El mejor para Educación

Víctor Ulín/ Sin Remitente/

Junto con la Secretaría de Salud y de Seguridad Pública, la selección del próximo titular de Educación es de las más importantes para el gobernador electo, Adán Augusto López Hernández.
Para la entrante administración será un verdadero reto darle estabilidad al sector que se ha caracterizado por una infinidad de problemas, -financieros, sindicales y escolares-, que todavía no cesan y amagan con agravar la crisis.
Es razonable, pues, que para el gobernador electo sea una prioridad contar con el mejor hombre al frente de la Secretaría de Educación.

A la fecha, son tres los nombres que se perfilan para ocupar la posición, con trayectorias distintas, pero que podrían responder a la encomienda de darle gobernanza al sector educativo: Guillermo Narváez Osorio, Julio Ernesto Gutiérrez Bocanegra y Fernando Calzada Falcón.

Guillermo Narváez Osorio, licenciado en derecho, ha sido director de la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades (DACSy H) de la UJAT, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Tabasco, diputado y ex alcalde de Tacotalpa.

Incluso también su nombre empezó a circular entre la clase política y comunidad universitaria como potencial aspirante a ocupar la rectoría de la UJAT al concluir el período de José Manuel Piña Gutiérrez.

A su vez, Julio Ernesto Gutiérrez Bocanegra tuvo la responsabilidad de desempeñarse ya como director de Modernización Administrativa, secretario técnico y subsecretario de Planeación y Evaluación Educativa de la Secretaría de Educación. Su conocimiento de la dependencia, del sector y de los liderazgos sindicales magisteriales es algo que no se le discute.

En la campaña, de hecho, siendo el más competitivo a la alcaldía de Macuspana, fue invitado por el entonces candidato al gobierno de Morena para incorporarse como su Coordinador Estatal de Operación Política en la campaña.

Finalmente, Fernando Calzada Falcón, actual titular de la Universidad Tecnológica de Tabasco, y antes de la Universidad Popular de la Chontalpa, y tres veces secretario de Finanzas. También ha sido catedrático de la UNAM.

La decisión de elegir a uno de los tres -aunque trasciende que ya lo habría hecho- no es fácil, mucho menos cuando desde el primer día de su gobierno Adán Augusto López Hernández necesita que su secretario de Educación sea garante de una buena administración y de una interlocución efectiva con los maestros que sólo están al llamado de sus dirigentes. En suma, requiere a un político probado en la operación política que sepa cómo se mueven las entrañas de un sector magisterial que a diario es una bomba de tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s