‘La crisis tocó fondo, viene la recuperación’

Víctor Ulín – Tabasco HOY/


Para la elección del 2018, el presidente del Grupo Cruces, Sergio Cruces Galán desea que quien gane la gubernatura garantice la estabilidad social de Tabasco y desempeñe su papel “magistralmente”.

No advierte ningún “encontronazo social” que pudiese provocar un caos económico en la entidad.

Lo importante- afirma el empresario- es que quien sea electo responda a las expectativas de los tabasqueños. “Que como diría don Quijote: será un lujo ser vasallo cuando te gobierne un gran señor”.

“Ruego por eso. Que (quien gane) realmente esté comprometido, como buen paisano, con sus paisanos.

Que tenga muchas ganas de luchar por su estado y de hacer las cosas que posiblemente algún otro en el pasado no lo hizo”, reflexiona prudente, cuando se trata de política, en la entrevista que concedió en su oficina a Grupo Cantón.

¿Hasta dónde incide, anima, desanima o dinamiza al sector empresarial la elección que viene en el 2018? 

-Todos son gente muy estimada. Los futuros aspirantes. Se les estima bien. Son paisanos bien estimados. No siento que se pueda (generar) un caos (económico). Cada uno de el los tendrá su propio desempeño político. Tendrán su momento político. Y nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo. Cada quien va desempeñar su papel. Los políticos que luchen por sus candidaturas y yo por mis clientes.

Sí, más cuando habrá un candidato presidencial tabasqueño y cuando varios más en Tabasco han manifestado que buscarán la gubernatura en la elección del 2018.

-Son gente muy respetable. Buenos paisanos.

¿Esperarían que se presentara mucha rispidez entre los candidatos y partidos en el proceso electoral? 

-No percibo que pueda darse un encontronazo de tipo social. No lo percibo así.

¿Usted cree que quien llegue pudiera garantizarles estabilidad? 

-Ruego por eso. Ruego por eso. Que (quien gane) realmente esté comprometido, como buen paisano. Que tenga muchas ganas de luchar por su estado y de hacer las cosas que posiblemente algún otro en el pasado no lo hizo. Ojalá y ellos (los aspirantes) sean gente con ganas de ver, más allá de un presente, un futuro en el estado.

Ya Tabasco vivió la alternancia en el 2012.

– Así es. Se vivió la alternancia y no pasó nada (no hubo conflicto). ¿Qué puede pasar con otra alternancia? En absoluto, nada. Entonces, lo que ruega o pueda desear cualquier nativo que está en Tabasco, que se va quedar en Tabasco, que tiene sus reales puestos en Tabasco, que la persona que lo gobierne responda a las expectativas de los que estamos aquí en Tabasco.

¿Más allá de los colores? 

-Más allá de los colores. Olvídate de los colores. Lo que deseo es que la persona que sea nuestro Gobernador desempeñe su papel magistralmente. Y entonces, como bien lo dijo don Quijote: será un lujo ser vasallo, cuando te gobierne un gran señor.

Hemos trabajado divinamente. Ahorita con el señor Gerardo Gaudiano. Es una persona muy abierta, con ganas de apoyar. Y don Arturo Núñez, de la misma manera. Nunca he tenido o que nos pongan alguna traba para no permitirnos crecer. El crecimiento está de acuerdo con nuestras fuerzas. No hemos tenido ningún tropezón externo.

¿Se les han dado todas las facilidades? 

-Todas las facilidades.

¿Y han mantenido comunicación? 

Sí señor, y de respeto total.

¿Qué tanto les afecta en su actividad la inseguridad? 

-Creo yo que mucho tiene que ver el tema jurídico. Esta transición a los juicios orales. Siento yo que mucho ha tenido que ver con esa inseguridad. No me gustaría abundar porque desconozco mucho de la materia. No sé qué tanto es una percepción. No sé qué tanto es una realidad la inseguridad en Tabasco. Y no me gustaría dar opiniones cuando no tengo el conocimiento pleno.

Lo que está pasando, ¿sí los ha llevado a ustedes a ser más cuidadosos, a tener más seguridad? 

-Bueno, sí. Pero cuidadoso debe ser usted aquí en Tabasco y en París. Porque allá también le roban la cartera. Yo sí recomiendo ser cuidadoso. Tomar precauciones. Ya Villahermosa dejó de ser el pueblito de los años 50, 60 y 70, no digamos cosmopolita como un Nueva York, pero ya viene gente de toda la República.

¿Cómo está impactando en el sector automotriz que usted representa la crisis económica y petrolera de Tabasco? 

-Bueno, realmente la industria automotriz a nivel nacional ha crecido, pero nosotros nos hemos mantenido estáticos. No hemos crecido como en los estados del Bajío, donde han tenido un crecimiento de un 40 y un 30 por ciento; como en Guadalajara, donde se están instalando empresas de tecnología y que se le conoce como el Silicon Valley de México.

Guadalajara ha tenido un crecimiento de un 30 y 40 por ciento tan solo en 2016, en comparación con 2015. Es una cosa bestial. Lo mismo en un Querétaro, un Puebla. Increíble. Nosotros no hemos decrecido, pero no hemos crecido. Y no hemos decrecido en la magnitud de la crisis del estado, porque la industria automotriz ha tenido buenos desempeños a nivel nacional. Pero nos hemos quedado mirando como el chinito.

Muchas de las empresas que dejaron de trabajarle a Pemex y que cambiaron su residencia o que cerraron por la crisis petrolera, dejaron también de comprar automóviles. Eran fuentes de consumo muy importantes, además, generaban renta de casas, de oficinas, cuartos de hoteles, y ahorita esa situación está muy difícil. Ese segmento de hoteles, restaurantes, están sufriendo mucho. Pero sí hemos notado, espero en dios y no equivocarme, que el fondo fue tocado a finales del 2016 y principios del 2017. Ahí vamos saliendo. Salvo que un conocedor del sector energético lo contradiga.

¿Y esta crisis no los ha obligado al recorte de personal? 

-Hemos mantenido la plantilla laboral y siento que con nuestro personal hemos madurado bien y ahorita ahí vamos tratando de conservar todo esto.

Llama la atención que pese a la crisis económica se mantenga el consumo de autos. ¿Qué es lo que hace posible que la gente siga comprando? 

-Eso le llamaba mucha la atención hasta a mi papá. Me decía: y quién me va comprar coches, y compraban. El tema es que hay muy buenas facilidades de pago, eso juega un papel importantísimo. Es un negocio muy bien organizado y entre todos los que concurrimos le ponemos un poco. Y sale el negocio.

Porque la competencia es fuerte.

-Sí, muy fuerte. Y es un sálvese quien pueda. Es un negocio, como todos.

¿A qué los ha obligado? 

-A ser muy profesionales, a ofrecer buenas fuentes de financiamiento para los clientes, precios accesibles, buena atención, buen servicio, lo más que se pueda hacer. El negocio automotriz es muy sensible a la calidad con el que usted presta el servicio.

¿La reforma energética no la están viendo ustedes de manera concreta en Tabasco? 

-Pues mira, parece ser que ya hay unos chispazos de que se están generando movimientos de gente que se dedica a eso (a la actividad petrolera). Parece ser que ahí vamos con la reforma energética. Ojalá que si bien no dé frutos espectaculares, sí de frutos.

¿Tienen optimismo frente a lo que pueda ir dando la reforma energética en el mediano, largo plazo? 

-Sí. Creo que el fondo ya lo tocamos. Ahorita tiene que ir de manera ascendente. Creo que el fondo ya se tocó durante 2016 y principios de 2017. A finales del 2017 y en 2018 creo que ya no viviremos situaciones tan difíciles como en ese momento de transición.

Cuando habla de cómo los estados Del Bajío han sobresalido por apostarle a la industrialización, aquí se plantea el de recuperar la vocación agropecuaria, el campo… 

-Pues sí, claro. No digo yo que solo sean empresas y fabricantes (las que haya en Tabasco), sino que en un momento dado el recursos petrolero, la gran riqueza que tuvimos y tenemos en Tabasco todavía, -que tiende a cambiar y desaparecer-, como lo hacen en los países inteligentes, se invierta en el campo, en la agroindustria, en promover, en incentivar a las empresas que se instalan, que son detonadoras de fuentes de empleos y que generan efectos multiplicadores muy importantes. Una de ellas, de las que yo conozco, es la industria automotriz. Vea usted Puebla, con la Volkswagen, los efectos multiplicadores que genera y lo que es gracias a que se instaló la empresa.

¿Tabasco debe abrirse más y facilitar la inversión de las empresas extranjeras…? 

-Extranjeras y nacional. Inducirla, provocarla, subsidiarla de ser posible, para que sirva el recurso petrolero; y para que Tabasco, en un futuro, cuando el petróleo deje de ser importante como ahora, genere medios de subsistencia para las nuevas generaciones.

El empresario refiere que el problema del desarrollo económico de Tabasco no es un asunto de ahora, sino del pasado, cuando “estábamos embriagados con el recurso petrolero que se destinaba a sueldos y salarios, gastos de consumo, y nunca se pensó, desde la época de don Mario Trujillo, el ingeniero Leandro Rovirosa, de Enrique González Pedrero, y a la fecha, en prever que los precios del petróleo iban a caer o que habría coches eléctricos y se sustituiría el hidrocarburo, la gasolina y el diésel”.

“Si desde aquellos tiempos se hubiese pensado que los recursos petroleros en lugar de destinarse a gasto corriente se hubiesen invertido en incentivar a las empresas para que viniesen a Tabasco, ahorita no tuviéramos esa pesadilla que estamos viviendo”, considera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s