#Columna Apoyo al rigor para frenar Coronavirus en Tabasco

Víctor Ulín/Sin Remitente/

Aunque debió llegar un poco antes, las nuevas medidas estrictas decretadas por el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, para restringir la movilidad de autos particulares y públicos y hacer obligatorio el cubrebocas, sin duda impactarán en la disminución de casos que hoy nos ubican entre los primeros lugares de contagios, por encima de Jalisco, por ejemplo.

Hasta antes del miércoles, era muy notorio el desacato y/o la irresponsabilidad de una buena parte de la población que no tenía nada que hacer fuera de su hogar y que no respetaban ni el aislamiento ni mucho menos el distanciamiento social al que hace más de un mes ya habían convocado el gobierno federal y el estatal, antes de la fase 2 y 3.

El establecimiento de operativos y retenes en la entrada y salida de Villahermosa, y al interior de la misma, en pocas horas ha logrado disminuir el tránsito vehicular y de personas que no realizan actividades esenciales y que habían tomado estos días de presunto aislamiento social para visitar a sus familiares, lugares públicos o simplemente pasear.

Ante una pandemia que avanza rápido en la medida en que no existan disposiciones rigurosas, el gobierno de Tabasco no puede especular en el uso de la fuerza pública para que quienes continúan soslayando la enfermedad abiertamente en la vía pública, entiendan de una vez la importancia de permanecer en casa o usar el cubrebocas si tienen la necesidad de salir.

No es posible que Tabasco, con una población que apenas rebasa los dos millones de habitantes, supere en casos confirmados y en defunciones a Estados como Jalisco, cuando debiéramos estar en las últimas posiciones y dando ejemplo de responsabilidad social.

Ahora, las corporaciones policiacas de seguridad y vialidad no pueden relajarse y, por el contrario, deben mantener el rigor y la aplicación de la ley para sancionar a quienes no acaten las nuevas disposiciones o de quienes, como ocurrió, reten a la autoridad bajo la ignorancia de que el “Coronavirus es una mentira” o que “está siendo exagerada su atención”.

Esa es la única manera de lograr que Tabasco baje el número de contagios y deje de estar entre los primeros lugares de casos confirmados y defunciones, y al mismo tiempo evitar que el sistema hospitalario colapse, y no haya ni el personal médico ni insumos para salvar vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s