Lo peor ya pasó y las aguas bajaron en Tabasco: Adán Augusto López

Redacción/

Villahermosa, Tabasco; martes 08 de diciembre de 2020/

  • Informa el Gobernador que el 76% del total de la red carretera sufrió daños por inundaciones; la próxima semana iniciará el plan de reparación
  • Una vez que ‘lo peor ya pasó’ y las aguas bajaron, Tabasco comienza regreso gradual a la normalidad; anuncia retiro de costalera en el malecón ‘Carlos A. Madrazo’
  • Recorte federal previsto para 2021 no afectará programa de reconstrucción de Tabasco, porque “contamos con invaluable apoyo” del Presidente López Obrador, afirma
  • 2020 no es un año perdido, al tiempo que advirtió que aunque la entidad tiene controlada la pandemia, si siguen creciendo los contagios se podría volver al confinamiento

El gobernador Adán Augusto López Hernández anunció que la semana próxima arrancará la reconstrucción de carreteras, caminos y puentes que resultaron dañados en Tabasco por las recientes inundaciones, como parte de un programa de atención inmediata que conjuntará inversiones federales y estatales, de al menos 2 mil 300 millones de pesos.

Indicó que una vez que ‘lo peor (de la emergencia por lluvias históricas y desbordamiento de ríos) ya pasó’, Tabasco comienza paulatinamente a regresar a la normalidad, por lo que este mismo martes inició el retiro de la costalera que sirvió para contener los embates del río Grijalva en Villahermosa, a su paso por el malecón “Carlos Alberto Madrazo”.

El mandatario afirmó que la mayoría de los ríos que atraviesan la entidad han recuperado su capacidad de regulación, salvo el Usumacinta que, aunque ha seguido disminuyendo, su escala crítica aún podría generar problemas por un par de semanas más en zonas bajas de los municipios de Jonuta y Centla.

Adán Augusto López comentó que incluso, las familias empezaron a abandonar los refugios temporales para regresar a sus hogares, razón por la cual también comenzaron a ser retiradas las cocinas comunitarias que fueron  habilitadas en las zonas más afectadas por inundación.

En Tabasco “ahora viene la reconstrucción”, aseveró, e informó que luego de que días atrás arrancó el Programa Emergente de Reparación de Vialidades que atenderá los 17 municipios, el siguiente paso será recuperar la red carretera que resultó dañada en más de 76 por ciento, además de los puentes, potabilizadoras y cárcamos afectados por las lluvias.

En entrevista con un medio radiofónico, como parte de un ejercicio de comunicación directa con la población, López Hernández afirmó que los recortes presupuestales previstos a nivel federal para el 2021, como consecuencia del impacto que la pandemia de COVID tuvo en la economía nacional, no afectarán las inversiones que requiere Tabasco para restituir gran parte de su infraestructura perdida.

“Vamos a contar con el invaluable apoyo del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador”, de quien, adelantó, en cuestión de semanas regresará a la entidad para detallar el plan integral de reconstrucción, con el cual se destinará una millonaria inversión para dragar ríos, reparar carreteras, reforzar de bordos de protección, mejorar viviendas y construir infraestructura de mejoramiento urbano.

El jefe del Ejecutivo avizoró que, ante la baja de recursos proyectada para el ejercicio próximo, Tabasco contará en 2021 con un presupuesto austero, pero que alcanzará para ‘salir adelante’, porque se continuará priorizando y reorientando el gasto, y privilegiando medidas de austeridad al interior de una administración pública que ha eliminado dispendios y privilegios para su funcionamiento.

‘No relajemos cuidados’

Adán Augusto López aseveró que su Gobierno está obligado ‘a hacer más con menos’ y a continuar por la misma ruta de crecimiento que le ha permitido llevar a cabo el programa de inversión en obra pública más ambicioso de la última década y media, y que, entre otras acciones, posibilitó iniciar en Villahermosa la construcción del distribuidor vial de Universidad, que hoy registra 60 por ciento de avance.

Indicó que además se cuentan con los recursos para arrancar tres distribuidores viales más en la capital del estado: uno en Guayabal, otro en el entronque de Mina y Ruiz Cortines, y el tercero en el acceso a Tabasco 2000, a la altura del Parque Tabasco; además de que se heredará a los tabasqueños una Ciudad de la Salud, donde serán edificados los nuevos hospitales regionales de Alta Especialidad del Niño ‘Dr. Rodolfo Nieto Padrón’ y el ‘Dr. Gustavo A. Rovirosa’, que alberga la sede del Sistema Estatal de Urgencias.   

Subrayó en ese sentido la transformación que ha experimentado el sector salud del estado que, pese a la irrupción de la pandemia de COVID, hoy está más fortalecido con infraestructura, equipamiento, medicamentos, insumos y personal médico, luego de que a principio de 2019 ‘no tenía ni para el agua’.

“Hemos sabido sortear el momento crítico de la pandemia de COVID y hoy estamos mejor preparados”, estableció, y dijo que, para dimensionar la labor titánica desplegada en este sector, en enero del año pasado disponía de 47 ventiladores y como 250 camas de hospitalización; hoy cuenta con 272 ventiladores y 900 camas.

Advirtió que aunque en el transcurso de la tercera semana de diciembre, comenzará a llegar a México las primeras 250 mil dosis de la vacuna contra la enfermedad, no hay que confiarse, porque los primeros en acceder a ellas serán el personal médico y luego, los grupos poblacionales más vulnerables. Refirió que será hasta el primer trimestre del año entrante, cuando se podrá contar con un lote de 34 millones de vacunas en nuestro país.   

En tanto, sentenció Adán Augusto López, no se pueden relajar las medidas dispuestas para la contención y control del padecimiento, que sólo en Tabasco ha cobrado la vida de más de 3 mil 150 personas. 

El mandatario alertó que si los tabasqueños insisten en mantener una movilidad sin acatar las medidas restrictivas impuestas para combatir este mal, en las siguientes dos semanas podrían dispararse los contagios, lo que obligaría a reconsiderar las disposiciones de confinamiento social y el cierre parcial de establecimientos no esenciales.

“Entre todos tenemos que ayudar a mantener a raya la epidemia”, recomendó, y sostuvo que un nuevo cierre es posible si las cosas se llegan a complicar.

López Hernández apeló una vez más a la conciencia ciudadana para que no relaje las medidas de cuidado, y mencionó que entre todos debemos cooperar para que no se afecte la salud de la gente ni la economía del estado, la cual se ha ido reabriendo de forma gradual.

El Gobernador recalcó que aunque Tabasco aún está distante del semáforo epidemiológico rojo, tiene relativamente controlada la pandemia y superó la etapa crítica de confinamiento social, no es momento todavía de bajar la guardia, porque en los últimos días se ha registrado un ligero incremento en el número de contagios, pacientes activos y hospitalizados.

Tras rechazar que 2020 sea un año perdido a causa de la pandemia, concluyó que para contener un posible rebrote, la Secretaría de Salud puso en marcha una campaña con tres módulos de diagnóstico rápido instalados en puntos estratégicos, donde se aplican pruebas de antígeno que en menos de 30 minutos permiten detectar casos positivos para “aislarlos y atenderlos” y con ello, evitar la dispersión del virus.

*****

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s