Archivo de la categoría: Entrevista

‘La crisis tocó fondo, viene la recuperación’

Víctor Ulín – Tabasco HOY/


Para la elección del 2018, el presidente del Grupo Cruces, Sergio Cruces Galán desea que quien gane la gubernatura garantice la estabilidad social de Tabasco y desempeñe su papel “magistralmente”.

No advierte ningún “encontronazo social” que pudiese provocar un caos económico en la entidad.

Lo importante- afirma el empresario- es que quien sea electo responda a las expectativas de los tabasqueños. “Que como diría don Quijote: será un lujo ser vasallo cuando te gobierne un gran señor”.

“Ruego por eso. Que (quien gane) realmente esté comprometido, como buen paisano, con sus paisanos.

Que tenga muchas ganas de luchar por su estado y de hacer las cosas que posiblemente algún otro en el pasado no lo hizo”, reflexiona prudente, cuando se trata de política, en la entrevista que concedió en su oficina a Grupo Cantón.

¿Hasta dónde incide, anima, desanima o dinamiza al sector empresarial la elección que viene en el 2018? 

-Todos son gente muy estimada. Los futuros aspirantes. Se les estima bien. Son paisanos bien estimados. No siento que se pueda (generar) un caos (económico). Cada uno de el los tendrá su propio desempeño político. Tendrán su momento político. Y nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo. Cada quien va desempeñar su papel. Los políticos que luchen por sus candidaturas y yo por mis clientes.

Sí, más cuando habrá un candidato presidencial tabasqueño y cuando varios más en Tabasco han manifestado que buscarán la gubernatura en la elección del 2018.

-Son gente muy respetable. Buenos paisanos.

¿Esperarían que se presentara mucha rispidez entre los candidatos y partidos en el proceso electoral? 

-No percibo que pueda darse un encontronazo de tipo social. No lo percibo así.

¿Usted cree que quien llegue pudiera garantizarles estabilidad? 

-Ruego por eso. Ruego por eso. Que (quien gane) realmente esté comprometido, como buen paisano. Que tenga muchas ganas de luchar por su estado y de hacer las cosas que posiblemente algún otro en el pasado no lo hizo. Ojalá y ellos (los aspirantes) sean gente con ganas de ver, más allá de un presente, un futuro en el estado.

Ya Tabasco vivió la alternancia en el 2012.

– Así es. Se vivió la alternancia y no pasó nada (no hubo conflicto). ¿Qué puede pasar con otra alternancia? En absoluto, nada. Entonces, lo que ruega o pueda desear cualquier nativo que está en Tabasco, que se va quedar en Tabasco, que tiene sus reales puestos en Tabasco, que la persona que lo gobierne responda a las expectativas de los que estamos aquí en Tabasco.

¿Más allá de los colores? 

-Más allá de los colores. Olvídate de los colores. Lo que deseo es que la persona que sea nuestro Gobernador desempeñe su papel magistralmente. Y entonces, como bien lo dijo don Quijote: será un lujo ser vasallo, cuando te gobierne un gran señor.

Hemos trabajado divinamente. Ahorita con el señor Gerardo Gaudiano. Es una persona muy abierta, con ganas de apoyar. Y don Arturo Núñez, de la misma manera. Nunca he tenido o que nos pongan alguna traba para no permitirnos crecer. El crecimiento está de acuerdo con nuestras fuerzas. No hemos tenido ningún tropezón externo.

¿Se les han dado todas las facilidades? 

-Todas las facilidades.

¿Y han mantenido comunicación? 

Sí señor, y de respeto total.

¿Qué tanto les afecta en su actividad la inseguridad? 

-Creo yo que mucho tiene que ver el tema jurídico. Esta transición a los juicios orales. Siento yo que mucho ha tenido que ver con esa inseguridad. No me gustaría abundar porque desconozco mucho de la materia. No sé qué tanto es una percepción. No sé qué tanto es una realidad la inseguridad en Tabasco. Y no me gustaría dar opiniones cuando no tengo el conocimiento pleno.

Lo que está pasando, ¿sí los ha llevado a ustedes a ser más cuidadosos, a tener más seguridad? 

-Bueno, sí. Pero cuidadoso debe ser usted aquí en Tabasco y en París. Porque allá también le roban la cartera. Yo sí recomiendo ser cuidadoso. Tomar precauciones. Ya Villahermosa dejó de ser el pueblito de los años 50, 60 y 70, no digamos cosmopolita como un Nueva York, pero ya viene gente de toda la República.

¿Cómo está impactando en el sector automotriz que usted representa la crisis económica y petrolera de Tabasco? 

-Bueno, realmente la industria automotriz a nivel nacional ha crecido, pero nosotros nos hemos mantenido estáticos. No hemos crecido como en los estados del Bajío, donde han tenido un crecimiento de un 40 y un 30 por ciento; como en Guadalajara, donde se están instalando empresas de tecnología y que se le conoce como el Silicon Valley de México.

Guadalajara ha tenido un crecimiento de un 30 y 40 por ciento tan solo en 2016, en comparación con 2015. Es una cosa bestial. Lo mismo en un Querétaro, un Puebla. Increíble. Nosotros no hemos decrecido, pero no hemos crecido. Y no hemos decrecido en la magnitud de la crisis del estado, porque la industria automotriz ha tenido buenos desempeños a nivel nacional. Pero nos hemos quedado mirando como el chinito.

Muchas de las empresas que dejaron de trabajarle a Pemex y que cambiaron su residencia o que cerraron por la crisis petrolera, dejaron también de comprar automóviles. Eran fuentes de consumo muy importantes, además, generaban renta de casas, de oficinas, cuartos de hoteles, y ahorita esa situación está muy difícil. Ese segmento de hoteles, restaurantes, están sufriendo mucho. Pero sí hemos notado, espero en dios y no equivocarme, que el fondo fue tocado a finales del 2016 y principios del 2017. Ahí vamos saliendo. Salvo que un conocedor del sector energético lo contradiga.

¿Y esta crisis no los ha obligado al recorte de personal? 

-Hemos mantenido la plantilla laboral y siento que con nuestro personal hemos madurado bien y ahorita ahí vamos tratando de conservar todo esto.

Llama la atención que pese a la crisis económica se mantenga el consumo de autos. ¿Qué es lo que hace posible que la gente siga comprando? 

-Eso le llamaba mucha la atención hasta a mi papá. Me decía: y quién me va comprar coches, y compraban. El tema es que hay muy buenas facilidades de pago, eso juega un papel importantísimo. Es un negocio muy bien organizado y entre todos los que concurrimos le ponemos un poco. Y sale el negocio.

Porque la competencia es fuerte.

-Sí, muy fuerte. Y es un sálvese quien pueda. Es un negocio, como todos.

¿A qué los ha obligado? 

-A ser muy profesionales, a ofrecer buenas fuentes de financiamiento para los clientes, precios accesibles, buena atención, buen servicio, lo más que se pueda hacer. El negocio automotriz es muy sensible a la calidad con el que usted presta el servicio.

¿La reforma energética no la están viendo ustedes de manera concreta en Tabasco? 

-Pues mira, parece ser que ya hay unos chispazos de que se están generando movimientos de gente que se dedica a eso (a la actividad petrolera). Parece ser que ahí vamos con la reforma energética. Ojalá que si bien no dé frutos espectaculares, sí de frutos.

¿Tienen optimismo frente a lo que pueda ir dando la reforma energética en el mediano, largo plazo? 

-Sí. Creo que el fondo ya lo tocamos. Ahorita tiene que ir de manera ascendente. Creo que el fondo ya se tocó durante 2016 y principios de 2017. A finales del 2017 y en 2018 creo que ya no viviremos situaciones tan difíciles como en ese momento de transición.

Cuando habla de cómo los estados Del Bajío han sobresalido por apostarle a la industrialización, aquí se plantea el de recuperar la vocación agropecuaria, el campo… 

-Pues sí, claro. No digo yo que solo sean empresas y fabricantes (las que haya en Tabasco), sino que en un momento dado el recursos petrolero, la gran riqueza que tuvimos y tenemos en Tabasco todavía, -que tiende a cambiar y desaparecer-, como lo hacen en los países inteligentes, se invierta en el campo, en la agroindustria, en promover, en incentivar a las empresas que se instalan, que son detonadoras de fuentes de empleos y que generan efectos multiplicadores muy importantes. Una de ellas, de las que yo conozco, es la industria automotriz. Vea usted Puebla, con la Volkswagen, los efectos multiplicadores que genera y lo que es gracias a que se instaló la empresa.

¿Tabasco debe abrirse más y facilitar la inversión de las empresas extranjeras…? 

-Extranjeras y nacional. Inducirla, provocarla, subsidiarla de ser posible, para que sirva el recurso petrolero; y para que Tabasco, en un futuro, cuando el petróleo deje de ser importante como ahora, genere medios de subsistencia para las nuevas generaciones.

El empresario refiere que el problema del desarrollo económico de Tabasco no es un asunto de ahora, sino del pasado, cuando “estábamos embriagados con el recurso petrolero que se destinaba a sueldos y salarios, gastos de consumo, y nunca se pensó, desde la época de don Mario Trujillo, el ingeniero Leandro Rovirosa, de Enrique González Pedrero, y a la fecha, en prever que los precios del petróleo iban a caer o que habría coches eléctricos y se sustituiría el hidrocarburo, la gasolina y el diésel”.

“Si desde aquellos tiempos se hubiese pensado que los recursos petroleros en lugar de destinarse a gasto corriente se hubiesen invertido en incentivar a las empresas para que viniesen a Tabasco, ahorita no tuviéramos esa pesadilla que estamos viviendo”, considera.

Anuncios

Quiero la alcaldía de Huimanguillo y estoy lista para ganar: María Estela

Víctor Ulín/

La diputada local del PRD, María Estela de la Fuente Dagdug, asegura que está lista para contender por la candidatura y ganar la presidencia municipal de Huimanguillo en  2018.

No está en sus planes buscar, -adelanta- ninguna otra posición que no sea la de alcaldesa.

estela
La diputada local del PRD, María Estela de la Fuente Dagdug.

“Por supuesto que quiero la alcaldía de Huimanguillo”, acepta, pero puntualiza que mientras tanto será respetuosa de las leyes electorales y seguirá trabajando desde el Congreso del Estado y las comunidades de su municipio para continuar ayudando a las personas.

Destaca que por equidad de género, su partido deberá postular a una mujer en Huimanguillo.

“Y esto abre una posibilidad real, y más para quienes hemos venido haciendo una carrera política de trabajo, dando resultados, y ganando elecciones; mujeres competitivas que tenemos más claro el panorama y lo que debe hacerse para sacar adelante a nuestra gente”, pondera.

Sostiene que esperará los tiempos electorales para formalizar su aspiración y el método que su partido determine para la selección de los candidatos a cargos de elección popular.

“Estoy esperando los tiempos, las reglas del juego de mi partido, y tengo muy claro que el día 13 de noviembre inician las precampañas”, adelanta.

Destaca que está dispuesta a someterse al método que su partido decida, incluso al de la encuesta que suena como una propuesta que plantean algunos de sus compañeros.

“Estoy preparada esperando el método de mi partido para participar y ganar el proceso (…); yo me someto al método que mi partido decida; estamos preparados como equipo para ganar”, confía.

Durante la entrevista con Sin Remitente, la legisladora local afirma que independientemente de lo competido que pudiera estar la contienda en el 2018, “Huimanguillo, te puedo asegurar, que con María Estela de la Fuente el PRD refrendará el triunfo”, y agrega que sin duda también su partido ganará la gubernatura.

“Tengo un trabajo político y social de muchos años en Huimanguillo, y siempre he estado cerca de la gente, en contacto, ayudando, y no solo cuando he tenido un cargo”, puntualiza.

Conocedora de su municipio, considera que para los habitantes de Huimanguillo cuenta mucho lo que uno hace, principalmente en tiempos no electorales o cuando uno no tiene ningún cargo, y reconocen el apoyo que se les ha dado, sin ningún interés.

Reconoce que los alcaldes que han gobernado el municipio han aportado su granito de arena para lo que hoy es el municipio, “pero con María Estela de la Fuente vamos a recuperar la historia de la gente que ha servido con lealtad y honestidad a nuestro pueblo”.

“Necesitamos devolverle a la población la confianza en sus gobernantes y responder, con hechos, lo que esperan y reclaman con todo derecho de nosotros”, consideró.

En lo personal,  la diputada ponderó que tiene más de 20 años de su vida, -antes de entrar a la política incluso-, sirviendo desde diversas trincheras a las familias de Huimanguillo.

“Provengo de una familia honesta y trabajadora, y que sirvió de esta manera al pueblo de Huimanguillo”, afirma.

Cevichería Tabasco: llenando panzas y corazones…del otro lado del Grijalva

Entrevista/ Víctor Ulín/Sin Remitente/ Liberación/

Durante cuatro meses, en su modesto negocio de “Banquetes Caterine”, Lupita Vidal Aguilar solo vendió un servicio y fue para la boda de una amiga de su esposo Jesús David.

Con los 5 mil pesos de ganancia – y 2 mil ahorrados- se jugaron literalmente su última carta: vender tacos y tostadas de ceviche.

En aquéllos días en que pasaba horas con su pareja en la oficina de banquetes –recuerda Lupita- solo “nos mirábamos la cara” a la espera de que algún cliente atravesara la puerta.

Para distraerse, en la parte trasera de la oficina, Lupita cocinaba ceviches para comer con su  esposo. Ensayaba recetas sobre las tostadas como para confirmar su vocación (había estudiado gastronomía en el Instituto de Estudios Universitarios del 2007 al 2010).

No nació cerca del mar, pero su vínculo y amor por los ceviches le viene de sus visitas recurrentes a restaurantes y cocktelerías: su padre, don Rubén Darío Vidal, la llevaba a comer a cuanto lugar  de Villahermosa hubiera y desde entonces su gusto habría de definir su profesión de Chef y, más adelante, sin proponérselo, de empresaria.

Con los 7 mil pesos reunidos, después de bajar las cortinas del negocio de banquetes, llegó el dilema para los dos: juntar un poco más de dinero para partir a Panamá a buscar fortuna o, -a propuesta de Jesús-, habilitar lo que era una especie de galerón o garaje de una casa propiedad del padre de Lupita para vender las tostadas y tacos de ceviche.

Lupita y Chucho La Cevicheria Tabasco
Lupita Vidal y su esposo y socio Jesús David, los creadores de Cevichería Tabasco.

Ambos dejaron que decidieran sus corazonadas y eligieron los ceviches. Reunieron lo necesario para iniciar su segunda cruzada gastronómica: compraron algunas sillas de plásticos y reciclaron mesas -e incluso unas ollas de peltre- que hallaron en la bodega de un rancho de don Rubén.

En los detalles del naciente negocio, Lupita propuso bautizar el restaurante con el nombre de “Las Tostadas Cevicheras”, pero su esposo, fotógrafo profesional, le hizo una mejor, más práctica y pegajosa: “La Cevichería Tabasco”.  El logo sería un ancla, primero azul y luego blanca.

El domingo 23 de junio del 2013, día de la inauguración oficial de “La Cevichería Tabasco”, “Llenamos Panzas y Corazones”, las seis mesas de plásticos y sillas estaban ocupadas por amigos y familiares. Al fondo del local -que antes había sido la cocina del padre de Lupita y un salón de fiestas-, aguardaba la estufa de herrería con cuatro hornillas para preparar los ceviches.

El presente parecía alentador. Los 3 mil pesos de la venta del domingo inaugural presagiaban algo mejor.

Ocho días después, las mesas estaban vacías. En Lupita y su esposo había desánimo pero también coraje para no abandonar el negocio al que le habían puesto mucho corazón y rebeldía.

Al principio solo abrían los sábados y los domingos. Lupita cocinaba, su esposo atendía y su mamá, doña Sabrina Aguilar Rovirosa, cobraba.  Y así fuera solo la venta de una tostada de ceviches o un taco, Lupita y su esposo atendían al cliente con entusiasmo, esmero y atención debida.

-Era como agradecimiento atender a una persona que estuviera pagando por lo que yo cocinaba- refiere Lupita

Con la invitación  a la gente desde las redes sociales en las que han encontrado su mejor publicista, las seis mesas de La  Cevichería Tabasco volvieron a ocuparse por nuevos clientes que llegaban a probar, -ahora de martes a domingo-, y que como pregoneros medievales difundían la buena nueva de la gastronomía en un lugar en el que pocos hubieran pensado.

lu3

En seis meses, la suerte y la constancia de Lupita y su esposo habían decidido anclar en La Calle Chico  Che, #114, Colonia Gaviotas Norte, en Villahermosa.  Atrás, en alta mar, quedaron los días de las tormentas, los remolinos y resacas que atentaban su futuro.

 

***

Lupita sonríe todo el tiempo mientras responde las preguntas. Es franca: en su plan no estaba quedarse en Villahermosa ni mucho menos, a los 25 años de edad, convertirse en una emprendedora junto con su compañero de vida. Lo suyo sería trabajar en muchos lugares, viajar, conocer y aprender lo más posible el arte de la buena cocina.

Hizo un primer intento cuando egresó de la universidad: a los tres meses ya laboraba en Cancún. Estuvo en el Hotel Fiesta Americana Condesa, de la zona hotelera, en Cancún, y en el Zoetry Paraíso de la Bonita, en la Riviera Maya, Puerto Morelos, donde su acercamiento fue con la comida mexicana.

En su corta estancia de dos años, Lupita no se cansó de probar y de comparar el sabor de los mariscos y en particular de los ceviches que comía en Villahermosa. Jura que en Villahermosa nunca estuvo del todo a gusto de cómo los cocinaban. Y por eso ensayaba y ensayaba otros guisos desde la cocina improvisada de los fallidos banquetes.

Antes de regresar a la ciudad para titularse, a finales del 2013, había sido aprobada para ir a trabajar a Disney, en los Estados Unidos. Aplazó su decisión en lo que volvía, pero se fue diluyendo con los días.

Lupita2
Lupita Vidal, en la entrevista.

Ya en Tabasco Lupita logró titularse como licenciada en Gastronomía. Comenzó la búsqueda por un empleo que respondiera a sus expectativas. No tuvo mucha suerte. Era preferible regresar a Cancún y seguir creciendo a terminar en una cocina de cualquier hotel de Tabasco.

Pero reencontrarse con su entonces pretendiente Jesús David, y responderse la pregunta “qué voy hacer con mi vida”, fueron dos motivos que alargaron su permanencia en Tabasco y que, por las circunstancias, la llevaron a sentar sus reales y a emprender.

Entendió que no podía evadir el destino que desde muy pequeña conoció en la taquería de su padre, llamada “Los Hermanos Vidal” que aun mantiene sus puertas abiertas entre las esquinas de las calles Francisco Castillo y Pepe Bulnes, en el Centro de la Ciudad. Era el mundo que conocía y del que no podía salirse aunque hubiese querido.

Platicando con su novio, surgió la idea de ofrecer los servicios de “Banquetes Caterine”. A eso se habían dedicado también sus padres y no les había ido nada mal. Don Rubén les prestaría una pequeña oficina para comenzar y empezar a labrar su propio camino.

***

Por su título de profesión y reconocimiento público en cuatro años desde que “La Cevichería Tabasco” abrió sus puertas a todo público, sin distinciones ni exclusiones, Lupita, ahora con 29 años de edad, podría ser únicamente una reconocida Chef y pasarse el resto de sus días en la cocina o en la comodidad de su oficina, sin más actividades.

Rebelde e inconforme, pero propositiva en los hechos, es también una promotora cultural interesada en revalorar lo que define la identidad de los tabasqueños, y de rescatar los productos locales para incorporarlos a su cocina y, por supuesto, al guiso de los ceviches.

“Dijimos: si viene la gente por la comida, pues vamos hacer algo más y si estamos en la calle Chico Che, comenzamos a pensar en qué podíamos hacer”, refiere Lupita.

Comenzó predicando con el ejemplo en “La Cevichería Tabasco”. Ahora mismo en una de sus paredes hay un mural pintado por el artista plástico Andrés Pedrero que rescata el desaparecido desfile sobre el Grijalva de los 17 barcos de las embajadoras tabasqueñas, evento que era realizado como parte de las actividades de Prefería.

En la otra pared, a mano derecha de la entrada del restaurante, hay cuadros elaborados por el pintor Eduardo Alcántara, y sobresale, en azul y blanco, el poeta tabasqueño Carlos Pellicer Cámara; la cantante de Comalcalco, Laura León, “La Tesorito”, y el inolvidable hombre del Overol, “Chico Che”, que hizo época con su grupo “La Crisis”.

cevicheria6
En la pared, el poeta Carlos Pechicer y Chico Che amenizan a los comensales.

En ese afán de rescatar la cultura local, Lupita y su esposo maduraron y concretaron, asimismo, la idea de pintar el edificio “Multi 80” de las Gaviotas con la figura de Chico Che – Francisco José Hernández Mandujano, su nombre de pila- a manera  de homenaje, y en su alrededor escribir las canciones más populares que perduran en el imaginario, como aquella que le hizo a la colonia Las Gaviotas, o la famosa “Quién Pompó”.

Entusiasmados y decididos a colaborar en algo más, convocaron a representantes de la iniciativa, pequeños empresarios, para reunir dinero – de mil en mil-, comprar la pintura y pagar a los artistas del Colectivo “Brocha Gorda” -liderados por Moisés Miranda-. Y los vecinos dieron finalmente su anuencia para la obra. Hoy es un edificio emblemático de la colonia y una referencia obligada para llegar al restaurante.

CHICO FOTO OFICIAL DE LA CEVICHERIA
El mural de Chico Che, en los condominios Multi 80 de Gaviotas Norte, frente a la Cevichería.

Muy pronto, bajo el lema “Ciudad de Colores”, promoverán que sean pintados el resto de edificios del complejo Multi 80, con imágenes alusivas a la cultura popular de Tabasco.

“La Cevichería es como  un parte aguas. Vemos que ya otros restaurantes de la ciudad contratan artistas para realizar murales, y eso es padre, a mí no me enoja; al contrario, que padre, porque estamos generando empleos, y pues un restaurante es un modo de exposición;  y ya veo que hay más movimiento de resaltar el consumo local; al final alguien tenía que abrir camino y nos tocó a nosotros hacerlo”, cita Lupita.

“Estamos muy conectados con el arte”, confiesa, contenta. Y su conexión se extiende a la cocina. En la Cevichería Tabasco la mayoría de los productos que usa son tabasqueños.

A la “Guera” del mercado le compra las tortillas de maíz, a los campesinos las frutas de la región y es una defensora de las bebidas elaboradas con plantas locales, como el Matalí. “Es el agua de nosotros, lo que debemos presumir, y ahora la venden hasta en restaurantes gourmet”.

A los pescadores de la Ranchería Simón Sarlat, en Centro, les compran “El Pez Diablo”. Y La Cevichería Tabasco fue la primera en guisarlo y en incluirlo en su menú.

Confiaron en la propuesta del norteamericano investigador Micke Michell que venía experimentando el uso y aprovechamiento que se le podía dar al Pez Diablo, considerado una plaga, y decidieron probarlo en la cocina y elaborar con su  carne una hamburguesa con ingredientes locales. En vez de papa, va acompañada de malanga.

Ahora Lupita da clases de cómo guisar el Pez Diablo a los habitantes de Simón Sarlat para que lo aprovechen en los desayunos escolares para alimentar a sus hijos y se ayuden económicamente, y a estudiantes y profesores de la carrera de biología de la UJAT.  Fue invitada, incluso, a cocinarle el pez al embajador de México en Panamá, hasta donde viajó. Y tiempo después sus platillos los cocinó en el Riu Palace, en septiembre, a propósito de las festividades del Grito de Independencia.

FOTO OFICIAL DE CEVICHERIA
Lupita Vidal, en su cocina.

Hace dos años, su esposo, una amiga y ella crearon el proyecto “Come Tabasco” para investigar la gastronomía local y promover el uso de los productos de la región. “Revalorizar lo nuestro”. Hoy van documentando los ingredientes de la región para aprovecharlo.

El año pasado, en el 2016, en el marco del Foro Internacional de la Gastronomía Mexicana, el Conservatorio de la Gastronomía Mexicana le otorgó a La Cevichería Tabasco, -por primera vez a un restaurante de la entidad-, un reconocimiento por preservar la cultura. Y José Iturriaga, reconocido escritor y conocedor de la gastronomía, les prometió que en su próximo libro en proceso incluiría a “La Cevichería Tabasco”.

Los miembros del Conservatorio de Gastronomía Mexica que vinieron a Tabasco a una reunión ese mismo 2016, probaron y comprobaron la labor cultural y gastronómica de “La Cevichería Tabasco”.

PREMIO
El equipo mostrando su más reciente reconocimiento como promotores de la comida tabasqueña y la cultura local.

La intención original de Lupita y su esposo va más allá de solo promover las expresiones de artistas locales, mejorar la imagen  de los edificios que se localizan enfrente del restaurante o de recuperar productos locales para incorporarlos a la cocina tabasqueña. Buscan iniciar y extender un movimiento cultural y social que sea un ejemplo en otras partes del estado y que envíe un mensaje claro a todos: que la gastronomía local puede preservar la cultura, además de generar empleos y turismo.

+++

La Cevichería Tabasco no pudo haber nacido en otro lugar o en otro estado que no haya sido en Las Gaviotas Norte, una popular y, -para muchos tabasqueños-, conflictiva colonia de Villahermosa, separada del Centro de la Ciudad por el caudaloso Río Grijalva.

Hay, en efecto, motivos personales de Lupita  para que “La Cevichería Tabasco” permanezca inamovible pese a quienes se lo proponen o le piden la renta de la franquicia para llevarla a otras partes de la ciudad: aquí nació y creció, justo en un departamento del edificio Multi 80, y sus padres comenzaron el negocio de los tacos en esta colonia.

Es agradecimiento, pero también una forma de rebeldía de la buena hacia la gente que vive aquí y que históricamente no ha sido bien vista por ser considerada una zona violenta.

El amor por Las Gaviotas Norte lo traduce en una defensa sostenida de que es más que una presunta colonia insegura. Su lucha también es contra el clasismo y quienes, desde el otro lado del Grijalva, ven a la colonia como si fuera una zona diferente o extraña.

-Yo nací y crecí aquí. Nunca nos ha pasado nada. Y es que en realidad todo Tabasco es inseguro. Sí, también hay altos índices de violencia (en Gaviotas), no se puede negar. Pero también el ser  una colonia alejada del resto, que está del otro lado del río, la hace diferente.

La mayor parte del día, de hecho, con su esposo, la pasa en la cocina del restaurante.

Esa dedicación se compensa con el reconocimiento de los pares que han llegado a compartirles guisos, y de la visita de artistas como Playa Limbo, o la comediante Sofía Niño o el Chef Herrera, conductor de un programa de Televisión Azteca, que por iniciativa han promovido desde sus redes sociales el gusto por “La Cevichería Tabasco”. Es común, además, que acudan a comer políticos de todos los partidos, o de otros ámbitos.

FOTO DE CEVICHERIA OFICIAL
En el corazón de Gaviotas Norte.

Junto con su esposo, Lupita combate las malas vibras de quienes los envidian por su crecimiento y por lo que hacen. “Ya cuando empiezan a ver competencia, ya no te empiezan a ver bien”.

“Nosotros no somos políticos, la política es grilla; nosotros no podemos prestarnos a eso; nosotros convivimos con la gente que nos provee, que es la gente del campo; nosotros los cocineros  servimos y estamos para servir”, marca su distancia.

Su filosofía la comparte y enseña con los jóvenes que integran su cocina. Ninguno de los de ahora es un chef profesional. Pero han aprendido las lecciones de Lupita para cocinar. “Yo les digo que no importa que estemos en la colonia Las Gaviotas Norte; tenemos que sentir como si fuera el mejor restaurante y así servir y tratar a la gente siempre, porque es un agradecimiento que venga y pague por lo que le cocinamos”.

–Si me preguntan si estaría dispuesta a cambiarme o a dejar Las Gaviotas, respondería que no. Este es un gran lugar (…)  Se puede prosperar en una colonia donde piensan que estamos con machetes, comiéndonos unos a otros como caníbales…

“Leandro Rovirosa siempre fue mi ejemplo a seguir”

Entrevista/ Por Víctor Ulín/ Grupo Cantón

En el teatro Esperanza Iris lo ovacionaron por última vez. En el escenario, don Leandro Rovirosa Wade, el ex gobernador de Tabasco, conmovido, agradeció el gesto.

A un costado, Gerardo Gaudiano Rovirosa, su nieto y entonces diputado federal que había terminado de rendir su informe de labores, observó cómo su abuelo se llevó las palmas. Le alegró.

Copia de _91A2338
Gerardo Gaudiano Rovirosa. Atrás, el busto de su abuelo que parece observarlo.

Con la imagen de aquéllos aplausos y la gente de pie, pensó después: “Mi abuelo se puede ir en paz, porque hoy acaba de recibir un reconocimiento más del pueblo de Tabasco”.

Eso le dio mucha tranquilidad en los días posteriores, antes de la convalecencia de don Leandro.

El reconocimiento espontáneo de los tabasqueños había sido el último homenaje en vida a su abuelo y el nieto lo había hecho posible.

Copia de _91A2382
El reportero Víctor Ulín con el alcalde de Centro, en la entrevista.

Pasado el informe legislativo, su nieta Pachela Gaudiano –que no es política- cumplió uno de los últimos deseos del abuelo. Le había pedido que lo llevara a dar una vuelta por la ciudad. Lo paseó por Tabasco 2000, la zona en la que, siendo gobernador (1977-1982), demostró su visión de estadista y de ingeniero de avanzada.

De regreso en casa, don Leandro le narró a Gerardo lo sucedido. Le dijo, contento, que cómo mientras avanzaban contó instintivamente las obras que había hecho durante su período como gobernador y que permanecían como si hubiesen sido hechas hace poco tiempo.

Copia de _91A2329
“Es mi Gigante”,  dijo el edil de su abuelo, el ex gobernador Leandro Rovirosa Wade.

-Yo le dije: abuelo, es que tus obras siguen vigentes. Tabasco 2000 sigue siendo el centro económico del Estado.  Y las obras del ingeniero Rovirosa siguen vigentes hasta el día de hoy. Su obra perdura y su legado también. Es ejemplo para muchas generaciones.

“El compromiso de su legado” es una responsabilidad cotidiana y constante que Gerardo asume con compromiso cuando la gente, en los recorridos por las colonias o comunidades, le recuerda cómo su abuelo, el ex gobernador, les resolvió sus necesidades: les hizo las calles, les construyó el hospital, les llevó luz, agua, urbanizó las Gaviotas, y tantas obras más. Y le piden que no les falle. Que siga el mismo camino. Que no desista.

b7b3f7c2-cdab-4953-896b-2579bc2ed69c
Don Leandro Rovirosa Wade en su etapa de gobernador de Tabasco.

Como su aliado incondicional que fue a lo largo de su vida, no le ha sido fácil acostumbrarse a la ausencia física de su abuelo, mucho menos desde que gobierna el municipio más importante de Tabasco. Faltan los consejos que le ayudaron a tomar decisiones claves en su carrera o a disipar dudas, las conversaciones apasionadas sobre política que se prolongaban durante horas en el desayuno y los encuentros familiares.

“Es mi gigante. Siempre ha sido mi ejemplo a seguir en la política. Fue una persona comprometida con los ciudadanos. Querido en su tierra. Que luchó y defendió a Tabasco y que hoy lo recuerdan con mucho cariño”, destaca Gerardo Gaudiano Rovirosa, el alcalde, en su oficina del Ayuntamiento de Centro, en la víspera del tercer aniversario luctuoso de su abuelo.

54d55341-b360-47cf-8c97-5057b2c35f58
El gobernador en plática con Emmanuel Ruiz Subiaur.

Es el único nieto que heredó los genes de la política del abuelo y la herencia de su gobierno.

Hay mucho en el gobierno de Centro que tiene el espíritu y la mística de don Leandro Rovirosa Wade, el reconocido ingeniero tabasqueño que ocupó también la Secretaría de Recursos Hidráulicos en el gobierno del Presidente Luis Echeverría Álvarez.

“He copiado mucho su estilo de gobernar. El siempre decía que había que gobernar desde la calle, fuera de las oficinas, y es lo que he procurado hacer desde el primer día de mi gobierno”, refiere Gerardo, con una pausa que impone a fuerza el nudo en la garganta.

En su equivalente, las audiencias públicas con el Alcalde los jueves, y Presidente por un Día son una réplica de lo que su abuelo implementó  durante su período gubernamental. Lo demás es parte igual de su enseñanza: un gobierno cercano a la gente.

Gaudiano aprendió desde los días en que preguntaba a su abuelo cómo había sido su gobierno y lo que hacía para atender y mejorar las condiciones de vida de los tabasqueños. Conserva lo aprendido y lo pone en práctica ahora que es alcalde de Centro.

Copia de _91A2359 (1)

En su oficina del Ayuntamiento, el abuelo está sin estar. Sigue presente. Un busto de bronce de él colocado en una tredenza a espaldas del escritorio de cristal que usa muy poco, observa a Gerardo en tanto convoca momentos pasados para vivenciar aquéllos años juntos.

En la pared, entrando a la oficina, a mano izquierda, hay un cuadro de Benito Juárez García, con los ojos rojos, obra de González Camarena, y a un costado una bandera, con un escudo nacional en la punta, pintada a mano, que le obsequió su abuelo.

A propósito de memoria, tiene muy presente el poema que le regaló don Leandro en una de esas tantas visitas a su despacho en la que revisaba su biblioteca y preguntaba por las imágenes en los cuadros. Se llama “No Desistas” y es de Rudyard Kiplim. Es su favorito. El que recita en silencio en esos momentos de desánimo.

-Descansar acaso debes, pero nunca desistir- cita.

Y no descansa, o descansa muy poco. Desde la mañana y hasta muy tarde está cerca de la gente, más en las calles que en la oficina, como a su abuelo le hubiese gustado verlo.

-¿Cómo honrar la memoria y la herencia de tu abuelo?

-Con trabajo. Cumpliéndole a los habitantes de Centro. Ser un ciudadano de bien. Poner en práctica mis ideales, mis principios. Ser un ejemplo para las nuevas generaciones. En fin. A diario construyo mi propio legado y continúo poniendo en alto el de mi abuelo.

 

“Chuíta”, una mirada desde su corazón

Grecia Alejandro López/

Huimanguillo, Tabasco; Noviembre de 2016.- “Pepino, chayote, guineo, limón, aguacate… chinín, papaya, cilantro, perejil…”,  grita por las calles de Huimanguillo, desde su triciclo, don Chúa,  un típico choco orgulloso de su tierra .

entre
En su honor, el mercado del municipio llevará su nombre.

Hombre de piel morena, -quemada por el sol tras arduo trabajo en el campo y las calles- delgado, alto, pero encorvado por el paso de los años.  De mirada blanca, perdida, que no ve más que una inmensa claridad que le alumbra desde el interior, sin distinguir lo que hay a su alrededor.

Chúa es un personaje de Huimanguillo, conocido, querido y admirado por todos. Su sencillez, humildad y amabilidad lo distinguen de entre muchas personas. Sin importar su ceguera a diario sale a las calles del municipio a vender frutas y verduras en su triciclo que lleva empujando desde el otro lado del río.

Allí  encontré a quien lleva como nombre de pila Jesús de la Cruz de la Rosa, “Chuíta el cieguito”, sentado alado de la sombra que produce una mata de limón afuera de su humilde casa.

Hombros fruncidos, espalda encorvada y muy atento a lo que logra percibir en su entorno mientras escucha claramente lo que se le pregunta. Viste como campesino. Su pantalón de vestir azul, enrollado, despejando sus pies desnudos, descansando después de horas y horas de caminar. Viste además una camisa manga larga color beige que hace más evidente su humildad.

Un jugueteo en sus manos resecas,  trabajadoras, dan a entender que tan rápido e interesado está en contestar las preguntas; al parecer, su carácter lo hizo entrar en confianza .

A sus ochenta y seis años, Chúa afirma que disfruta su vida día a día, vive el presente y no deja que el pasado irrumpa en lo que está viviendo; dice ser feliz, a pesar de no tener dinero, goza de estar bueno y sano, tranquilo y en paz con las personas

–Si bien no tengo dinero, la fama me lo recompensa– repitió un par de veces a lo largo de la plática.

–De hace dos años para acá, empecé a salir a las seis en punto de la mañana, antes salía a las cuatro y me iba caminando, vendía e igualmente, me regresaba caminando-. Desde muy temprano, a las tres de la madrugada, Chuíta está de pie acomodando su triciclo para salir a vender, un ejemplo claro de cómo es que una carencia física tan importante, no es una limitante para salir adelante honestamente.

Fue casado, ahora viudo, tuvo un solo hijo; actualmente vive solo, con el apoyo de todos sus vecinos; en una ranchería de Huimanguillo, Ejido Otra banda, “allá en el caserío”, dice. Es un lugar muy conectado con la naturaleza, bañado por las aguas del río Mezcalapa. Una casita de madera con techo de hoja de huano, apenas una hamaca colgada es lo que se ve a primera vista.

Chuita tiene el ideal de iniciativa del trabajo: no debemos depender de nadie para superarnos, nosotros tenemos en nuestras manos el control de nuestras vidas. Así como él, hay muchas personas que tienen alguna carencia física, sin embargo no luchan por superarse y lo primero que hacen es entrar al vicio del alcohol o las drogas, en vez de ponerse a trabajar.

-“Hay que atacar el vicio, afrontar la situación y empezar a trabajar, muchos se quejan de que no hay empleo, pero no buscan, todo lo quieren de a jefe. El trabajo es una cosa que te orgullece, te dignifica; y a como dice un refrán <<El que trabaja con atención, siente gran satisfacción>>, y también hay que saber respetar a la gente” – destacó, mientras sonrió sentenciando a los que estaban alrededor.

Afirma que es feliz, disfruta de platicar con la gente, para él, nadie es malo, nada le molesta. Si hay algo que lo enorgullece es que muchas personas lo admiran por lo que hace, que a pesar de tener edad avanzada está sano y hace muchas cosas que en algunas ocasiones jóvenes o adultos no pueden, precisamente por la falta de interés en el trabajo y en el estudio.

El pregonero de Huimanguillo nació en Villa Luis Gil Pérez, una ranchería del municipio de Centro, que precisamente fue fundada el mismo año en el que “Don Chúa” nació, 1930. Cuando se le preguntó por su infancia, no quiso hablar acerca de eso, no le gusta recordar su infancia; comentó que estudió hasta segundo año de primaria, ahí aprendió a sumar, restar, multiplicar y dividir. Con una sonrisa traviesa mencionó que solo iba a la escuela porque lo obligaban.

Luego de mucho tiempo de plática, Chúa declaró el por qué no le gusta hablar de su infancia.

– Yo no terminé mis estudios, porque a los doce años quedé huérfano, y ya no había quien me jalara la rienda, quien me apoyara con las asistencias y las tareas, ya no había quien me solventara, por lo tanto, tuve que salir a trabajar al campo, valerme por mí mismo, ¿verdad?-.

Su infancia la pasó solo, al ser hijo único. Durante toda la adolescencia sólo se dedicó a trabajar, hasta que a los quince años encontró “consuelo” en el alcohol.

-Trabajaba y saliendo iba a comprar alcohol. Nadie me detenía, me volví vicioso, un alcohólico, sentía la necesidad de beber todo el tiempo; en esa época, eran pocos los que tenían permiso de vender alcohol, pero no era nada barato y mucho menos para mí, que sólo cuando tenía trabajo podía comprarlo. Un día, hace 50 años después de llegar del campo, quería beber pero no me alcanzaba el dinero para comprar una botella. Así que un carpintero me vendió un alcohol barato. Quedé ciego porque bebí alcohol de madera, me afectó los nervios ópticos. Llegué a parar a Veracruz, Puebla, México, pero ya no pudieron hacer nada por mí, así me quedé ya”.-

Después de este trágico suceso, Chuíta no decidió darse por vencido, aprendió a andar solo. -“Afronté la situación, que no es fácil, déjame decirte, pero lo aprendí, y como dice el refrán: <<Cuando alguien quiere hacer aquello, lo hace; y cuando no quieres hacerlo, de plano, no haces nada>>.

-Ahorita a uno le da un dolorcito y se achicopala, y yo les digo, ¡Si ustedes estuviesen a como yo estoy, de seguro ahí se sientan a llorar o ya se hubiesen muerto de un infarto! -, subió la voz al hacer este comentario, seriamente; a la vez, sonriendo afirmó: – ¡Es duro, es duro! Entre más se achecha uno por los dolores y las enfermedades, más rápido cae.

Es un hombre fuerte, tal vez por todos los achaques que la vida le ha dejado, es una persona admirable, porque a pesar de todo sigue de pie y contando. El menciona, no solo una, sino varias veces, que la época que más ha marcado su vida es la edad en la que está viviendo ahora, porque aprendió a disfrutar sanamente, ya no la pasaba de “parranda” a como cuenta que hizo durante su juventud, ahora trabaja porque le gusta, se siente agradecido por toda la gente que lo apoya consumiendo las frutas y verduras que vende.

–“La gente siempre me ayuda a cruzar las calles, pero a como comentaba, todo mundo me quiere por lo mismo que no le busco problemas a nadie; hasta los borrachitos me ayudan…”

A manera de consejo, que es algo que sin duda alguna disfruta hacer, dijo que lo primero que debemos de hacer los jóvenes, es terminar de estudiar, porque nuestros padres nos dan la posibilidad del estudio.

Además incentivó a buscar trabajo, porque es esencial para nuestro desarrollo. Cabizbaja, comentó arrepentido pero orgulloso a la vez, que si no hubiese bebido aquel alcohol que dañó sus nervios ópticos al grado de perder la vista, no sabe de qué forma vería la vida o si la estaría disfrutando a como lo hace ahora.

Sin duda, un ejemplo de perseverancia y humildad, algo que muchas personas han olvidado en la actualidad. “Chuíta, el cieguito”… todos lo conocen, más no saben la realidad de su vida, sin embargo, lo que él nos deja es una enseñanza que muchos deberían poner en práctica. Respetar a los demás, trabajar, vivir cada segundo que pasa felizmente; ¿Cómo puede Chúa a su edad caminar por todo Huimanguillo sin quejarse? Fácil, se fija una meta, y el amor por su trabajo.

-“Trabajar es lo que me mantiene vivo, yo he sido campesino, negociante, le he hecho de todo un poco, el trabajo lo que te deja es dinero, orgullo y fama; siempre y cuando lo hagas dando lo mejor de ti; hay que tenerle amor, para que no lo sientas como una obligación, sino como una oportunidad de superación. Yo estoy muy orgulloso de mi trabajo, porque dignamente me gano mi dinerito, podré tener muy poco, pero lo más importante es que tengo salud; te imaginas, si tuviera dinero pero no tuviera salud ni felicidad, dime tú ¿De qué me serviría? ”

Me gusta Centro: Cando PérezAlvarado

Víctor Ulín/

-¿Hay quienes ya te ubican como fuerte aspirante del PRD a la presidencia municipal de Centro?

Candelario Pérez Alvarado sonríe como primera respuesta a la pregunta y después, suelta:

-Con el apoyo (de la gente) podemos caminar para donde sea necesario, para donde se pueda (…).

-¿Pero sí te daría oportunidad de concluir tu período como diputado para contender?

-Sí, no sería una limitante (…)

-Porque tienes tu residencia en Centro.

-Así es.

-¿Y te gusta Centro?

-Me gusta el Centro. He actuado desde él y seguiré actuando desde él. Y además mi formación por ahí está.  Así que voy a seguir impulsándolo. Mi mayor esfuerzo de gestión (como legislador) lo traigo en el Centro, pero también aquí tenemos al 40 por ciento de los ciudadanos de este Estado, y tendremos que dar muchos resultados.

-¿Cando no es entonces un desconocido en Centro? ¿Tiene trabajo?

-Claro que tengo trabajo. Tengo 17 años trabajando en el Centro y en el Estado. Ha sido parte de mi esfuerzo durante todos estos años.

20161129_095752

Son las últimas respuestas a las preguntas de una conversación entre el reportero y el diputado federal – también dirigente estatal del Centro-, Candelario López Alvarado, que habló además sobre cómo concluye el partido en 2016 y lo  esperado en 2017; del proceso de renovación de la dirigencia y de la selección de candidatos para contender en 2018.

Para diciembre del 2017, informa el perredista, ya con un nuevo dirigente estatal electo en el mes de agosto de acuerdo con  los estatutos del partido, tendrá seleccionado a su candidato a gobernador, a senadurías y diputaciones federales para que puedan organizarse y estar listos para competir en próxima elección del 2018.

Y agrega que la convocatoria de selección a esos cargos, con el método definido, deberá emitirse entonces en septiembre. “Pero si el método es la encuesta será muy poco el tiempo que tengan los compañeros para renunciar a sus cargos, y ser considerados”.

“En el mes de diciembre del 2017, estaríamos conociendo quiénes serían nuestros futuros candidatos a gobernador, a senadores y a diputados federales, y hacia finales de enero del 2018, el Comité Directivo Estatal emitiría la convocatoria para elegir en febrero o marzo a más tardar a sus contendientes a diputados locales, alcaldes y regidores”, añade.

Antes, Candelario Pérez Alvarado destaca la campaña de afiliación y rea filiación y de acercamiento con los ciudadanos que realizan en el Estado y “que viene a fortalecer a un partido que llegó unido al 2016” después de su triunfo electoral en 2015.

ca2
En diciembre ya se sabría quiénes serían los futuros candidatos a gobernador, senadores y diputados federales, informa.

“A nivel  nacional Tabasco es uno de los principales bastiones del PRD. ¿Y por qué? Porque logramos la mayoría en el Congreso, de las alcaldías, cuando no sucedió en las elecciones nacionales y esto da una fuerza al perredismo tabasqueño y es notable el esfuerzo hecho pese a los problemas de seguridad, en la economía, del impacto por la crisis petrolera que nos ha llevado a estar en la tasa de desempleo histórica”, reflexiona.

Refrenda su propuesta de mantener las puertas abiertas del PRD para los ciudadanos que deseen participar y contribuir a “poder consolidar el futuro de Tabasco”.

“La invitación que le hemos hecho a nuestros cuadros es que esta es la oportunidad que tenemos de salir a caminar y visitar casa por casa para invitar a los ciudadanos a que se afilien al partido; estamos en campaña, pero en campaña de afiliación”, precisa.

En contraste con  lo que muchos conversan en los cafés o dicen escuchar en las calles o lugares públicos, el pulso o diagnóstico de Candelario Pérez Alvarado sobre cómo se encuentra el partido que por primera vez es gobierno, es totalmente positivo.

“Nos ha tocado caminar mucho, nos hemos acercado a muchos ciudadanos y hay ánimo, hay esperanza de que el PRD finalmente  haga un esfuerzo todavía mayor, y en ese ánimo es nuestra construcción; y el PRD, con ese ánimo y mucha fuerza, se acerca a la militancia y simpatizantes para  mantener la unidad del partido, que está bien”, resalta.

No evade, sin embargo, la realidad que se vive en Tabasco: “Me queda claro que el problema económico que tenemos es extraordinario en este momento y que las  políticas que podamos implementar no son suficientes ni serán con toda la creatividad que podamos tener, porque, por ejemplo, Pemex en años anteriores invertía 89 mil millones de pesos en la zona y hoy se espera una inversión de 8 millones 900 mil pesos; esa es nuestra realidad y todo ese dinero dejó de llegar a Tabasco a través de las distintas compañías; se dejó de invertir y eso no lo puedes sustituir con nada”.

Precisa que finalmente también, en ese escenario de crisis, si se concretó un recorte por más de 2 mil 792 millones que corresponden  a las inversiones del gobierno federal a través de las dependencias en Tabasco, “lo que pasó fue que nosotros, el grupo parlamentario del PRD, cuando el PRI y el Verde asumen los recortes y no dan oportunidad a los estados, nos metimos a realizar el análisis del paquete económico e identificar en qué variables podíamos entrarle, como en el de la macroeconomía,  y logramos llevar el costo del peso –dólar hasta 18.62, con estimaciones de Baxico, Banamex y otros, y eso nos permitió ganar 40 centavos de dólar en el presupuesto”.

“Esta forma de elevar el dólar de 18.20 a 18.62 nos permitió ganar 40 centavos de dólar, y en consecuencia ya con otro precio el costo del peso dólar, de la producción de un millón 923 millones de barriles diarios de petróleos se generaría un excedente de recursos que nos permitió tener 51 mil millones de pesos, de los cuales 11 mil millones se destinaran derechito a estados y municipios y ahí recuperamos para todos”, explica.

Hacia dentro del PRD, el dirigente tiene igual una lectura para afrontar los procesos que vienen y estima que hay las condiciones para quienes quieran participar por la dirigencia y candidaturas.

“La ventaja del PRD es que  le permite a sus militantes poder organizarse y participar y eso  nos abre la oportunidad a todos; habrá quienes  trabajen menos y señalen más, y habrá quienes trabajan más y tengan mejores resultados; hay que ponerse a trabajar”, plantea.

Asegura que en el PRD a nadie se le limita, y “es como todos en la casa, si tú no sales a trabajar no llevas comida, igualito es aquí: entonces las oportunidades están abiertas”.

“De la renovación de la dirigencia yo no le veo mayor problema a lo que hemos vivido  normalmente: los señalamientos, pero  veo que el proceso interno nos generará mucha vida y que la militancia tenga una representación”, considera.

-¿Crees que en ese sentido estén dadas las condiciones política electorales con el arbitraje del Instituto y el Tribunal Electoral?

-De entrada tienen un mandato. Y en ese marco de congruencia nosotros  estamos exigiendo siempre a nuestras autoridades electorales a que cumplan con la ley y yo espero que estén a la altura. Vienen las elecciones más competidas y complejas que viviremos en México. Porque la participación de más partidos políticos, de las candidaturas independientes, entre otras cosas, le da otra visión al proceso y bajo este esquema los representantes de los órganos deberán estar atentos a la aplicación de la ley para dar garantías a todos. Es una obligación que tienen que cumplir. Mucho más ahora que hay una ventaja: por primera vez  el partido en el gobierno no propuso ni impuso a nadie al frente de estos órganos, y en el caso de los magistrados electorales el Senado fue el que los seleccionó. Por lo tanto, no podrán señalar que el gobierno está metiendo mano en el proceso, sino que tendrán que ser ellos los que deben cumplir con su responsabilidad y ese compromiso social que tienen.

-¿Crees que al PRD le alcance para retener la gubernatura, la mayoría en el Congreso del Estado y de alcaldías?

-Hay ánimo. Sí se siente que podamos ratificar el gobierno del estado y eso tendrá que pasar por un proceso de unidad.  Tabasco ha dado muestra de ello. Y Si nosotros  no hubiésemos construido la unidad en el 2012 y en el 2015 pudimos haber perdido la mayoría en dos ocasiones. Pero ganamos en unidad y hoy es un reto mayor que obliga a los cuadros a tener altura de miras  para construir unidad al interior del partido.

Hay condiciones para que volvamos a repetir, con todo y que estemos en estas condiciones económicas y de que vamos a tener la participación de muchos actores políticos. Así que veo condiciones para que el PRD ratifique el triunfo en la gubernatura, en las presidencias municipales y diputaciones, para seguir gobernando Tabasco.

-¿Morena, más que el PRI, es una amenaza política electoral para el PRD en Tabasco?

-Sí, claro. Nadie es pequeño. Nadie puede tapar el sol con un dedo. Morena como partido tiene una presencia a través de Andrés Manuel López Obrador.  En las últimas dos elecciones lo hemos vivido, hemos participado con él y hemos visto las condiciones.  Y, efectivamente, nuestro mayor esfuerzo tendrá que ser para superar a Morena y saldremos adelante en el proceso electoral. Y yo veo que podremos hacerlo. Lo vivo, lo veo y evalúo mediante el diálogo y la organización con los compañeros del partido para saber el sentir de la gente, donde está dispuesta o no a participar.

-¿En este tránsito, en este camino, que viene para Candelario López Alvarado?

-Estoy muy concentrado con el trabajo que realizamos en la Cámara de Diputados federal. Es para mí un privilegio haber llegado y luego  marcar una agenda personal y social a favor de Tabasco. He caminado mucho tiempo y platicado con ciudadanos y compañeros de partidos que nos han compartido un sinnúmero de temas que les preocupan y en eso hemos centrado gran parte de nuestro esfuerzo. Y ahora lo que me ocupa es dar resultados, como lo hicimos con la gestión del Presupuesto para el gobierno de Tabasco y municipios. Y ya en su momento veremos cómo nos califican. Si consideran que podemos seguir aportando por Tabasco; y si así nos consideran, estaremos participando. Pero hoy por hoy lo más importante es atender la responsabilidad  que tenemos al frente de la Cámara de Diputados y que los ciudadanos, con el trabajo que realizamos responsablemente, reciban beneficios y hagamos más por Tabasco.

-Te lo pregunto porque desde poco antes de tu primer informe legislativo, se hablaba de que andabas en campaña…

-Como tal sí ando en una campaña de afiliación de mi partido. Ando en una campaña que desde la responsabilidad que tenemos y con voluntad, se pueden hacer las cosas.

-¿Qué le dice a sus adversarios que lo señalan?

-Que hay que ponerse a trabajar.  Que hay que darle resultados a Tabasco. Que la crítica no suma. Nuestra gente necesita resultados.

Su sonrisa atisba cuando le pregunto lo que desde el día de su informe de labores empezó a circular con mayor fuerza, cuando convocó a la clase política partidista y gobernantes del PRD: que Cando Pérez Alvarado podría buscar la candidatura a la alcaldía de Centro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por encuesta, candidato del PRD al gobierno en 2018: Juan Manuel Fócil

Víctor Ulín/

Entonces era un adolescente al que le comenzó a merodear la idea de ser algún día gobernador de Tabasco.

Ya como político y militante perredista en ascenso, Juan Manuel Fócil Pérez se fijó esa meta y considera que hoy tiene posibilidades de alcanzar la postulación en el 2018, y ganar.

En su búsqueda, el ahora diputado local está preparado para someterse  a una encuesta de la que salga el próximo candidato del PRD al gobierno y aceptar lo que decidan los números.

Mientras, su empeño y esfuerzo está en alcanzar la nominación. Pero es claro y al mismo tiempo franco: el PRD tiene que postular al mejor candidato, al que salga en primero y no en segundo o tercero en la encuesta. No está para inventarse candidatos.

“Si ya postulando al mejor nos cuesta ganar, con el segundo o tercero perderíamos”, reflexiona.

La charla la tenemos en un café. Nos acompaña su responsable en medios, David Sánchez Plaza.

No rehúye ninguna pregunta. Las responde todas. Mantiene el estilo que lo ha caracterizado y que en algunas ocasiones le genera reacciones de sus adversarios, dentro y fuera del PRD, y que también, por otra parte, le suma adeptos de otros tantos.

Hay en sus respuestas y gestos una seguridad de que su futuro político a mediano plazo podría ser distinto, mejor a otros escenarios cuando se ha quedado a muy poco de ser, por ejemplo, candidato a la alcaldía de Centro.

De una eventual postulación a la presidencia municipal de Centro, prefiere, ahora, no adelantar nada, y destaca que su interés es la gubernatura, aunque no está obsesionado con quedarse con la candidatura. Se sometería, eso sí, a los resultados de la encuesta que tendría que ser aceptada por todos los aspirantes que participen.

“Yo les pediría que si resulto ganador en la encuesta, se sumen; y si no, yo hago mi parte”, plantea.

Para él no es nuevo. Es el método al que el PRD ha recurrido para seleccionar a sus candidatos y evitar que las consultas a las bases o delegados los terminen dividiendo.

Refiere que así se hizo en el 2012 del que emanó la candidatura de Arturo Núñez Jiménez y en 2015 la del hoy alcalde Gerardo Gaudiano Rovirosa. En ambos casos fueron aceptados los resultados por quienes no fueron favorecidos con la confianza ciudadana.

 

Asegura que hay las garantías para que la realización y los resultados de la encuestas sean objetivas y entonces cada quien sepa cuál es su posicionamiento real.

focil2

-¿Si quiere ser Juan Manuel Fócil Pérez candidato y gobernador de Tabasco en las elecciones del 2018?

-Sí me interesa mucho. Es una posición en la que se puede servir. En la que se pueden hacer cambios importantes en el nivel de bienestar de la población, y  para eso debemos llegar a gobernar. Y no es un sueño guajiro (el de ser gobernador).  Hay gente que nada más tiene imagen. Sus buenas campañas publicitarias. Yo los respeto. Pero yo soy una gente de trabajo. Tengo 22 años dentro del partido, lo conozco desde abajo. Hemos hecho estructura en prácticamente todos los municipios, sabemos qué tenemos.  Entonces esa fuerza, si nos da, la vamos a usar para llegar a la gubernatura.

-¿No se ve Juan ´Manuel Fócil Pérez como candidato a la presidencia municipal de Centro si no es la gubernatura?

-No. En este momento no es algo que me llame la atención. Ya fui candidato (a la alcaldía en la elección interna) en la pasada (elección). Me interesa la gubernatura. Que es donde pueden generarse cambios  importantes en la forma de gobernar. Y lo quiero dejar claro: la estructura de gobierno que hoy tenemos hay que cambiarla. Cambiar la dinámica de cómo debe manejarse el presupuesto. Romper ataduras para podar darle otro ritmo al Estado, porque también nuestra situación cambió: hoy el petróleo no representa la fortaleza de un gobierno; sin embargo, nos encontramos con cargas muy pesadas y habrá que redistribuir los recursos para darle otro rumbo a nuestro Estado.

-¿En qué basa su seguridad para poder decir sí puedo ser candidato al gobierno y ganar?

-Primero que nada, tengo trabajo. Tengo presencia. No soy un tipo desconocido en el estado. Soy una gente que por el tiempo que llevo de trabajar, la gente me conoce mucho. Y  esa es una parte importante. Me siento preparado intelectualmente para gobernar, con ideas frescas, claras y con el carácter para poder llevar a cabo los cambios que se requieren. Eso es importante: se necesita carácter, una voluntad firme, que no se doble, porque todo cambio genera resistencia y a veces hay gente que no quiere meterse en problemas. La verdad es que hay que llegar a gobernar y hacer cosas diferentes, mejores, para que el Estado pueda progresar, y se pudieran ver esos cambios en dos o tres años. No tardaríamos mucho en que se viera que las cosas pueden mejorar.

-Ahora, hay otros aspirantes, ¿estarías dispuesto a someterte a una encuesta para que se definiera al candidato al gobierno del PRD?

-Esa será la base para todas nuestras candidaturas. Tiene que ser la encuesta.  La aceptación ciudadana que tengan los candidatos. El que esté mejor o la que esté mejor es la que debe abanderar al partido. Es definitivo, es un principio que ha seguido el partido desde que fui dirigente, en el 2006, ha sido muy claro cómo  vamos a través de encuestas. No tanto por elecciones internas, porque nos mete en conflictos en el partido. Y la encuesta no es que sea la salvación, pero nos genera menos conflicto y nos da una idea clara de qué militante  o ciudadano tiene aceptación en la ciudadanía. Cuando es elección interna solo participan los militantes del PRD, pero cuando esa encuesta se abre la pregunta a toda la ciudadanía cualquiera puede emitir su opinión y nos indicaría qué personaje tiene la aceptación ciudadana.

-¿Debe el PRD ir con un candidato competitivo?

– El partido y todos debemos buscar ser gobierno estatal. Buscar estar en las posiciones de legisladores, gobiernos municipal, estatal,  porque es ahí donde puedes poner en práctica la ideología del partido, de echar andar  lo que crees que le puede funcionar al Estado. Si no somos competitivos, pues nunca lo vamos a lograr.

-¿Qué opinión te merecen los compañeros de tu partido que quieren igual ser candidato al gobierno?

foto6

-Respeto. Hay algo que siempre he procurado en el PRD: que todos tenemos el derecho de participar  y aspirar al cargo que deseen, así lo dice nuestra Constitución y los estatutos del PRD. Yo soy muy claro en eso: si no soy egoísta ni soy ambicioso. Estoy muy claro que cualquiera tiene aspiraciones, derechos y que todos estamos  en misma posibilidad de participar. Y de esos que estén  participando pues vamos a escoger al mejor.

-¿Sí aceptarías si los resultados de la encuesta no te favorecerían y te sumarías al que ganara…?}

-Yo te lo plantearía al revés: si soy el más competitivo pediría que todos los compañeros se sumen, y si fuese el caso contrario yo haría mi parte, como lo he hecho siempre. Porque está claro cuál ha sido mi comportamiento de suma, de que a mí me interesa que mi partido gane, que se logren cambios en el Estado, y no hay quien me pueda  señalar que sea contrario, que no sea leal,  que no cumpla mi palabra o acuerdos.

-Has venido haciendo una labor social, legislativa, y hay quienes sostienen que ya andas en campaña.

-Siempre ando en campaña. Si estamos en cargos públicos o populares tenemos  que estar en la campaña diaria de servirle a la gente. Eso es todo. Lo que la gente está pidiendo es que realmente le sirvamos, que realmente seamos útiles, que estemos preocupados por que se mejore su nivel de bienestar. Entonces esos que critican no sé qué esperan (para trabajar a favor de la gente), porque si creen que metidos en el café o en una oficina así están sirviendo, se equivocan. La gente está observando y tomará su decisión de quiénes sí están sirviendo e impulsando a la sociedad tabasqueña.

-Hay quienes dentro y fuera del partido afirman que tienes una ventaja sobre los demás, porque eres dueño del PRD.

-No tengo ninguna ventaja. Eso han dicho durante muchos años, y han pasado diferentes dirigentes. Repito lo que dije al principio: la presencia que tengo por mi trabajo,  por la forma de colaborar con los grupos, con los compañeros, eso es lo que  tengo dentro del PRD. No soy dueño de nada. Si tú me preguntas algo interno del partido, estoy alejado realmente, porque  yo tan pronto dejo un cargo el que venga es el responsable. No me  ando calentando la cabeza viendo qué pasa en el partido, aunque me preocupa que las cosas marchen bien. No soy alguien que siga interesado después de dejar un cargo,  para eso está el dirigente que es Candelario Pérez Alvarado. Trabajamos conjuntamente. No es ningún pecado, no es delito. Estamos haciendo nuestra labor. Y los demás también. Y algunos tienen presupuesto público. Y no es que yo ande criticando que son dueños del presupuesto, yo soy muy  respetuoso. Así como respeto pido respeto, es todo. Que no descalifiquen.  Si fuera el dueño del partido, el presidente municipal sería yo. Me sometí a una encuesta como cualquier hijo de vecino. Quedé a bajito de Gerardo y lo apoyé. Está muy claro. Son mentiras (que es dueño del partido). Son maneras de descalificar.

-Cuando hablas de aplicar la encuesta para seleccionar al candidato, ¿cómo consideras que se garantizaría que se respetara tanto la aplicación como los resultados?

-Como se ha garantizado desde hace mucho tiempo. Primero que nada soy una gente honesta, inteligente políticamente hablando. Si meter al mejor nos cuesta trabajo ganar, pues si metes al segundo o al tercero, pues lo más seguro es que vas a perder. Entonces  por la mínima inteligencia política de los que debemos  participar en política, tienes que elegir al mejor de tu partido, sea o no de tu grupo, para que puedas ganar una elección.

Para Juan Manuel Fócil Pérez, el 2017 sería el año en que su partido y la militancia tendrían que empezar a valorar el escenario para enfrentar la contienda electoral, pero no por ahora.

-¿Tienen qué retener la gubernatura? Frente a ustedes hay partidos fuertes como Morena…

-Como un partido que somos competitivo, que tenemos principio, que tenemos claro el rumbo y lo que queremos  hacer, tenemos que competir para ganar. Eso es definitivo y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ganar la elección. ¿Contra quién? Contra el PRI que tiene un voto duro. Hay que reconocerlo. Contra Morena que viene creciendo, hay que reconocerlo también. Pero bueno,  no estamos atados de mano y nosotros también estamos haciendo nuestro trabajo. Y eso es parte quizá de lo que podrían criticarme, que siempre estoy en activo, pero ese es nuestro trabajo. Y ni modo es que nos quedemos sentados a ver qué van hacer los demás y a ver qué  se nos ocurre al final. No. Tenemos que estar en actividad. Siempre frente a la gente, siempre sirviendo.

-Quedan poco más de dos años, ¿tanto el PRD como el gobierno tendrán que hacer mucho más de lo que están haciendo para refrendar o recuperar esa confianza ciudadana?

-Hay varios caminos para lograr la gubernatura en el 2018. Habrá que ver la percepción ciudadana para saber qué más le está afectando a la gente. Y sobre eso  nuestro gobierno tendría que atenderlo. Hoy, algo que nos está golpeando mucho es la inseguridad. Qué tanto  depende de nosotros, qué tanto puede cambiarse, pero en cuánto tiempo no lo sé. Muchas veces las cuestiones de la seguridad no dependen todo del Estado o de los municipios, sino que hay otras fuerzas en el país  que influyen en la forma en la que se esté conduciendo a las policías. Habría qué valorar si decidimos que haya autonomía en el Estado en esta materia, o si la Federación se meta de lleno. Pero tenemos que buscar el camino que le dé seguridad a la ciudadanía.

-Con ese liderazgo que tienes en tu partido, por tu trabajo, por tu capital político, ¿cuál es la relación que tienes con Manuel Andrade Díaz, con el PRI?

-Manuel Andrade  es diputado local hoy, igual que tu servidor, y que los otros 33 compañeros. Con  todos procuro tener una buena relación. Y por el  último evento al que me acompañó Manuel Andrade, al que le agradezco, invité a los 34 restantes diputados. Y si nada más fueron 6 o 7, pues Manuel Andrade se tomó la molestia de acompañarnos. Es algo válido. Y yo tengo una relación buena con él, de hace tiempo y yo no me peleo con nadie. No tengo porqué buscar  pleitos ajenos, no es mi estilo.

-¿Ósea que no tienes una alianza con él?

-No. No hay alianza. De lo que me platica Manuel, está muy clara su postura como priista. Ellos igual van a  buscar recomponer su partido para tratar de ser competitivos. Eso es lógico, pero nosotros en nuestro papel haremos lo propio para ganar. Puede haber compañerismo o amistad como diputados, pero eso no cambiará nada.

-Se habló de que incluso después de tu evento (el anuncio para apoyar con implantas en la recuperación a mujeres con Cáncer), ambos coincidieron en  pedir la renuncia de aquéllos que aspiran a cargos de elección…

-No. Yo lo que en particular declaré fue que bienvenidos todos los que deseen participar, nada más que respeten la ley. Es todo. Para que no se metan en problemas ni tengamos nosotros problemas como partido. Pero yo no pido la renuncia de nadie. Cada quién sabrá, en la medida de sus posibilidades, y facultades que tienen, qué es lo que debe hacer.

-A partir de lo que falta y lo que viene, ¿cómo sientes al PRD y a ti en lo particular?

-El PRD  está muy fuerte. Un partido se construye desde abajo, todos los días, y nuestro partido está en actividad. En movimiento siempre. Así que yo veo para el PRD triunfos, fortalezas, y en lo particular para Fócil buen futuro, y posiblemente el gobernador de los mejores que pueda tener Tabasco.

-¿Pero no es tu obsesión ser gobernador?

-No. Nunca me obsesiono. Tengo una justa medida.

-Pero son los números de la encuesta los que hablarán.

-Totalmente. Hoy cuenta mucho para la toma de decisiones la competitividad, y si somos competitivos, vamos a ganar.

-¿Con el mejor?

-Con Fócil.

-¿El PRD no puede inventar candidatos?

-No se puede. No los hemos inventado realmente nunca. Yo sé que cuando hay selección de candidatos, el que pierde siempre sale a decir que le hicieron trampa, que era mejor, porque cada  quien tiene su amor propio. Y yo lo entiendo desde el punto de vista psicológico, porque tiene que decir algo para justificarse. Pero como diría Enrique González Pedrero, los hechos hablan y han hablado. La selección de nuestros candidatos, -el 70 u 80 por ciento-, a pesar de las críticas y de los que se han ido en contra nuestra, -porque luego son males perdedores, no solo andan buscando criticar de que se les hizo trampa sino que se van apoyar a otros partidos, han ganado.

Quiere decir que los resultados son los que mejor nos pueden decir qué tal han sido los candidatos en el PRD. Y han sido muy buenos. Por eso somos el partido mayoritario; por eso gobernamos más municipios; somos mayoría en el Congreso y gobernamos Tabasco.

Polémico, controversial, Juan Manuel Fócil Pérez precisa también que no es ni enemigo ni adversario del gobernador Arturo Núñez Jiménez ni de algún funcionario.

-Hay quienes han venido cuestionando tus posturas, tus declaraciones, ¿cómo definirías tu relación con el Gobierno del Estado?

-Recordemos que el PRD no nació dentro del gobierno. Hemos tenido una posición crítica como partido y en lo particular también. Así que ahora que nos toca gobernar el estado, si bien tenemos la responsabilidad  de ayudar al gobierno, que lo hemos hecho y lo estamos haciendo, no nos debe limitar para hacer críticas objetivas si algo falla. Porque a veces hay funcionarios que no están cumpliendo, y como  que hace falta decirlo públicamente para que se busquen canales de comunicación y solución a los problemas.

-¿Pero no eres enemigo, adversario al gobernador, como muchos de tus críticos dicen?

-No. Eso es una barbaridad. Simple y sencillamente soy muy respetuoso de nuestro gobierno, pero no puedo quedarme callado si veo algo mal; sería fallarme a mí mismo y a la gente que cree en mí.

-¿No hay ningún tipo de confrontación o de diferencia?

-No. Son grupos  al interior del gobierno que buscan reflejar hacia fuera que yo estoy peleado con el gobernador. En lo absoluto. Siempre hemos podido trabajar y acordar perfectamente con el gobernador.

Curtido de experiencia por los años en la política, con una madurez que muy pocos le ven y reconocen, Juan Manuel Fócil Pérez es, ante todo, un político pragmático que, en resumen, en la víspera de la contienda del 2018 estaría igual preparado para dos destinos: ganar la encuesta para obtener la candidatura al gobierno, o bien, si los resultados no le favorecen, reconocer a quien lo aventaje y sentarse para alcanzar acuerdos.

Al final de la entrevista se despide como llegó a la entrevista pactada en este café de Usumacinta: contento. Sonriente. Optimista.