico sobre mi pueblo en 1949 y un año después, en 1950, Octavio Paz da a conocer El laberinto de la soledad. En el fondo, lo que este hecho nos revela es el debate y la reflexión insoslayable que existía en aquel tiempo sobre la identidad mexicana o el ser mexicano, que quedó plasmada en éstas y otras obras.

En El sol sobre los ojos, Eduardo Antonio Parra habla al pasar de “las características de la literatura del norte”. Pero es en el prólogo de Norte donde Parra nos dice cuáles son esas características que él considera propias de la literatura escrita en aquella zona del país: lenguaje, geografía, acción (entiéndase psicología y temperamento de los personajes), influencia de Estados Unidos, experimentación e internacionalización. Las tres últimas son cuestionables puesto que no son rasgos únicos de la llamada “narrativa de la frontera”. La influencia de los Estados Unidos existe en todo el país y se extiende a todos los ámbitos, incluido el arte y la literatura. En el caso de la experimentación: no es una condición exclusiva de la narrativa, ciertos poetas mexicanos del momento también la han puesto en práctica, algunos con mayor fortuna que otros.

Sin duda es pertinente seguir discutiendo la idea de las “literaturas regionales”, toda vez que la noción de “centro” desde hace muchos años ha desaparecido de nuestro horizonte y ha perdido su vigencia. El hecho de que el Distrito Federal haya pasado a ser un estado más, con su propia constitución y lo que ello implica, es un síntoma y una prueba de que el país ha perdido simbólicamente su centro, su punto neurálgico, aunque muchas de las decisiones que inciden en nuestra realidad se sigan tomando ahí.

Es innegable que el medio exterior incide en la percepción de todo artista, de cierta manera condiciona su creación. “Geografía es destino” dijo un escritor. Lo mismo pasa con el lenguaje: el español que se habla en el norte (“léxico y hábitat constituyen el pensamiento y el modo de ser norteños” dice Parra) no es el mismo que el del sur, al mismo tiempo estos dos “acentos” son muy distintos al uso lingüístico de la zona metropolitana y del resto del país. Pero todos estos modos de ser del habla se engloban en una misma realidad, más vasta y más rica: la realidad del lenguaje castellano.  Por esta razón, hablar de una “tradición regional” o de una “tradición del norte” que “nació entera, de una pieza, sin fisuras ni titubeos” trae consigo el supuesto de una “tradición del sur”, que existiría-y tal vez existe- si tomamos en cuenta las tres primeras características mencionadas por Parra. Es verdad, México es un país complejo y por esto mismo “es muchos países y cada uno de ellos cuenta con particularidades que lo distinguen de los demás”. Sí, es cierto, no existe una sola y única versión de México, ni en lo histórico ni mucho menos en lo literario a pesar de la visión profundamente etnocentrista con la cual han construido la imagen del país. Sea literatura del norte, del sur, del este o del oeste, lo importante es cómo habitamos esa “tierra natal”  que es nuestro rico y variado lenguaje.

 

 

 

Anuncios

A salvar la vista de tabasqueños

Redacción/

La Secretaría de Salud puso en marcha este lunes, en el Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez”, la Primera Jornada de Cirugía de Catarata, que comprende intervenciones quirúrgicas gratuitas para 150 personas, a fin de que recuperen la vista y su calidad de vida.

Durante la inauguración, el secretario Rafael Gerardo Arroyo Yabur señaló que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo existen 180 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales entre 40 y 45 millones son ciegas; pero además, se estima que debido al crecimiento demográfico y al envejecimiento, estas cifras se habrán duplicado para el 2020.

foto-2842-2-1
El secretario de Salud, Rafael Gerardo Arroyo Yabur, puso en marcha La Primera Jornada de Cirugía de Catarata en el Hospital Rovirosa.

En México, prosiguió, existen alrededor de 700 mil personas con discapacidad ocular, como ceguera o debilidad adquiridas por enfermedad, accidentes o de forma congénita; mientras que 50 por ciento de los casos de invidentes tienen como causa cataratas.

El galeno explicó que esta enfermedad consiste en que el cristalino (el lente del ojo) se nubla u opaca, afectando la visión, e indicó que ante los primeros síntomas se debe acudir de inmediato al oftalmólogo.

Respecto a la estrategia puesta en marcha, y que concluirá el 12 de noviembre, apuntó que los especialistas de este hospital, apoyados por un equipo faco-emulsificador, harán los procedimientos requeridos a los pacientes, contribuyendo así a combatir el rezago en esta materia.

Arroyo Yabur mencionó que la atención y tratamiento de este padecimiento, son cubiertas por el Seguro Popular, incluyendo el lente intraocular así como la graduación que va a necesitar el usuario; destacó además que el costo de estas cirugías oscila entre 25 mil y 30 mil pesos.

FORTALECEN SERVICIOS DE ALTA ESPECIALIDAD

En este contexto, el funcionario informó que como parte del programa de fortalecimiento de las unidades de salud, el Gobierno del Estado está adquiriendo equipo para los servicios de oftalmología y otorrino del Hospital Rovirosa, además que fue contratado un retinólogo, para dar una atención especializada en ese rubro.

 

Es un esfuerzo importante que hace el gobierno estatal, por ello hemos avanzado en la disminución del diferimiento de los servicios, y también en el fortalecimiento de los equipos propios, para cumplirle a la gente y demostrar que estamos arraigando el cambio a favor de los usuarios, concluyó.

 

Cabe señalar que en este evento se contó con la asistencia del subsecretario de Servicios de Salud, Julio Alonso Manzano Rosas, y del director del nosocomio sede de las Jornadas, Francisco Javier Gutiérrez Moreno.

Renuncia Jesús Alí al PRI

 

Víctor Ulín/ foto: Tabasco hoy/

No fue sorpresiva, pero sí esperada. La renuncia de Jesús Alí de la Torre al PRI llegaría tarde o temprano.  Y finalmente, como crónica, la anunció este lunes 24 de octubre del 2016, en una fecha que podría marcar su carrera política y la de su partido, el PRI, que veremos cómo frenará la desbandada de militantes que, como es lógico, seguirán a quien fuera su candidato al gobierno en el 2012.

En su renuncia difundida en redes sociales y en particular en un video en su Facebook, -un día después de que prácticamente se destapara en un evento el domingo-,  Jesús Alí de la Torre reflexiona sobre los recorridos que ha venido realizando en los municipios del Estado y plantea que va por un “Proyecto Ciudadano” que, se entiende, impulsaría su aspiración de ser otra vez candidato al gobierno.

“Los principios democráticos de los partidos están vulnerados, sus intereses cupulares no son los intereses de los ciudadanos (…) Entre el gobierno y el pueblo, estoy del lado del pueblo. Entre los partidos y los ciudadanos, escojo estar del lado de los ciudadanos (…) Con esa claridad, por congruencia y lealtad a Tabasco he renunciado hoy al Partido Revolucionario Institucional”, tuiteó por la mañana .

Para el PRI, sin duda, y en especial para la eventual candidata al gobierno, Georgina Trujillo, la salida de Jesús Alí le representará un alto costo político electoral que prácticamente los pone en la antesala de la derrota en 2018.

 

 

 

Bici Ruta y más deportes integran a familias en “Centro en Movimiento”

Redacción/

“Centro en Movimiento” continúa sumando a más familias que acuden todos los domingos a participar en las actividades deportivas y recreativas que desde el inicio de su administración estableció el presidente municipal, Gerardo Gaudiano Rovirosa.

bifa2

La Bici Ruta en Centro Movimiento ha resultado todo un éxito, principalmente porque ha propiciado no solo en la práctica de un deporte que resulta de mucho beneficio para la salud, sino sobre todo porque promueve la integración familiar, entre padres e hijos.

“La  Bici Ruta de  Centro En Movimiento es un espacio para que las familias se ejerciten y pasen una mañana de mucha convivencia”, ha destacado en su oportunidad el alcalde Gerardo Gaudiano.

bicifa3

De hecho, el pasado domingo 23 de octubre,  asociaciones e instituciones se sumaron organizando sus eventos en la Ruta de Centro En Movimiento. “¡Gracias por fomentar el deporte!”, les dijo el edil. “Con  Centro en Movimiento los ciudadanos cuentan con un espacio para ejercitarse deportivamente conservando una buena salud”, añadió.

bici

Núñez, sin “tapado”

Columna Carta Abierta/

Jorge Núñez/

Arturo Núñez, cuando vaya de salida, no dará ninguna señal y tampoco usará la maquinaria del PRD para decir quién va a ser el siguiente candidato a la gubernatura.

Al final de este sexenio perredista no habrá “destape”. Esta vez no se romperá ningún cordón umbilical… porque no habrá “tapado”.

Así lo dio a entender el gobernador al señalar que  en los nuevos tiempos democráticos no hay “tapados”.

Luego de la “cascada” de aspirantes perredistas que se han abierto al 18, entre ellos Juan Manuel Fócil, José Antonio de la Vega, Oscar Cantón, Fernando Mayans y Raúl Ojeda, Núñez puso las cartas sobre la mesa.

Para Núñez está muy claro que el tema de los “tapados” pertenece al viejo régimen del PRI.

Aunque se dijo respetuoso de los aspirantes perredistas, les exigió respetar la ley porque, en caso contrario, pueden ser sancionados y evitar su participación.

También les recordó la prohibición de desviar recursos públicos y el uso de su cargo con fines electorales.

Lo dicho por el gobernador retumbó en varias oficinas públicas, porque algunos de los soñadores se andan promoviendo como los “favoritos” indiscutibles del mandatario estatal.

La postura de Núñez es muy puntual: no usará su cargo para convertirse en el Gran Elector. Es decir, en el PRD no habrá un Gran Elegido.

Quienes han mostrado sus aspiraciones, y quienes aún no lo hacen abiertamente, como el caso del alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano, tienen las mismas posibilidades.

Esto es lo que sucede en un sistema gubernamental democrático: los aspirantes de cada uno de los partidos pueden anunciar abiertamente sus pretensiones.

Núñez, pues, se ha despojado, por anticipado, de la atribución unipersonal y todopoderosa de designar a su sucesor en el gobierno de Tabasco.

: MERECIDO

La apreciada artista Villahermosa Martín recibió, de manos del gobernador Núñez, la presea “Savia del Edén”, por sus muchos años de dedicación a la música y a la promoción cultural de Tabasco.

El homenaje se dio en la inauguración del X Festival Cultural CEIBA 2016 , que contó con la presencia de Gloria Navarro López, directora Técnica del Conaculta, y representante del titular de esa dependencia, Rafael Tovar y de Teresa.

También estuvo la directora del Instituto Estatal de Cultura, Gabriela Marí Vázquez y la admirada cantante Dora María, “La Chaparrita de Oro”.

Fue un merecido homenaje a quien ha tenido en el canto, en el apoyo a los jóvenes valores de la música tabasqueña y en la divulgación de nuestra tradición musical, algunos de sus principales aciertos.

 

: APOYOS

La presidenta del DIF de Tacotalpa, Ángeles Mosqueda Rodríguez, encabezó la entrega de beneficios de los sub programas BECATE y Fomento al Autoempleo del Servicio Estatal de Empleo.

Ante representantes de los municipios de Jalapa, Teapa y Macuspana, 225 personas recibieron tarjetas bancarias por 684 mil pesos.

También se dieron 28 cheques por más de 470 mil pesos para que los beneficiados puedan equipar sus negocios.

Extraña alianza MAD-Fócil

Columna Carta Abierta/

Jorge Núñez/

Los diputados locales Manuel Andrade Díaz, del PRI, y Juan Manuel Fócil Pérez, del PRD, han establecido una alianza política muy extraña que se presta, cómo no, a las más diversas conjeturas.

La cercanía entre ambos no es nueva. Muchos recuerdan la publicación de aquella foto, tomada a fines del año pasado, en la que ambos aparecen platicando muy a gusto en el restaurante gourmet de Liverpool de Plaza Altabrisa.

El caso es que aquel encuentro “casual” entre el priista y el perredista ha ido tomando la forma de una alianza muy extraña, que cuenta con la complicidad del dirigente estatal del Sol Azteca, Candelario Pérez Alvarado.

La reciente presencia de Andrade en la firma del convenio entre la Secretaría de Salud y la Fundación “La Esperanza de los Niños”, donde fue recibido con los brazos abiertos por Juan Manuel y Candelario, así lo confirma.

Es más, el exgobernador se “coló” hasta la primera fila, claro, ante la mirada de asombro de la plana mayor del perredismo, incluidos funcionarios y alcaldes.

No es todo. Un día después de ese acto, los dos coincidieron, oh sorpresa, en exigir la renuncia de los funcionarios que aspiran a un cargo de elección.

Andrade y Fócil dirigieron sus baterías hacia Pedro Jiménez León, titular de Sedafop; el alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano Rovirosa; Agustín Silva, secretario de Comunicaciones y Transportes, y José Antonio de la Vega Asmitia, presidente del Congreso local.

Todos estos, a excepción de Pedro Jiménez, que está en el partido Movimiento Ciudadano, son perredistas.

Las preguntas de rigor son: ¿por qué Fócil le abre las puertas del PRD al más recalcitrante crítico del gobierno de Arturo Núñez?, ¿por qué el dirigente perredista, Candelario Pérez, se presta a esta incongruencia?

Parece que Fócil, en su obcecación de ser candidato a la gubernatura, está jugando con fuego. Y lo que es peor, está subestimando la paciencia y la buena voluntad de la brava militancia perredista.

: SALE OTRO ASPIRANTE

El presidente de la Organización “Leandro Valle”, Luís May López, ha levantado la mano para ser considerado como aspirante a la dirigencia del PRI en Tabasco.

El expresidente del Icadep fue “destapado” por sus simpatizantes en un acto privado de su organización.

Con 33 años de militancia en el tricolor, Luís May ya compitió una vez por el Comité Directivo Estatal, cuando fue vencido por el entonces candidato de “línea”, Adrián Hernández Balboa.

: FIRME LO DE HOUSTON

La Embajada de Estados Unidos en México ha expresado al gobierno municipal de Centro su interés en dar continuidad a los acuerdos logrados, hace poco, en el viaje del alcalde Gerardo Gaudiano a esa ciudad.

La embajada del país del norte ha invitado a GG visitar la sede diplomática en la Ciudad de México.

GG busca que el gobierno de EEUU ayude a fortalecer los acuerdos que Villahermosa suscribió con Houston.

Hay importantes en la agenda, como establecer vuelos directos, apoyar a los artistas locales para vender sus obras en galerías de artes en Houston y facilitar los trámites y lugares para que alumnos de medicina de Tabasco hagan sus residencias en aquella ciudad.

 

 

Adiós, señor González de Alba

Columna Nom Serviam/ Foto: Revista Replicante/

Leopoldo Emmanuel Benítez Arias/

El sábado primero de octubre a altas horas de la noche me encontraba en mi cuenta de Facebook, enterándome de la vida de mis amigos, las publicaciones de los periódicos y las revistas, lo nuevo de alguna página web. De repente comenzaron a aparecer publicaciones de Luis González de Alba; debido al material que compartió se me ocurrió pensar que el señor andaba especialmente melancólico: fotografías de la isla de Poros, una foto de él muy joven, algunos versos, unas fotos de su gran amor…

En fin, no le di más importancia y me fui a dormir. Al día siguiente, alrededor de las seis de la tarde, cuando me encontraba revisando mi muro de Facebook, lo leí y me quedé helado por un momento. Me puse de pie, salí del estudio y fui hacia mi hermano que se encontraba viendo la televisión.

—Se murió Luis González de Alba —le dije.

No me creyó hasta que lo fue a cerciorar en mi laptop.

La primera vez que oí de Luis González de Alba habrá sido hace poco más de un año. Escuché su nombre en un podcast de Dispara Margot, Dispara. ¿Un crítico de las actuales marchas del 2 de octubre y que fue líder de aquél movimiento? Suena interesante. Me zambullí en Internet. Descubrí sus columnas en Milenio (La calle y Se descubrió que…), sus colaboraciones para Nexos y algunos pocos videos que se pueden ver en Youtube.

Era fascinante.

La dureza con la que atacaba lo políticamente correcto. Su agresiva oposición a Andrés Manuel López Obrador y la Izquierda demagógica. Su vasto conocimiento de la ciencia, la Historia y la cultura. Sí, muchas veces que lo leí, sus textos me parecieron incluso reveladores.

Me enteré de su injusta salida de la Jornada y su pleito con Carlos Monsiváis y Elena Poniatowska. Su defensa de los derechos de la comunidad LGBT. Su amor por Grecia y por Israel.

Me dispuse a conseguir algunos de sus libros, el primero, Cielo de invierno, lo encontré el último día de la Feria del Libro de la UJAT del 2015, en la sede Plaza de Armas; el segundo, Los días y los años, lo hallé —para mi sorpresa— en la División Académica de Educación y Artes de la UJAT, lo obtuve de un chavo que lleva libros en cajas para venderlos en la universidad; y el tercero que he comprado hasta el momento, El vino de los bravos y unos tequilas, lo conseguí en un bazar de libros en el parque central de la ciudad de Tlaxcala.

¿Qué puedo decir que no se haya dicho? Su prosa es excepcional, aún me falta leer sus poemas.

Luis González de Alba se convirtió casi instantáneamente en uno de los intelectuales mexicanos que más llegué admirar. Y no precisamente por su intelecto, sino por ser fiel a sí mismo, por decir lo que pensaba aunque le llovieran piedras en las redes sociales, por brindar una mirada más serena y despejada del movimiento de 1968.

No siempre estuve de acuerdo con sus ideas; pero nunca me perdía sus columnas en Milenio ni en Nexos desde que comencé a seguirlo. Un par de días después de darse a conocer su suicidio me doy cuenta que el Luis González de Alba de hace un año no era el mismo de los últimos meses. Todavía en el 2015 parecía estar en firme pie de guerra, férreo. En sus escritos más recientes se dejaba ver cierta melancolía, como una añoranza, algo de dolor. Quién sabe.

Lo comencé a leer muy tarde y se me fue muy pronto. Adiós, Sr. González de Alba.