Narro, lo viejo del PRI

Testigo fiel/
Por: Jesús Torres/

En el ocaso de su vida, a sus 70 años, el dos veces rector de la UNAM, José Narro Robles mejor hubiera concluido su trayectoria académica como docente de esa máxima casa de estudios en la formación de futuros hombres y mujeres de la medicina y no ‘manchar’ su reputación, si es que la tuvo, desde que decidió incursionar en la política.

Originario de Saltillo, Coahuila, Narro Robles fue secretario de Salud en la administración de Enrique Peña Nieto de 2016 al 2018, tiempo en que se privilegió a por lo menos 10 proveedores para que se hicieran de contratos por miles de millones de pesos en la venta de medicamentos para el sector salud.

¿Tendrá limpia las manos en todo esto el hoy aspirante a la dirigencia nacional del PRI?, porque el presidente, Andrés Manuel López Obrador señaló que hubo omisión de Narro en la compra de medicamentos caros y otras irregularidades, aunque más adelante también reconoció que no hay denuncias por estos hechos en lo que se ha calificado como los “consentidos” de la administración de Peña Nieto.

En redes sociales ha trascendido que varias de estas empresas que adquirieron jugosos contratos por el orden de los 241 mil millones están vinculadas al mismísimo ex secretario de Salud, así como a políticos priistas de la talla de Manlio Favio Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, Emilio Gamboa Padrón y Roberto Madrazo.

Sea cierto o no, deja sembrada la sospecha para que todo mundo siga pensando que este tipo de políticos priistas, involucrados en supuestos actos de corrupción, es lo que ya no quiere el país.

Por eso al inicio de esta columna señalaba que el doctor Narro mejor hubiera continuado con su trayectoria académica al servicio de la medicina desde la UNAM y dejar de un lado sus aspiraciones políticas, máxime ahora que su partido viene de una derrota electoral y lo que necesita es sangre nueva que le impregne un dinamismo para hacerlo competitivo en el 2021.

Eso de exhibirse con gentes, como el priista oaxaqueño, Ulises Ruiz, pareja electoral y política de Roberto Madrazo, acusado de orquestar un descomunal fraude electoral en Tabasco en las elecciones de 1994, deja al descubierto que nada bueno tejen ambos personajes rumbo al proceso interno del tricolor.

¿A que le estará apostando, Narro Robles en la elección para la dirigencia nacional del PRI? ¿A que la decisión sea tomada por una cúpula rapaz de su partido o por una elite de ‘connotados’ priistas a la que él pertenece? Eso todavía está por verse.

Anuncios

Piden empresarios tabasqueños al Presidente intervenir para que CENEGAS pague adeudos

Redacción/

+Estarían valorando interponer una denuncia en contra del Centro Nacional de Control de Gas Natural (CENEGAS) y de su titular, Elvira Daniel Kabbaz Zaga, “quien no nos ha querido pagar” los trabajos realizados en tiempo y forma a finales del 2018.

Redacción/
Ante adeudos por trabajos realizados desde finales del 2018, un grupo de empresarios tabasqueños vinculados a la actividad petrolera estarían valorando seriamente interponer una denuncia en contra del Centro Nacional de Control de Gas Natural (CENEGAS) y de su titular, Elvira Daniel Kabbaz Zaga, “quien no nos ha querido pagar”.

 

CENEGAS
De acuerdo con la declaración de varios representantes de empresas que solicitaron el anonimato para evitar que le sigan aplazando sus pagos, la retención de los recursos pendientes está provocando una crisis de liquidez que los obligaría a tener que prescindir de trabajadores a los que “no vamos a poder sostener durante mucho tiempo”.

En ese sentido, solicitaron la pronta intervención del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, y del Director de Pemex, Octavio Romero, para que “nos ayuden y no tengamos que despedir a los trabajadores, la mayoría tabasqueños”.

“No es posible que mientras el Presidente está pugnando por generar empleos y apoyar a empresas locales, haya funcionarios como la directora de CENEGAS, que están haciendo todo lo contrario y parece interesada en generar más desempleo”, expresó.

Argumentaron que los servicios prestados quedaron amparados en contratos multianuales firmados por los representantes legales de las empresas inconformes por el atraso en sus pagos, y Sergio Camacho Mendoza, representante Legal de CENAGAS.

Informaron que en varias ocasiones han solicitado los pagos respectivos, pero lamentaron que “estén parados por culpa de la directora de CENEGAS, Elvira Daniel Kabbas Zaga, y “no hay para cuando nos den fecha de que nos van a pagar por el trabajo”.

Asimismo, señalaron a Gustavo Álvarez Velázquez, Director de la Unidad de Finanzas y Administración y a Manuel García Arellano, ejecutivo de Finanzas, “de darnos largas para no pagarnos”.

Incluso, afirmaron, ya solicitaron la intervención del Organo Interno de Control de CENEGAS “para tratar de saber por qué no quieren pagarnos si los trabajos ya fueron hechos”, y aunque emitió un oficio el 8 de febrero, hasta este momento la Unidad de Finanzas y Administración sigue sin respondernos y, lo peor, “sin pagarnos”.

 

Interés político detrás de defensa a diputada del PVEM

Redacción/

En la sesión de ayer en el pleno del Congreso del estado, el diputado independiente, José Manuel Sepúlveda del Valle ni agredió ni se refirió a ninguna o ninguno de los diputados en particular cuando sugirió desde la tribuna no caer en ocurrencias al momento de hacer una propuesta en materia legislativa.

 

IMG-20190315-WA0027
El parlamentario lo que hizo fue orientar una propuesta a una reforma planteada por su homóloga del PVEM, Carolina Lastra la cual debió centrarse en la adecuación al artículo 8bis de la Constitución local relativo a la Participación Ciudadana.
Lo anterior motivó a que legisladoras del PRD aprovecharan el momento para sacar raja política y buscar notoriedad ante los medios de comunicación.
Lo anterior, evidenció una vez más que ante la propuesta de poner a la actual legislatura a la altura de lo que demandan los ciudadanos, lo que sigue prevaleciendo es la denostación y el ataque sistemático de diputadas de un partido que atraviesa el peor de sus conflictos internos después del descalabro del pasado proceso electoral que lo dejó al punto de la extinción.

En el caso del PVEM, sólo hay que recordar que se caracterizó por servir al ex gobernador, Arturo Nuñez Jimenez, quien dejó una administración plagada de irregularidades y corrupción durante su mandato.

Bastaría con checar, que de los diputados del Partido Verde, en su momento Sepúlveda Del Valle fue el único de esa fracción que reprobó la cuenta del mandatario tabasqueño.

PRD-Tabasco, a la extinción

Víctor Ulín / Victor Ulín/
Los perredistas de Tabasco no aprendieron de la derrota electoral del 2 de julio del 2018 y fueron incapaces de reinventarse para buscar salvar a su partido y así mismos de una eventual extinción.
Por el contrario, los perredistas están ahora enfrascados en una pelea de barrio en la disputa por la dirigencia estatal que todavía preside el vilipendiado Darwin González Ballina.
Los grupos al interior del PRD encabezados por el senador Juan Manuel Fócil Pérez, Agustín Silva y del ex alcalde de Centro Gerardo Gaudiano pretenden imponerse para tener participación favorable en el reparto de futuras candidaturas.
La confrontación por la dirigencia exhibe, al mismo tiempo, la incapacidad de los perredistas para dirimir sus diferencias mediante el diálogo y, lo más importante, negociar la integración del Comité Directivo.
El pleito público que ahora mantienen solo le confirma a la población que el voto en contra del PRD y sus candidatos fue la decisión más adecuada, mucho más cuando son los responsables de haber cedido la candidatura al gobierno de Tabasco en e l 2012 a un ex priísta -Arturo Núñez- que nunca renunció a sus mañas y que seis años después los llevaría casi a la extinción y al Estado a un saqueo que es nimio comparado con el de Andrés Granier.
Sí hoy fueran las elecciones, es probable que el PRD en Tabasco perdiera su registro. En este momento carecen de proyecto, de una visión de lo que pretenden hacer para reponerse del sutnami del 2 de julio y recuperar gradualmente la confianza de una población que se lamenta de haber votado en su oportunidad por Arturo Núñez.
A diferencia del PRI que hasta puede, en efecto, hacer de Andrés Granier su principal activo en las próximas elecciones, al PRD la sombra de Arturo Núñez Jiménez los seguirá por mucho tiempo en lo que el imaginario social olvida, sí es que lo hace, el daño hecho.
Por ahora, los perredistas siguen extraviados, dominados por la ambición de quedarse con los despojos de un partido que, aunque no lo quieran reconocer, ya es un cascarón que solo conserva el membrete. Los perredistas tienen que entender que la recuperación de su partido no se logra dividiendo ni restando. Qué les falta muchísimo para reconstruirse -y no es metáfora- de las cenizas. Que están más cerca de la extinción que de los años gloriosos que desperdiciaron.