Resultados, diálogo y reconciliación, compromisos de Adán Augusto

Redacción /

A las once de la mañana con tres minutos, un timbrecillo peculiar anuncia el reinicio de una sesión pública con carácter de solemne que por espacio de poco más de 20 minutos ha permanecido en receso en espera del protagonista del día.

La comisión de cortesía integrada por los diputados Alma Rosa Espadas Hernández (Morena), Ricardo Fitz Mendoza (PRD), Nicolás Bellizia Aboaf (PRI) y Carlos Mario Ramos Hernández (PVEM), ha cumplido ya la encomienda de acompañar al jefe del Ejecutivo estatal, así como al presidente del Poder Judicial, Enrique Priego Oropeza, y a la secretaria de Energía federal, Rocío Nahle García, hasta el salón de plenos.

Hoy no es un domingo cualquiera. Hoy se continúa escribiendo la historia. El Primer Informe de Gobierno de Adán Augusto López Hernández tiene un cariz diferente, marca por sí mismo un parteaguas en la vida democrática de Tabasco y rompe los moldes de un pasado donde todo era armado para ensalzar la figura del gobernante en turno.

Hoy no hay un escenario ni interlocutores a modo; lo que sí hay es espacio para el intercambio de ideas, oportunidad para la crítica, margen para la réplica, pero sin adulaciones.

La sede no puede ser mejor. El Congreso del Estado, la máxima tribuna del pueblo, de mayoría morenista, sí; del mismo partido del Gobernador, sí, pero con voces opositoras que en el informe dominical cuentan con igualdad de condiciones, en tiempo y en forma, para cuestionar y exigir cuentas.

El formato previamente pactado por las cuatro fracciones parlamentarias representadas en la LXIII Legislatura, resulta inédito en los últimos 30 años, y devuelve la voz a la máxima soberanía popular, por tanto tiempo desestimada, por tanto tiempo acallada en el otrora ‘Día del Gobernador’.

FOTO AALH -CRÓNICA (3).jpeg

Lo que se vive en la Plaza de Armas, así como en las calles aledañas al recinto legislativo, enclavado en el corazón político de la entidad, es preludio de lo que se avecina; afuera impera el orden, la tolerancia, el respeto. Hay una manifestación de trabajadores del ISSET, que demanda ser escuchada, que exclama consignas, pero que guarda la compostura en espera de ser atendida.

En el interior de la ‘Casa del Pueblo’, todo está cargado de simbolismos. Casi tres décadas tuvieron que pasar para “retomar una tradición institucional que jamás debió perderse”, sentencia en su entrada y machaca en su remate el mandatario, quien se desenvuelve como ‘pez en el agua’, haciendo gala de su expertise como diputado local, diputado federal y senador de la República.

La clase política, la clase económica y la clase social del Estado son testigos del ejercicio de rendición de cuentas. La figura del presidente Andrés Manuel López Obrador no está ausente, está representada por Rocío Nahle en un perímetro que luce a su máxima capacidad.

En el lobby, dos grandes tarimas habilitadas para la prensa dan cauce a un pasillo delimitado por cintas de seguridad y se erigen como la antesala de un graderío desde donde se observan dos pantallas gigantes que transmiten la sesión legislativa.

 

Poder público, al servicio de los tabasqueños

FOTO AALH -CRÓNICA (6).jpeg

Cumplido los protocolos de rigor, a las 11:12 el Gobernador hace uso de la palabra. En 51 minutos, explica el estado general que guarda la administración pública estatal; puntualiza logros en finanzas, salud, educación, obra pública, bienestar; anticipa más resultados; admite pendientes y lanza un exhorto a sus paisanos, un llamado que considera vital y que resume en una sola palabra: “reconciliación”.

“Más allá de nuestras diferencias políticas que lógicamente las hay, sumemos, busquemos las coincidencias y que sea este el primer paso para la reconciliación de Tabasco”, exclama, y estallan los primeros aplausos.

En la audiencia destaca la presencia de personajes de la talla de Leonel Cota Montaño, titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; de Javier May Rodríguez, subsecretario de Inclusión Productiva y Desarrollo Regional de la Secretaría de Bienestar federal, así como de empresarios como David Gustavo Gutiérrez Ruiz y Arcadio León Estrada; también están los seis diputados federales por Tabasco.

Por el tiempo y esfuerzo que dedica al DIF estatal, así como por el trabajo profesional y sin intereses personales que antepone en la atención de los grupos vulnerables, el jefe del Ejecutivo dedica un agradecimiento especial a su esposa, Dea Isabel Estrada de López, quien junto a sus hijos Adán Payambé, Augusto Andrés y Adrián Jesús, se encuentra sentada en la fila A del auditorio.

Con la convicción personal de rendir cuentas de lo hecho con “coraje y corazón”, pero especialmente con honestidad, remarca su orgullo de gobernar su Estado, y hace públicamente un reconocimiento al compromiso y apoyo generoso del presidente López Obrador, quien está decidido a hacer de su Estado el eje del desarrollo del Sureste.

López Hernández revela que si bien el formato del Informe de Gobierno tiene la intención de que en Tabasco haya perfecta comunicación entre el Ejecutivo y el Legislativo, también busca que todos los poderes del Estado “estén al servicio de los tabasqueños y que se gobierne, se imparta justicia y se legisle con cultura política y civilidad, (porque) esa es la reconciliación que estamos obligados a legarles a los tabasqueños”.

Los aplausos retumbaron en el Palacio Legislativo; la primera parte de su intervención había concluido; el intercambio de opiniones con tres coordinadores parlamentarios y un vicecoordinador, estaba por comenzar. En cerca de 45 minutos, Odeth Carolina Lastra García, del Verde; Gerald Washington Herrera, del PRI; Agustín Silva Vidal, del PRD, y Luis Ernesto Ortiz Catalá, de Morena, plantearon las posturas de sus partidos.

 

No, al regreso de prácticas del pasado

 

En nueve minutos, lo que parecía sería el único momento áspero de la jornada, se resuelve con argumentos, sin estridencias. El ‘legítimo derecho a disentir’ encuentra contrapeso con oficio político, estatura moral y civilidad.

Es la ronda de posicionamientos y del derecho de réplica de quien este domingo cumple el mandato constitucional de rendir cuentas al pueblo tabasqueño.

El cebo es que la Cámara de Diputados se conduce como una tiranía y como un ‘gabinete legislativo’ del Gobernador. El portavoz es el coordinador parlamentario priísta.

Argumenta que en campaña ‘se vendió la idea de que tener un Presidente tabasqueño y de su mismo partido (Morena) haría que Tabasco le fuera muy bien en el corto plazo’ y justifica que con ese discurso ‘ganaron todo’. Cuestiona el trabajo del Gabinete estatal, le carga gran parte de culpa de lo que, a su parecer, sucede en la entidad, y objeta de que los resultados de los primeros 10 meses de gestión son ‘cifras maquilladas’.

Atento, desde su lugar en el centro de la mesa directiva del Congreso, el mandatario Adán Augusto López Hernández, toma nota, sereno, sin perder la compostura; comparte comentarios ‘en corto’ con el diputado presidente Rafael Elías Sánchez Cabrales. Espera paciente que concluya la alocución opositora, que se prolonga por espacio de 12 minutos.

No tiene que esperar mucho. Planteadas las posturas de las cuatro fracciones con respecto al Primer Informe, el jefe del Ejecutivo hace válido su derecho de réplica y centra el debate en apenas 540 segundos.

Tras agradecer a la coordinadora parlamentaria del Verde, Odeth Carolina Lastra García, la disposición y compromiso de este partido para acompañar la etapa de reconciliación del Estado, se dirige a quien lidera a la que se ha declarado una “oposición responsable”.

“Quienes hoy gobernamos el Estado, los municipios y el país, no ganamos por un discurso bonito, ganamos porque se hartó el pueblo de México, el pueblo de Tabasco, de los malos gobiernos con corrupción institucionalizada”, ataja al legislador.

Refrenda su convencimiento de que en Tabasco y en el país debe de haber una verdadera democracia, debe de haber respeto a la pluralidad y a la diversidad, pero también debe de haber pleno respeto a la autonomía de los poderes Legislativo y Judicial.

“Precisamente ganamos porque eso que usted hoy añora, no debe de darse más”, revira, y desde la máxima tribuna del pueblo remite a los diputados la tarea no sólo de conducir los trabajos al interior del Congreso, sino de generar los consensos.

Puntualiza que siempre será respetuoso de la actividad del Poder Legislativo y que jamás sugerirá a ningún diputado el regreso de las prácticas autoritarias y antidemocráticas del pasado. “Este es un Congreso distinto”, remacha, y en el inicio de un diálogo institucional que promete será permanente, de forma respetuosa baja el telón del ejercicio democrático con una propuesta.

Además de la comparecencia de los secretarios del gobierno a la glosa del Primer Informe, ofrece regresar en diciembre –si así lo disponen los legisladores–, para detallar el contenido del documento, explicar y debatir sobre la confección del presupuesto estatal prevista para el ejercicio fiscal 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s