Impulsan gobiernos Estatal y Federal estrategia por la salud y el bienestar

Villahermosa, Tabasco; sábado 25 de julio del 2020/

• El gobernador Adán Augusto López Hernández, encabezó la presentación de la Estrategia de Intervención Local de Salud Comunitaria en Tabasco
• Destacó que la estrategia permitirá combatir la actual emergencia sanitaria generada por COVID-19 en el Estado
• Además, fortalecerá acciones de centros integradores, que desde el inicio de la administración trabajan en comunidades tabasqueñas
• La secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González resaltó la importancia de trabajar en equipo y redoblar esfuerzos ante la pandemia “y darnos cuenta de que sin salud no hay bienestar”
• El subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell Ramírez presentó también iniciativa de Atención Primaria de la Salud en el contexto de la pandemia por SARS-CoV-2

Redacción/

El gobernador Adán Augusto López Hernández encabezó este sábado la ceremonia de presentación de la Estrategia de Intervención Local de Salud Comunitaria en Tabasco, que retomará a la organización social como base para impulsar políticas de salud pública en las comunidades y que ayudará en estos momentos cruciales, a combatir la pandemia por COVID-19 en el Estado.

En compañía de la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González y del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno federal, Hugo López-Gatell Ramírez, aseguró que este programa de atención comunitaria viene a fortalecer la iniciativa que el Gobierno del Estado retomó para que por medio de los centros integradores haya una mejor organización social en el seno de las comunidades.

“Tabasco durante muchos años fue una especie de modelo por el trabajo coordinado con los centros integradores y bajaban muchas estrategias sociales, como el de la salud, a las comunidades y por distintas razones se dejaron en el olvido. Pero desde el inicio de este gobierno retomamos los centros integradores y nos están sirviendo para organizarnos de mejor manera”, subrayó el mandatario tabasqueño en Palacio de Gobierno.

Destacó la presentación el viernes pasado del programa piloto de Brigadas Comunitarias de la Secretaría de Salud, que es un botón de muestra de que la organización social deja muy buenos resultados, sobre todo si se trabaja cerca de los ciudadanos, en sus casas y centros de trabajo como se hace con la actual emergencia sanitaria que vivimos y los efectos que deja a las familias.
Agradezco mucho a la secretaria Albores y al subsecretario López-Gatell que estén aquí y nos indiquen la pauta que debemos seguir para enfrentar la pandemia, señaló López Hernández al insistir en su llamado a la población a que ayude y ponga de su parte para superar la contingencia, “porque la clave está en que la sociedad colabore”.

Por su parte, la secretaria de Bienestar dijo que el Gobierno Federal viene trabajando en equipo con todas las entidades y resaltó la importancia de trabajar en equipo y redoblar esfuerzos ante la pandemia por el SARS-CoV-2, que impone acortar plazos y tiempos “y darnos cuenta de que sin salud no hay bienestar”.

“Por eso creemos que el modelo de salud comunitaria es necesario no sólo para enfrentar la actual emergencia sanitaria, sino contribuir de manera permanente a resolver los problemas de salud comunitaria en Tabasco”, afirmó en presencia del titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, quien también ofreció datos sobre la aportación que hacen las comunidades en distintos renglones.

María Luisa Albores aseveró que la dependencia a su cargo ve que ese modelo de salud comunitaria es una valiosa oportunidad para sumar esfuerzos institucionales a favor de la alimentación sana, el acceso al agua, a la salud de las personas y las familias. Y en esta visión integral de la política de bienestar, añadió, la salud física, mental y emocional es un componente fundamental para cumplir con la integralidad que queremos como gobierno.

Mencionó que los datos que tienen de Tabasco es que es el tercer Estado con el mayor número de personas con obesidad, con el 47.3 de la población y es la segunda entidad con mayor número de hospitalizados prevenibles por diabetes, pero consideró que esas estadísticas se pueden revertir si se promueven buenos hábitos alimenticios y se rescata la riqueza de alimentos naturales que disminuyan el consumo de alimentos procesados.

“Por eso hoy acompañamos a la Secretaría de Salud para invitar al Gobierno del Estado a que se sume a esta propuesta de Intervención Local de Salud Comunitaria para el bienestar de su población, que se centra en dos criterios: el de guardianes de la salud desde la familia y el del resguardo comunitario”, detalló la funcionaria federal.

Explicó que el primer criterio es el del modelo autogestivo, pues normalmente un miembro de la familia se hace cargo de la salud de todos sus integrantes y ante el COVID-19 puede haber una alerta temprana de posibles contagios y el reporte real sobre muertes y contagios. Y el segundo criterio busca contener casos confirmados del virus y conformar comités comunitarios para garantizar el abasto alimentario y las medicinas de la comunidad.

Atención Primaria de la Salud COVID-19

En su oportunidad, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno Federal ofreció pormenores de la estrategia de la Atención Primaria de la Salud en el contexto de la pandemia por COVID-19, promoción de la salud, prevención, atención y mitigación de complicaciones y que es guía de un esfuerzo multisectorial.

“Su objetivo general es disminuir el riesgo de complicaciones y la mortalidad por COVID-19, así como mantener la continuidad de acciones esenciales de salud pública a través de la implementación de acciones de promociones de la salud, comunicación de riesgo, prevención, detección y atención oportuna en el primer nivel de atención, con la Jurisdicción Sanitaria y un enfoque de atención primaria de la salud”, detalló Hugo López-Gatell.

Puntualizó que el planteamiento ofrecido aplica a toda la población, pero tiene mayor relevancia cuando se habla de las comunidades indígenas y campesinas, que son las que históricamente han tenido mayor vulnerabilidad, precisamente por toda clase de discriminaciones de hecho y de actitud, que han tenido la sociedad y el gobierno hacia ellos.

Enfatizó que se trata de reducir el riesgo de complicar y morir, en este sentido el funcionario federal destacó el llamado que ha hecho el gobernador Adán Augusto López Hernández y la propia secretaria de Salud de Tabasco, Silvia Roldán Fernández de que la gente no tenga miedo de ir al hospital, porque va de por medio su vida.

Resaltó la importancia de detectar tempranamente a las personas enfermas y aquí “retomamos la perspectiva comunitaria, como lo dijo la secretaria de Bienestar. Creemos que una oportunidad muy grande es vincular de una manera funcional y ojalá permanente, a todo el aparato del bienestar”, expresó.

En resumen -sintetizó López Gatell-Ramírez-, la idea es tener una perspectiva amplia, multisectorial, que no sea sólo discursiva o de escritorio, sino que en el terreno vincule a todo el aparato del bienestar, tanto gubernamental como comunitario y romper esa brecha tradicional que hay entre el gobierno y la comunidad.

Al clausurar la sesión de trabajo, el secretario de Gobierno, Marcos Rosendo Medina Filigrana, mostró el regocijo del Gobierno del Estado porque se haya considerado a Tabasco para la implementación de lo que pareciera un nuevo programa, pero que en realidad es un reencuentro con un esquema que se generó hace cuatro décadas y que el neoliberalismo apartó porque no estaba en sus objetivos de la esencia social.

Recordó que hace cuatro décadas, en Tabasco se construyeron los espacios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y la Coordinación General del Plan Nacional de Zonas Reprimidas y Grupos Marginados (Coplamar), que estaban diseñados a los centros de salud del sector del siglo pasado y que ya no existen.

“Pero hoy estamos ante el reencuentro de una estrategia que permite articular lo que se dejó hace 40 años y que implica articular la participación interinstitucional, donde está la educación, alimentación y salud. No es un programa cualquiera, es una revolución de nuestra concepción de cómo actuar como mexicanos y un nuevo planteamiento hacia el futuro que se presenta con la actual pandemia, que tendrá que ser parte de nuestro vivir”, aseguró.

Medina Filigrana se pronunció por cambiar los hábitos alimenticios y plantear una estrategia nutricional, ya que la pandemia del SARS-CoV-2 está evidenciando que los más vulnerables son los que tienen comorbilidad, es decir, obesidad, diabetes o hipertensión.

“A nombre del Gobierno del Estado nos congratulamos por el inicio de esta nueva estrategia, por el reingreso, por el reencuentro con esta iniciativa que nunca se debió hacer apartado, pero que hoy estamos a tiempo para volver a reencauzar en el país”, apuntó.

También participaron en la presentación, Víctor Suárez Ramírez, subsecretario de Alimentación y Competitividad (componente producción alimentaria en el contexto del COVID-19); Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior (componente educativo para la acción comunitaria); David Razú Aznar, director Normativo de Vinculación Institucional y Evaluación del IMSS, entre otros.

*****

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s