Ni un peso más a consejeros

Víctor ULÍN/  Sin Remitente/
Mientras el resto de los consejeros permanecen silentes, la presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), Maday Merino Damián, revela que tienen un déficit presupuestal de 75 millones de pesos y advierte de la posibilidad de correr trabajadores si los diputados no le dan más dinero para completar el pago de nómina y adeudos.
En la entrevista más reciente con reporteros, la funcionaria, grosso modo, dijo que de los 75 millones que se requieren para concluir el ejercicio 2019, al menos 14 millones son para pagos pendientes de laudos y otras deudas, y 61 millones de pesos para garantizar salarios y prestaciones de fin de año.
El intento de explicación de la Presidenta Consejera, sin embargo, no es convincente como para que los diputados cedan a sus amagos para que le den más dinero. ¿Qué son, por ejemplo, esas deudas de las que habla que completan 14 millones de pesos junto con laudos? ¿O por qué faltan 61 millones de pesos para pagar la nómina y otras prestaciones?
La declaración inconsistente de Maday Merino Damián llega precedida de señalamientos sobre la contratación de familiares suyos y de otros funcionarios del órgano electoral, y de una supuesta investigación en ese sentido de la Contraloría Interna de la que, en honor a la verdad, no se espera gran cosa.
Y tanto le “preocupa” a la Presidenta la crisis financiera del IEPCT que, en una declaración incongruente y un acto de cinismo, descartó que puedan los consejeros y funcionarios recurrir a un recorte salarial para contribuir a juntar el dinero faltante en el presupuesto del 2019.
Es evidente que algo mal está pasando en la administración de los dineros del IEPCT y que su Presidenta y los demás consejeros han sido incompetentes o irresponsables en su manejo adecuado.
Antes que analizar seriamente una ampliación presupuestal, los diputados deberían solicitarle al Órgano Superior de Fiscalización una revisión exhaustiva de las cuentas del IEPCT para saber con certeza qué están haciendo los consejeros con el dinero que ponemos todos, y el por qué no le alcanzará el presupuesto del 2019.
Y lo primero que deben hacer los diputados antes de aprobarles un peso más, es considerar seriamente bajarle el sueldo a los siete consejeros y a los funcionarios de alto nivel que ganan más que los integrantes del mismo Congreso del Estado y del Poder Ejecutivo. Es decir, que los consejeros también sean ejemplo de la austeridad republica e incluso de la pobreza franciscana que impulsa el gobierno federal y estatal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s