Anuncia el gobernador de Campeche incremento salarial a trabajadores estatales con más bajos ingresos

+Confirma que no se crearán ni aumentarán impuestos y tampoco habrá despido de trabajadores

Redacción/

San Francisco de Campeche, Camp., a 31 de diciembre de 2018.-
Tras anunciar incrementos salariales de más del 27.31, 13.75 y 8.23 por ciento para alrededor de mil 113 servidores públicos que perciben los más bajos ingresos dentro de la administración estatal, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas aseguró que los mandos superiores no recibirán aumentos en sus percepciones, tampoco habrá despidos laborales y no se crearán ni aumentarán impuestos.

En su última conferencia de prensa de 2018, que ofreció acompañado de los secretarios de Finanzas, América Azar Pérez, y de Administración e Innovación Gubernamental, Gustavo Ortiz González, el también presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), confirmó que Campeche fue severamente golpeado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, al sufrir recortes sin precedentes en rubros importantes de infraestructura carretera, agua, campo, apoyos a las mujeres y emprendedores, entre otros.

Subrayó que el impacto negativo que ha sufrido la entidad en el gasto federalizado no solamente representa una reducción de más del 50 por ciento, respecto al 2018, sino es el más bajo que se le ha otorgado en los últimos 10 años, al observar un monto aprobado en el PEF 2019 de mil 837 millones de pesos.

Aseveró que ante ello fortalecerá la labor de gestión en las diversas dependencias del Gobierno de la República para compensar los recortes, traer recursos y consolidar acuerdos en beneficio de las familias campechanas. “Nosotros no nos achicamos, nosotros nos crecemos frente a los grandes retos; no buscamos pretextos para no hacer las cosas, mejor trabajamos y gestionamos más para lograr el crecimiento de Campeche”, agregó.

Al anunciar los aumentos salariales, el mandatario precisó que, derivado de una política presupuestal apegada a la transparencia, eficacia y eficiencia, y como un acto de justicia a los trabajadores estatales con los niveles más modestos del gobierno estatal, los empleados con el nivel 10.0 obtendrán un crecimiento en sus ingresos de más del 27.31 por ciento, el mayor que se ha dado en los últimos 20 años; el nivel 10.1 tendrá un aumento de más del 13.75, dos veces arriba del nivel inflacionario de 2018, y el escalafón 10.2 percibirá más del 8.23 por ciento, también por arriba de la inflación.

Comentó que los ajustes a los tres últimos rangos del escalafón salarial beneficiarán a más de mil 113 empleados, es decir, el 15 por ciento de la plantilla laboral estatal, además habrá un incremento del 2.5 por ciento al salario de los burócratas en general y los mandos superiores no recibirán ningún aumento.

El mandatario estatal precisó que con esta medida se inicia una adecuación gradual de percepciones a toda la base trabajadora que tiene más de 20 años sin obtener crecimientos significativos y que solamente ha registrado el que corresponde cada año, ligado con el crecimiento inflacionario.

Asimismo, subrayó que el estricto orden financiero con que se ha conducido la administración estatal ha permitido el total cumplimiento de las obligaciones y compromisos financieros, programas, obras y acciones, incluyendo las previsiones muy prudentes en materia de aguinaldos, aportaciones a universidades y prevención de contingencias.

“A diferencia de lo que ocurre en otras partes del país donde la falta de pagos ha derivado en conflictos y manifestaciones sociales, aquí en el estado, gracias al trabajo en equipo tenemos un clima de armonía, paz y tranquilidad al cierre del año”, enfatizó.

Por otra parte, Moreno Cárdenas remarcó la reducción de los recursos que sufrió Campeche dentro del PEF 2019, respecto al 2018, en importantes ramos como infraestructura carretera, donde el impacto negativo fue del 72 por ciento, el mayor de todo el país, lo que representa más de mil 770 millones de pesos menos.

En el tema de agua, que está incluido en el ramo de Medio Ambiente y Recursos Naturales, especificó que hay un decremento del 16 por ciento, ya que pasó de 37 mil a 31 mil millones de pesos; en cuanto al campo hay una reducción de más del 10 por ciento, pasando de 72 mil a 65 mil millones de pesos, lo que afectará directamente a los productores, y en los recursos destinados a estancias infantiles, para apoyar a madres trabajadoras, el presupuesto se redujo en prácticamente la mitad, al pasar de cuatro mil a dos mil millones de pesos.

Al hacer un comparativo de lo que Campeche recibió entre 2015 y 2018, dijo que los recursos significaron más del doble de lo que se obtendrá en 2019, pues en 2015 se le asignaron tres mil 956 millones de pesos; en 2016 más de cuatro 135 millones de pesos; en 2017, tres mil 937 millones de pesos; en 2018, tres mil 783 millones de pesos y en 2019, mil 837 millones de pesos.

Señaló que las reducciones se pretenden compensar con grandes proyectos como el Tren Maya y el establecimiento de Pemex en el estado. “En mi gobierno jamás decimos que no hay recursos o que no se puede; por ello, ante estos recortes severos e importantes en el presupuesto, que van a afectar al campo, a las mujeres, a los emprendedores en el tema económico, así como a la construcción de infraestructura, nosotros continuaremos tocando puertas, visitando secretarios, haciendo gestión ante el Gobierno de la República”, afirmó.

De igual forma, dio a conocer que en las próximas semanas inaugurará diversas obras como el distribuidor vial de la ciudad de San Francisco de Campeche y la Unidad Deportiva de Ciudad del Carmen, e informó que el fin de semana sostuvo reuniones con empresarios del sector energético interesados en invertir en los puertos de Ciudad del Carmen y Seybaplaya, así como con el director general del Conalep, Enrique Ku Herrera, con quien acordó fortalecer los programas de becas y equipamiento educativo.

El mandatario también aseguró que su gobierno tiene el compromiso de no crear ni incrementar impuestos, como lo ratificó desde el inicio de su gestión con la eliminación de la tenencia vehicular, medida con la que se apoyó el bolsillo de miles de campechanos. “Aquí no vamos a tener más impuestos, aquí no vamos a aumentar los impuestos, aquí tenemos que ajustarnos nosotros y trabajar con mayor eficiencia y eficacia en la recaudación, donde Campeche es ejemplo a nivel nacional”, apuntó.

Sobre el ambiente de incertidumbre que se ha dado en el país por el despido de empleados, Moreno Cárdenas aseguró que su gobierno está fortaleciendo a la clase trabajadora y haciendo ajustes en los mandos superiores para darle oportunidad a los que menos ganan. “Aquí no vamos a hacer despidos, nos estamos ajustando el cinturón para trabajar con los miles de empleados del Gobierno del Estado”, garantizó.

Anuncios

Mi entrega total para gobernar Tabasco: Adán Augusto López Hernández

Entrega total para gobernar Tabasco: Adán Augusto López Hernández

Redacción/

MENSAJE DEL LIC. ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, AL RENDIR PROTESTA COMO GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE TABASCO, POR EL PERIODO DEL 1 DE ENERO DE 2019 AL 30 DE SEPTIEMBRE DE 2024

Saludo con afecto sincero la presencia del Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Licenciado Andrés Manuel López Obrador. Bienvenido Señor Presidente.

Señor Diputado Tomás Brito Lara, Presidente de la Mesa Directiva del Honorable Congreso del Estado.

Señor Licenciado Jorge Javier Priego Solís, Magistrado Presidente del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Señoras y Señores Diputados integrantes de la Sexagésima Tercera Legislatura.

Señoras y Señores.

Llegar a esta cita histórica es posible gracias a la lucha de varias generaciones de tabasqueños, que con su entrega a este movimiento social y político han hecho posible esta odisea. Hoy inicia la verdadera transición en Tabasco. Hasta ahora hemos vivido una prolongación del viejo régimen que evitó el desarrollo y la evolución sociopolítica en nuestra tierra.

Ser gobernador de Tabasco no significa únicamente cumplir una aspiración personal o ejercer un encargo político. Es un medio para llevar más allá, con repercusiones en el tiempo y en el espacio, el bien y lo justo. Estos son los principios fundamentales que darán sustento y filosofía a la reconciliación. Aquí en nuestro trópico, en nuestra agua y nuestra selva, será el principio que nos guiará en los próximos años.

Esa reconciliación, esa armonía está en la naturaleza que nos rodea, en cada uno de nosotros, y está también en mí, como lo escribió Carlos Pellicer: “Y el alma vegetal que hay en la vida humana / crea el cielo y las nubes que inventan el mañana”, fin de la cita. Por eso estoy aquí, por eso a lo largo de mi vida he querido estar aquí, bajo el aura pelliceriana de la creación y con la conciencia de que Tabasco ha sido y debe volver a ser un paraíso terrenal.

En la entrega responsable y apasionada con la que me he dedicado a impulsar el proyecto político-social que abanderamos, ha sido fundamental para mí el apoyo de mi familia. En mi esposa e hijos he encontrado comprensión para mis horas de trabajo, apoyo moral para las horas no afortunadas que tiene a veces la política y para las horas afortunadas que también vienen con ella, pero sobre todo, un apoyo constante para mi manera de pensar y actuar, de construir y consolidar los distintos proyectos que me han exigido tiempo, atención, a veces ausencia, preocupación y ocupación. Mi esposa Dea Isabel y mis hijos Adán Payambé, Augusto Andrés y Adrián Jesús han sido todos estos años el motivo principal de mi felicidad personal y de mi fuerza moral para impulsar mis aspiraciones, muchas gracias por tanto.

A mis padres Payambé y Aurora, muchas gracias, con ustedes el camino que he recorrido ha sido más lleno de sentido, más lleno de vida, por el ejemplo de honestidad y trabajo que siempre me inculcaron. A mis hermanos mi reconocimiento, cariño y admiración.

La reconciliación, como toda lucha política, obedece a una mística, a una inspiración. Para mí, como para muchos tabasqueños y mexicanos, esa inspiración proviene de uno de los líderes más importantes del mundo, un líder que, en los tiempos difíciles, cuando todos los intereses del viejo sistema corrupto se pusieron en su contra, cuando la adversidad, la represión y la persecución por abanderar reclamos sociales lo intentaron cercar y someter, nunca desestimó sus convicciones ni traicionó a sus seguidores ni a sus ideales. Un líder que nos ha enseñado lo que es la integridad y la ética política olvidada, menospreciada y devaluada por el régimen autoritario y la corrupción. Un líder que, siendo hombre público y político, siempre se quedó hombre de honor, fiel, humano, sencillo, ecuánime y con visión de hombre de Estado: ¡Andrés Manuel López Obrador!

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, le agradezco la generosidad de acompañarnos esta mañana. De manera personal estaré permanentemente agradecido por haberme brindado la oportunidad de acompañarle, de conocer a México, de conocer verdaderamente a Tabasco. Con usted aprendimos que a pesar de todas las adversidades, la esperanza de un México con justicia y libertades para todos nunca muere.

Su congruencia a lo largo de más de 40 años, su transcendencia en el ámbito nacional y su pensamiento que no se aparta de lo que es la razón primordial de todo el juego político que debe ser el bienestar social, son el ejemplo viviente para el marco de actuación de la nueva generación de servidores públicos en México.

Su condición de tabasqueño nos enorgullece, aquí lo vimos comenzar y crecer en duras batallas por la justicia social, hoy nos honra como pueblo y como Estado poniéndonos dentro de la historia de México, no sólo con el triunfo más limpio y original de todas las elecciones presidenciales, sino con su trayectoria y su congruencia, únicas en la constelación política de México.

Quiero destacar la presencia en este acto de la Dra. Beatriz Gutiérrez Müller, Presidenta honoraria del Consejo Asesor de la Memoria Histórica y Cultural de México. Muchas gracias por su compañía.

Tabasco al situarse en la región sur-sureste del país ha sido olvidado. Irónicamente nuestro Estado concentra gran parte de la riqueza en recursos naturales del país. Sin embargo, el fruto de esta riqueza se ha invertido casi exclusivamente en el norte industrializado. Los gobiernos le han quedado a deber a Tabasco sumiéndolo en una situación de precariedad en seguridad, salud, educación, infraestructura y empleo.

Esto ha ocasionado que las divisiones sociales se acentúen y se reflejen en la violencia y la pobreza. Por ello, la reconciliación será el cimiento de mi gobierno. La reconciliación es el proceso por el cual una sociedad realiza una transición entre un pasado dividido y un futuro compartido. Su fuente es la voluntad política que todos tenemos. Esa voluntad está siempre ahí pero sólo se revela cuando hay confianza entre nosotros. ¡En pos de la reconciliación dejemos a un lado las diferencias generadas por las cuestiones electorales y las reacciones degenerativas inspiradas por intereses creados!

La voluntad política de mi gobierno para lograr la reconciliación de la sociedad tabasqueña no está en duda y se materializará en un pluralismo dinámico. Es decir, todas las fuerzas políticas, todos los actores sociales, todos los actores económicos, jugarán un rol importante a la hora de consultar, de planear, y de tomar las decisiones que los involucren.

Recibimos un estado con grandes déficits y desafíos; el más preocupante de todos ellos es la situación de inseguridad que vivimos desde hace largo tiempo y que se ha agudizado en los últimos años situándonos en los primeros lugares de incidencia delictiva.

Esta realidad deja al descubierto que los miles de millones de pesos invertidos y las políticas públicas ejecutadas no rindieron los frutos esperados. Por ello, desde la campaña he sostenido, y lo refrendo esta mañana, que, con equipamiento, inteligencia, armamento, capacitación, mejores sueldos y prestaciones para los policías, acompañado de un plan estratégico integral, se podrá combatir la inseguridad que azota a Tabasco. Cumpliré con mi obligación constitucional de garantizar la seguridad en la persona y bienes de los tabasqueños. Asumo plenamente el compromiso de luchar en contra del flagelo de la inseguridad, de poner todo mi empeño y capacidades para que los tabasqueños vivamos en paz. ¡Nunca más viviremos con miedo!

Para nadie es un secreto la grave crisis en que está inmerso el sector salud. Por sexenios la corrupción ha sido la constante en el sector salud de Tabasco, ha persistido una confabulación y complicidad entre quienes han administrado el sector, con pseudo empresarios, con proveedores, con políticos, en fin, es como una horda de piratas descontrolada y hambrienta que tiene como botín el presupuesto, los insumos, los medicamentos. ¡El sector salud no puede seguir siendo un régimen de complicidades y rehén de cacicazgos simulados en la bata blanca! ¡Esta situación ha comprometido los servicios de salud en el Estado, y ha puesto en riesgo la vida de los tabasqueños!

En nuestro gobierno, seremos coadyuvantes en el marco del convenio con el Gobierno Federal por el que se hará cargo de la totalidad de los servicios de Salud en el Estado. Me comprometo a que en los próximos seis meses regularizaremos los servicios de salud. Nos avocaremos a lograr que en los hospitales y centros de salud se brinde la atención debida a los enfermos. Hablando como tabasqueño les digo, habrá transparencia total en las adquisiciones y proveedurías, de que dejan de lucrar y se acaba la corrupción en el sector salud y en todas las áreas del gobierno del Estado SE ACABA.

Señor Presidente: ¡Asumimos plenamente su compromiso por mejorar el sector salud en el país! ¡Vaya usted con la seguridad de que Tabasco será su orgullo a nivel nacional en materia de salud!

Hago un llamado a la solidaridad de los médicos, sindicatos, empleados, médicos, enfermeras y trabajadores sociales: ¡Vamos juntos a enderezar la nave, a sanar la gangrena en que se ha convertido el sector salud en nuestro estado! ¡Les convoco para que hagamos un ejercicio de autocrítica y nos comprometamos a cambiar y reiniciar con ética y honestidad nuestras responsabilidades! A los tabasqueños les digo: ¡Nunca más un hospital sin médicos ni medicinas! ¡Nunca más un paciente sin un trato digno! ¡Juntos, con firmeza y reconciliación, lo podemos lograr!

Igual de preocupante es el estado en que se encuentra la educación en Tabasco. Los problemas de infraestructura y la falta de una educación de calidad son las constantes de nuestro sistema educativo local. Por ello mi compromiso será el de garantizar las mejores condiciones para que nuestros niños y niñas accedan a mejores niveles de conocimiento en un mundo cada vez más globalizado y competitivo. La educación será una prioridad para mi gobierno.

La pobreza y la marginación, han sido los principales obstáculos en amplios sectores de la población para la obtención y disfrute de satisfactores básicos como vivienda, alimentación, salud, educación, trabajo y seguridad; enunciados en nuestra Carta Magna como derechos para una vida digna. Por ello, aprovecharemos que Tabasco será uno de los estados beneficiados por los programas sociales federales que ha puesto en marcha nuestro Presidente de la República. Además, generaremos espacios de desarrollo social para las comunidades que cuentan con más carencias en nuestro Estado acercando los servicios básicos y de calidad a los ciudadanos, así como generando empleo. Solo así, podremos consolidar la fórmula para abatir la desigualdad que nos aqueja.

Durante muchas décadas el petróleo ha sido una de las fuentes de riqueza que Tabasco ha aportado a nuestro país. No obstante, las consecuencias para nosotros han sido incalculables. Se ha contaminado la masa vegetal, los mantos freáticos y acuíferos, viviendo así un colapso de la producción agrícola y ganadera. PEMEX nos trajo bienestar, pero también calamidad, para los tabasqueños Petróleos Mexicanos es como en la leyenda el caballo de Atila, aquel que por donde pasa no vuelve a crecer la hierba.

En este mismo sentido de búsqueda de bienestar y justicia social reconozco que Tabasco está urgido de una nueva relación con PEMEX, que permita encauzar y solucionar los conflictos generados por las reclamaciones de daños, procurando un gran acuerdo de fondo que nos beneficie a todos.
Conforme al nuevo marco legal en que se desarrolla la actividad petrolera, tenemos que establecer nuevas bases de entendimiento. Edificar una relación que trascienda a aquella basada solamente en la reclamación y en la complacencia oficial con ínfimos logros.

Hoy se abre un nuevo ciclo en la relación con PEMEX. La refinería en Dos Bocas es un proyecto que apoyamos y en el que creemos, porque aparte de cumplir con el objetivo de atender la demanda del consumo nacional de combustibles, se forjará una nueva relación productiva con Tabasco impulsando la generación de infraestructura y de nuevos empleos para la región.

En una relación de socios, Estado y Federación podremos tener beneficios al evitar contaminación, reactivar los sectores productivos y darle más educación, salud e infraestructura a las poblaciones a las que mayormente impacta la explotación petrolera.

En materia de desarrollo económico también tenemos grandes pendientes. Reflejo de ello es que hoy Tabasco se encuentra en el último lugar en empleo. No se puede remontar el alto desempleo sin desarrollo económico. Impulsaremos que la inversión pública y privada se traduzca en desarrollo para el sector agropecuario, el de servicios, el industrial y un verdadero impulso al turismo. Todo acompañado del mejoramiento de las condiciones de certeza y seguridad para nuestros empresarios, a fin de que crezcamos juntos creando cada vez más oportunidades de trabajo con mejores salarios para todos los tabasqueños.

Con las mujeres de Tabasco tengo una deuda en particular, pues ellas fueron las principales promotoras de este proyecto. Para ellas, mi compromiso irrenunciable por fomentar la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres, especialmente de las jóvenes, a través del avance en la igualdad jurídica y social, el acceso a la educación, la incorporación al trabajo con igualdad de oportunidades, la protección contra el acoso y la violencia intrafamiliar y social.

En Tabasco se luchará contra cualquier forma de violencia y discriminación hacia las mujeres.

No robar, no mentir, no traicionar serán las premisas sobre las cuales se basará mi Gobierno, por lo que habrá cero tolerancia contra la corrupción y habrá procesos de gobierno transparentes a la vista de los ciudadanos con una política de austeridad enunciada desde la campaña.

En el marco de estas nuevas realidades políticas, permítanme hacer un amplio reconocimiento a la LXIII Legislatura del Poder Legislativo, por su sintonía con la Cuarta Transformación, por la pasión y razón con que han asumido su mandato como representantes populares. La seriedad y coherencia de su agenda legislativa han contribuido ya, en los últimos cuatro meses, a modificar para bien la fisionomía de instituciones públicas y de políticas públicas que eran apremiantes. El Poder Ejecutivo tendrá una relación de respeto a su independencia y seremos fieles al mandato de la Constitución de relacionarnos para colaborar y mantener el equilibrio de poderes.

Por ello, aunado al reconocimiento hago un llamado a nuestros representantes en la máxima tribuna local de todas las expresiones políticas para que sigamos avanzando en los temas que nos permitan atender las necesidades de la gente.

Con el Poder Judicial refrendo mi respeto a su independencia. No hay justicia donde hay interferencia política. Velaré porque la tristemente célebre “política mata derecho” no tenga la menor oportunidad de asomarse. El gobierno y sus políticas no se mantendrán al acecho de los jueces, quienes gozarán de la autonomía que les otorga la Constitución y las leyes en una relación de respeto mutuo.

En cuanto a los municipios, mi gobierno será respetuoso de su autonomía constitucional y contribuirá a su desarrollo económico, político, social y cultural bajo la armonía de nuestros programas de gobierno. Es de mi interés que el gobierno del estado contribuya a sacar adelante proyectos de infraestructura en los municipios, que mejoren la calidad de vida de sus habitantes.

Mi gabinete de gobierno está compuesto por ciudadanas y ciudadanos capaces, provenientes de los diferentes sectores de la sociedad y de distintas fuerzas políticas. He querido representar así un ejemplo latente de que ganar una elección ya no debe ser interpretado como la apropiación del poder y del presupuesto por un grupo compacto. Al contrario, el primer escenario donde debe articularse el pluralismo es en el gabinete gubernamental donde el mosaico de mentalidades provenientes de distintos ámbitos se reúne, se intercala, y produce decisiones políticas y administrativas más eficaces. A los que me acompañarán en este gobierno mi mensaje es que tenemos una agenda gubernamental con una mística para evolucionar a una sociedad mejor. Y como dijera aquella cita de hace más de dos mil años: “si alguien quiere ser el primero, deberá ser el último de todos y servirlos a todos.”

Paisanos Tabasqueños:
Desde fines de los ochenta hasta nuestros días hemos soñado, pensado y esperado en Tabasco una evolución en la manera de hacer política, el cambio de mentalidades respecto a la corrupción y respecto a la civilidad política. Hoy les convoco a elevar el nivel de civilidad y de participación política. Así como he demostrado durante tres décadas mi buena disposición a escuchar a todos, así seguiré siendo como Gobernador Constitucional de nuestro estado. Con un buen diálogo que acompañe a un buen argumento, estaremos fundando una nueva forma de practicar la política, no sólo para beneficio de nosotros mismos sino también para nuestros hijos y las futuras generaciones. El rezago social y económico de Tabasco va a terminar en este sexenio con el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la eficacia de mi gobierno. Pero también el rezago político debe superarse para estar a la altura histórica: ¡estemos conscientes que hoy tenemos un Presidente tabasqueño, y eso es una motivación de lujo para ser mejores!

En mi gobierno tendremos una representatividad política activa, a la escucha del pueblo, consultando al pueblo, y también involucrando al pueblo en la realización de los proyectos: debemos pasar de un orden dado a un orden producido juntos, gobierno y sociedad. La representatividad política debe dar un giro. Por eso invito a todas las tabasqueñas y tabasqueños a participar activamente en la cuarta transformación, en la reconciliación de Tabasco, que no solamente consiste en proyectos de desarrollo, o en un nuevo discurso político, o en un Presidente y un Gobernador que luchan contra la corrupción y la ineficacia.

La reconciliación de Tabasco promoverá nuevas formas de pensar la vida y de pensar la actividad pública, aspirar a ser parte del mundo global, a llevar a cabo grandes conquistas y grandes aportaciones para nuestros conciudadanos, a México y al mundo entero. Esa es la filosofía y la mística de la cuarta transformación: una ciudadanía que haga posible la realización de sus proyectos de vida, que su participación en la vida pública tenga, esencialmente, el germen de la visión de que pertenecemos a un mundo altamente desarrollado que también nos observa y nos escucha, y al que debemos integrarnos de una vez y para siempre. Para que termine así el histórico abandono de Tabasco.

Carlos Pellicer uno de los inmortales tabasqueños decía: “esta es la parte del mundo en que el piso se sigue construyendo. Los que aquí nacimos tenemos una idea propia de lo que es el alma y de lo que es el cuerpo”. Es la hora que esa idea propia de lo que es el alma y de lo que es el cuerpo se convierta en idea colectiva y en ímpetu transformador de nuestra hermosa tierra.

Entiendo de manera sincera el agravio de la sociedad tabasqueña y quiero precisar que la reconciliación no significa impunidad para nadie; no nos equivoquemos, la ley no es negociable. En Tabasco habrá respeto total al estado de derecho.

¡Hagamos que suceda la transformación aquí, donde tenemos la fertilidad de la naturaleza, la fecundidad de nuestras aguas, y la entrega de todas y todos a la buena convivencia, el buen entendimiento, y la buena eficacia en el trabajo!

¡Todo es posible y lo haremos posible en nuestra patria chica! ¡Un Tabasco seguro y de tranquilidad económica, un Tabasco más generoso con nuestras familias! ¡Con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, haremos de Tabasco un polo de desarrollo de la región sur-sureste! ¡Terminaremos con el largo período de los sueños y las promesas para pasar a la creación y administración de un nuevo Tabasco productivo!

Tabasqueños: es nuestro tiempo, es nuestra circunstancia. Yo soy un tabasqueño como cualquiera de ustedes que quiere y conoce a Tabasco, que está consciente de los problemas de nuestro estado, no soy un improvisado, sé que la tarea de gobernar Tabasco requiere entrega total, y en esta tarea empeño mi alma de tabasqueño, y reitero mi compromiso de actuar con claridad en el rumbo, con inteligencia en la toma de decisiones y con firmeza en el mando.

¡Tabasqueños, vamos juntos! En un esfuerzo compartido, incansable y generoso. ¡Lo merece esta hermosa tierra, lo merecen nuestros hijos! Es la hora del sureste, es la hora de Tabasco.

¡Aquí va a surgir un nuevo Tabasco! ¡Aquí, donde pasa el meridiano de la poesía y ahora el meridiano de la historia, aquí donde es tierra de luchadores sociales, tierra de poetas y artistas, tierra de mujeres y hombres libres y alegres de vivir en nuestro paraíso! ¡Aquí donde es tierra de tabasqueñas y tabasqueños con iniciativas y entusiasmo, vamos a vivir un renacimiento de la paz, de la seguridad y de la prosperidad!

¡Vamos a reconciliar a Tabasco! ¡Que la esperanza se convierta en la más hermosa de las realidades! ¡Juntos, unidos, los tabasqueños, haremos historia!

¡Que viva Tabasco!
¡Viva México!
MENSAJE DEL LIC. ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, AL RENDIR PROTESTA COMO GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE TABASCO, POR EL PERIODO DEL 1 DE ENERO DE 2019 AL 30 DE SEPTIEMBRE DE 2024

Saludo con afecto sincero la presencia del Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Licenciado Andrés Manuel López Obrador. Bienvenido Señor Presidente.

Señor Diputado Tomás Brito Lara, Presidente de la Mesa Directiva del Honorable Congreso del Estado.

Señor Licenciado Jorge Javier Priego Solís, Magistrado Presidente del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Señoras y Señores Diputados integrantes de la Sexagésima Tercera Legislatura.

Señoras y Señores.

Llegar a esta cita histórica es posible gracias a la lucha de varias generaciones de tabasqueños, que con su entrega a este movimiento social y político han hecho posible esta odisea. Hoy inicia la verdadera transición en Tabasco. Hasta ahora hemos vivido una prolongación del viejo régimen que evitó el desarrollo y la evolución sociopolítica en nuestra tierra.

Ser gobernador de Tabasco no significa únicamente cumplir una aspiración personal o ejercer un encargo político. Es un medio para llevar más allá, con repercusiones en el tiempo y en el espacio, el bien y lo justo. Estos son los principios fundamentales que darán sustento y filosofía a la reconciliación. Aquí en nuestro trópico, en nuestra agua y nuestra selva, será el principio que nos guiará en los próximos años.

Esa reconciliación, esa armonía está en la naturaleza que nos rodea, en cada uno de nosotros, y está también en mí, como lo escribió Carlos Pellicer: “Y el alma vegetal que hay en la vida humana / crea el cielo y las nubes que inventan el mañana”, fin de la cita. Por eso estoy aquí, por eso a lo largo de mi vida he querido estar aquí, bajo el aura pelliceriana de la creación y con la conciencia de que Tabasco ha sido y debe volver a ser un paraíso terrenal.

En la entrega responsable y apasionada con la que me he dedicado a impulsar el proyecto político-social que abanderamos, ha sido fundamental para mí el apoyo de mi familia. En mi esposa e hijos he encontrado comprensión para mis horas de trabajo, apoyo moral para las horas no afortunadas que tiene a veces la política y para las horas afortunadas que también vienen con ella, pero sobre todo, un apoyo constante para mi manera de pensar y actuar, de construir y consolidar los distintos proyectos que me han exigido tiempo, atención, a veces ausencia, preocupación y ocupación. Mi esposa Dea Isabel y mis hijos Adán Payambé, Augusto Andrés y Adrián Jesús han sido todos estos años el motivo principal de mi felicidad personal y de mi fuerza moral para impulsar mis aspiraciones, muchas gracias por tanto.

A mis padres Payambé y Aurora, muchas gracias, con ustedes el camino que he recorrido ha sido más lleno de sentido, más lleno de vida, por el ejemplo de honestidad y trabajo que siempre me inculcaron. A mis hermanos mi reconocimiento, cariño y admiración.

La reconciliación, como toda lucha política, obedece a una mística, a una inspiración. Para mí, como para muchos tabasqueños y mexicanos, esa inspiración proviene de uno de los líderes más importantes del mundo, un líder que, en los tiempos difíciles, cuando todos los intereses del viejo sistema corrupto se pusieron en su contra, cuando la adversidad, la represión y la persecución por abanderar reclamos sociales lo intentaron cercar y someter, nunca desestimó sus convicciones ni traicionó a sus seguidores ni a sus ideales. Un líder que nos ha enseñado lo que es la integridad y la ética política olvidada, menospreciada y devaluada por el régimen autoritario y la corrupción. Un líder que, siendo hombre público y político, siempre se quedó hombre de honor, fiel, humano, sencillo, ecuánime y con visión de hombre de Estado: ¡Andrés Manuel López Obrador!

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, le agradezco la generosidad de acompañarnos esta mañana. De manera personal estaré permanentemente agradecido por haberme brindado la oportunidad de acompañarle, de conocer a México, de conocer verdaderamente a Tabasco. Con usted aprendimos que a pesar de todas las adversidades, la esperanza de un México con justicia y libertades para todos nunca muere.

Su congruencia a lo largo de más de 40 años, su transcendencia en el ámbito nacional y su pensamiento que no se aparta de lo que es la razón primordial de todo el juego político que debe ser el bienestar social, son el ejemplo viviente para el marco de actuación de la nueva generación de servidores públicos en México.

Su condición de tabasqueño nos enorgullece, aquí lo vimos comenzar y crecer en duras batallas por la justicia social, hoy nos honra como pueblo y como Estado poniéndonos dentro de la historia de México, no sólo con el triunfo más limpio y original de todas las elecciones presidenciales, sino con su trayectoria y su congruencia, únicas en la constelación política de México.

Quiero destacar la presencia en este acto de la Dra. Beatriz Gutiérrez Müller, Presidenta honoraria del Consejo Asesor de la Memoria Histórica y Cultural de México. Muchas gracias por su compañía.

Tabasco al situarse en la región sur-sureste del país ha sido olvidado. Irónicamente nuestro Estado concentra gran parte de la riqueza en recursos naturales del país. Sin embargo, el fruto de esta riqueza se ha invertido casi exclusivamente en el norte industrializado. Los gobiernos le han quedado a deber a Tabasco sumiéndolo en una situación de precariedad en seguridad, salud, educación, infraestructura y empleo.

Esto ha ocasionado que las divisiones sociales se acentúen y se reflejen en la violencia y la pobreza. Por ello, la reconciliación será el cimiento de mi gobierno. La reconciliación es el proceso por el cual una sociedad realiza una transición entre un pasado dividido y un futuro compartido. Su fuente es la voluntad política que todos tenemos. Esa voluntad está siempre ahí pero sólo se revela cuando hay confianza entre nosotros. ¡En pos de la reconciliación dejemos a un lado las diferencias generadas por las cuestiones electorales y las reacciones degenerativas inspiradas por intereses creados!

La voluntad política de mi gobierno para lograr la reconciliación de la sociedad tabasqueña no está en duda y se materializará en un pluralismo dinámico. Es decir, todas las fuerzas políticas, todos los actores sociales, todos los actores económicos, jugarán un rol importante a la hora de consultar, de planear, y de tomar las decisiones que los involucren.

Recibimos un estado con grandes déficits y desafíos; el más preocupante de todos ellos es la situación de inseguridad que vivimos desde hace largo tiempo y que se ha agudizado en los últimos años situándonos en los primeros lugares de incidencia delictiva.

Esta realidad deja al descubierto que los miles de millones de pesos invertidos y las políticas públicas ejecutadas no rindieron los frutos esperados. Por ello, desde la campaña he sostenido, y lo refrendo esta mañana, que, con equipamiento, inteligencia, armamento, capacitación, mejores sueldos y prestaciones para los policías, acompañado de un plan estratégico integral, se podrá combatir la inseguridad que azota a Tabasco. Cumpliré con mi obligación constitucional de garantizar la seguridad en la persona y bienes de los tabasqueños. Asumo plenamente el compromiso de luchar en contra del flagelo de la inseguridad, de poner todo mi empeño y capacidades para que los tabasqueños vivamos en paz. ¡Nunca más viviremos con miedo!

Para nadie es un secreto la grave crisis en que está inmerso el sector salud. Por sexenios la corrupción ha sido la constante en el sector salud de Tabasco, ha persistido una confabulación y complicidad entre quienes han administrado el sector, con pseudo empresarios, con proveedores, con políticos, en fin, es como una horda de piratas descontrolada y hambrienta que tiene como botín el presupuesto, los insumos, los medicamentos. ¡El sector salud no puede seguir siendo un régimen de complicidades y rehén de cacicazgos simulados en la bata blanca! ¡Esta situación ha comprometido los servicios de salud en el Estado, y ha puesto en riesgo la vida de los tabasqueños!

En nuestro gobierno, seremos coadyuvantes en el marco del convenio con el Gobierno Federal por el que se hará cargo de la totalidad de los servicios de Salud en el Estado. Me comprometo a que en los próximos seis meses regularizaremos los servicios de salud. Nos avocaremos a lograr que en los hospitales y centros de salud se brinde la atención debida a los enfermos. Hablando como tabasqueño les digo, habrá transparencia total en las adquisiciones y proveedurías, de que dejan de lucrar y se acaba la corrupción en el sector salud y en todas las áreas del gobierno del Estado SE ACABA.

Señor Presidente: ¡Asumimos plenamente su compromiso por mejorar el sector salud en el país! ¡Vaya usted con la seguridad de que Tabasco será su orgullo a nivel nacional en materia de salud!

Hago un llamado a la solidaridad de los médicos, sindicatos, empleados, médicos, enfermeras y trabajadores sociales: ¡Vamos juntos a enderezar la nave, a sanar la gangrena en que se ha convertido el sector salud en nuestro estado! ¡Les convoco para que hagamos un ejercicio de autocrítica y nos comprometamos a cambiar y reiniciar con ética y honestidad nuestras responsabilidades! A los tabasqueños les digo: ¡Nunca más un hospital sin médicos ni medicinas! ¡Nunca más un paciente sin un trato digno! ¡Juntos, con firmeza y reconciliación, lo podemos lograr!

Igual de preocupante es el estado en que se encuentra la educación en Tabasco. Los problemas de infraestructura y la falta de una educación de calidad son las constantes de nuestro sistema educativo local. Por ello mi compromiso será el de garantizar las mejores condiciones para que nuestros niños y niñas accedan a mejores niveles de conocimiento en un mundo cada vez más globalizado y competitivo. La educación será una prioridad para mi gobierno.

La pobreza y la marginación, han sido los principales obstáculos en amplios sectores de la población para la obtención y disfrute de satisfactores básicos como vivienda, alimentación, salud, educación, trabajo y seguridad; enunciados en nuestra Carta Magna como derechos para una vida digna. Por ello, aprovecharemos que Tabasco será uno de los estados beneficiados por los programas sociales federales que ha puesto en marcha nuestro Presidente de la República. Además, generaremos espacios de desarrollo social para las comunidades que cuentan con más carencias en nuestro Estado acercando los servicios básicos y de calidad a los ciudadanos, así como generando empleo. Solo así, podremos consolidar la fórmula para abatir la desigualdad que nos aqueja.

Durante muchas décadas el petróleo ha sido una de las fuentes de riqueza que Tabasco ha aportado a nuestro país. No obstante, las consecuencias para nosotros han sido incalculables. Se ha contaminado la masa vegetal, los mantos freáticos y acuíferos, viviendo así un colapso de la producción agrícola y ganadera. PEMEX nos trajo bienestar, pero también calamidad, para los tabasqueños Petróleos Mexicanos es como en la leyenda el caballo de Atila, aquel que por donde pasa no vuelve a crecer la hierba.

En este mismo sentido de búsqueda de bienestar y justicia social reconozco que Tabasco está urgido de una nueva relación con PEMEX, que permita encauzar y solucionar los conflictos generados por las reclamaciones de daños, procurando un gran acuerdo de fondo que nos beneficie a todos.
Conforme al nuevo marco legal en que se desarrolla la actividad petrolera, tenemos que establecer nuevas bases de entendimiento. Edificar una relación que trascienda a aquella basada solamente en la reclamación y en la complacencia oficial con ínfimos logros.

Hoy se abre un nuevo ciclo en la relación con PEMEX. La refinería en Dos Bocas es un proyecto que apoyamos y en el que creemos, porque aparte de cumplir con el objetivo de atender la demanda del consumo nacional de combustibles, se forjará una nueva relación productiva con Tabasco impulsando la generación de infraestructura y de nuevos empleos para la región.

En una relación de socios, Estado y Federación podremos tener beneficios al evitar contaminación, reactivar los sectores productivos y darle más educación, salud e infraestructura a las poblaciones a las que mayormente impacta la explotación petrolera.

En materia de desarrollo económico también tenemos grandes pendientes. Reflejo de ello es que hoy Tabasco se encuentra en el último lugar en empleo. No se puede remontar el alto desempleo sin desarrollo económico. Impulsaremos que la inversión pública y privada se traduzca en desarrollo para el sector agropecuario, el de servicios, el industrial y un verdadero impulso al turismo. Todo acompañado del mejoramiento de las condiciones de certeza y seguridad para nuestros empresarios, a fin de que crezcamos juntos creando cada vez más oportunidades de trabajo con mejores salarios para todos los tabasqueños.

Con las mujeres de Tabasco tengo una deuda en particular, pues ellas fueron las principales promotoras de este proyecto. Para ellas, mi compromiso irrenunciable por fomentar la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres, especialmente de las jóvenes, a través del avance en la igualdad jurídica y social, el acceso a la educación, la incorporación al trabajo con igualdad de oportunidades, la protección contra el acoso y la violencia intrafamiliar y social.

En Tabasco se luchará contra cualquier forma de violencia y discriminación hacia las mujeres.

No robar, no mentir, no traicionar serán las premisas sobre las cuales se basará mi Gobierno, por lo que habrá cero tolerancia contra la corrupción y habrá procesos de gobierno transparentes a la vista de los ciudadanos con una política de austeridad enunciada desde la campaña.

En el marco de estas nuevas realidades políticas, permítanme hacer un amplio reconocimiento a la LXIII Legislatura del Poder Legislativo, por su sintonía con la Cuarta Transformación, por la pasión y razón con que han asumido su mandato como representantes populares. La seriedad y coherencia de su agenda legislativa han contribuido ya, en los últimos cuatro meses, a modificar para bien la fisionomía de instituciones públicas y de políticas públicas que eran apremiantes. El Poder Ejecutivo tendrá una relación de respeto a su independencia y seremos fieles al mandato de la Constitución de relacionarnos para colaborar y mantener el equilibrio de poderes.

Por ello, aunado al reconocimiento hago un llamado a nuestros representantes en la máxima tribuna local de todas las expresiones políticas para que sigamos avanzando en los temas que nos permitan atender las necesidades de la gente.

Con el Poder Judicial refrendo mi respeto a su independencia. No hay justicia donde hay interferencia política. Velaré porque la tristemente célebre “política mata derecho” no tenga la menor oportunidad de asomarse. El gobierno y sus políticas no se mantendrán al acecho de los jueces, quienes gozarán de la autonomía que les otorga la Constitución y las leyes en una relación de respeto mutuo.

En cuanto a los municipios, mi gobierno será respetuoso de su autonomía constitucional y contribuirá a su desarrollo económico, político, social y cultural bajo la armonía de nuestros programas de gobierno. Es de mi interés que el gobierno del estado contribuya a sacar adelante proyectos de infraestructura en los municipios, que mejoren la calidad de vida de sus habitantes.

Mi gabinete de gobierno está compuesto por ciudadanas y ciudadanos capaces, provenientes de los diferentes sectores de la sociedad y de distintas fuerzas políticas. He querido representar así un ejemplo latente de que ganar una elección ya no debe ser interpretado como la apropiación del poder y del presupuesto por un grupo compacto. Al contrario, el primer escenario donde debe articularse el pluralismo es en el gabinete gubernamental donde el mosaico de mentalidades provenientes de distintos ámbitos se reúne, se intercala, y produce decisiones políticas y administrativas más eficaces. A los que me acompañarán en este gobierno mi mensaje es que tenemos una agenda gubernamental con una mística para evolucionar a una sociedad mejor. Y como dijera aquella cita de hace más de dos mil años: “si alguien quiere ser el primero, deberá ser el último de todos y servirlos a todos.”

Paisanos Tabasqueños:
Desde fines de los ochenta hasta nuestros días hemos soñado, pensado y esperado en Tabasco una evolución en la manera de hacer política, el cambio de mentalidades respecto a la corrupción y respecto a la civilidad política. Hoy les convoco a elevar el nivel de civilidad y de participación política. Así como he demostrado durante tres décadas mi buena disposición a escuchar a todos, así seguiré siendo como Gobernador Constitucional de nuestro estado. Con un buen diálogo que acompañe a un buen argumento, estaremos fundando una nueva forma de practicar la política, no sólo para beneficio de nosotros mismos sino también para nuestros hijos y las futuras generaciones. El rezago social y económico de Tabasco va a terminar en este sexenio con el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la eficacia de mi gobierno. Pero también el rezago político debe superarse para estar a la altura histórica: ¡estemos conscientes que hoy tenemos un Presidente tabasqueño, y eso es una motivación de lujo para ser mejores!

En mi gobierno tendremos una representatividad política activa, a la escucha del pueblo, consultando al pueblo, y también involucrando al pueblo en la realización de los proyectos: debemos pasar de un orden dado a un orden producido juntos, gobierno y sociedad. La representatividad política debe dar un giro. Por eso invito a todas las tabasqueñas y tabasqueños a participar activamente en la cuarta transformación, en la reconciliación de Tabasco, que no solamente consiste en proyectos de desarrollo, o en un nuevo discurso político, o en un Presidente y un Gobernador que luchan contra la corrupción y la ineficacia.

La reconciliación de Tabasco promoverá nuevas formas de pensar la vida y de pensar la actividad pública, aspirar a ser parte del mundo global, a llevar a cabo grandes conquistas y grandes aportaciones para nuestros conciudadanos, a México y al mundo entero. Esa es la filosofía y la mística de la cuarta transformación: una ciudadanía que haga posible la realización de sus proyectos de vida, que su participación en la vida pública tenga, esencialmente, el germen de la visión de que pertenecemos a un mundo altamente desarrollado que también nos observa y nos escucha, y al que debemos integrarnos de una vez y para siempre. Para que termine así el histórico abandono de Tabasco.

Carlos Pellicer uno de los inmortales tabasqueños decía: “esta es la parte del mundo en que el piso se sigue construyendo. Los que aquí nacimos tenemos una idea propia de lo que es el alma y de lo que es el cuerpo”. Es la hora que esa idea propia de lo que es el alma y de lo que es el cuerpo se convierta en idea colectiva y en ímpetu transformador de nuestra hermosa tierra.

Entiendo de manera sincera el agravio de la sociedad tabasqueña y quiero precisar que la reconciliación no significa impunidad para nadie; no nos equivoquemos, la ley no es negociable. En Tabasco habrá respeto total al estado de derecho.

¡Hagamos que suceda la transformación aquí, donde tenemos la fertilidad de la naturaleza, la fecundidad de nuestras aguas, y la entrega de todas y todos a la buena convivencia, el buen entendimiento, y la buena eficacia en el trabajo!

¡Todo es posible y lo haremos posible en nuestra patria chica! ¡Un Tabasco seguro y de tranquilidad económica, un Tabasco más generoso con nuestras familias! ¡Con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, haremos de Tabasco un polo de desarrollo de la región sur-sureste! ¡Terminaremos con el largo período de los sueños y las promesas para pasar a la creación y administración de un nuevo Tabasco productivo!

Tabasqueños: es nuestro tiempo, es nuestra circunstancia. Yo soy un tabasqueño como cualquiera de ustedes que quiere y conoce a Tabasco, que está consciente de los problemas de nuestro estado, no soy un improvisado, sé que la tarea de gobernar Tabasco requiere entrega total, y en esta tarea empeño mi alma de tabasqueño, y reitero mi compromiso de actuar con claridad en el rumbo, con inteligencia en la toma de decisiones y con firmeza en el mando.

¡Tabasqueños, vamos juntos! En un esfuerzo compartido, incansable y generoso. ¡Lo merece esta hermosa tierra, lo merecen nuestros hijos! Es la hora del sureste, es la hora de Tabasco.

¡Aquí va a surgir un nuevo Tabasco! ¡Aquí, donde pasa el meridiano de la poesía y ahora el meridiano de la historia, aquí donde es tierra de luchadores sociales, tierra de poetas y artistas, tierra de mujeres y hombres libres y alegres de vivir en nuestro paraíso! ¡Aquí donde es tierra de tabasqueñas y tabasqueños con iniciativas y entusiasmo, vamos a vivir un renacimiento de la paz, de la seguridad y de la prosperidad!

¡Vamos a reconciliar a Tabasco! ¡Que la esperanza se convierta en la más hermosa de las realidades! ¡Juntos, unidos, los tabasqueños, haremos historia!

¡Que viva Tabasco!
¡Viva México!