“¡Hueso’e mico, Pochitoque, Nacajuca, Juchimán!” *

Columna Guayabera Política/

Guillermo Hübner Díaz/ Foto: Rumbo Nuevo/

En la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, UJAT, las cosas siguen en ruta ascendente.

La expectativa, el año pasado, de que habría un nuevo rector, tras cumplir el actual un primer período de 4 años, quedó en el legítimo anhelo del maestro Wilber Méndez Magaña, otro universitario distinguido, de alcanzar la envidiable responsabilidad de regir el destino de la máxima casa de estudios tabasqueña, la casa Juchimán.

No se movió un solo hilo en el campus en contra de la permanencia del doctor José Manuel Piña Gutiérrez, como capitán de la nave que ciclo a ciclo gana niveles en la clasificación de universidades públicas mexicanas.

 

La confianza de la grey hacia su persona se acrecentó conforme se acercaba el día en el que la Junta de Gobierno expresaría su veredicto eligiendo entre 3, uno de ellos el doctor, que repite honrosamente en el cargo. Recientemente profesores e investigadores le brindaron absoluto respaldo para solucionar un delicado problema financiero, las aguas no salieron de su cauce, la vida institucional continúo por los buenos caminos del entendimiento, de la razón.

 

La reelección de José Manuel Piña Gutiérrez, no representa solamente una buena decisión de quienes tienen el poder dentro de la UJAT para integrar los cuadros directivos de la institución; significa fundamentalmente la reafirmación de la autonomía universitaria en asuntos de tal envergadura y la reiteración plena de la voluntad gubernamental de no intervenir en los asuntos internos de los juchimanes.

 

Es la segunda ocasión en la historia reciente de la UJAT, en la que la más importante decisión para su fortalecimiento institucional, la toman los propios universitarios y la reelección de su rector se dio en un clima de alta civilidad y confianza a toda prueba.

 

Los retos en el campus de lo que en un principio fue un modesto centro de enseñanza profesional gestionado en 1861 por el gobernador Victorio Victorino Dueñas ante el Presidente Benito Juárez García, son muchos y de los más importantes, quizá el más significativo, conservar y aumentar el prestigio que a partir de 1964 -103 años después-, con la construcción de la Zona de la Cultura, durante el mandato de Carlos Madrazo Becerra, comenzó a ganar la UJAT, creada el 20 de noviembre de 1958.

 

José Manuel Piña Gutiérrez y alrededor de 40 mil universitarios, saben perfectamente que la educación superior está considerada, y no podría ser de otra manera, como el instrumento vital para la modernización de México, por ende de Tabasco.

 

Nadie o muy pocos ignoran aquí que seguirá siendo la palanca impulsora del desarrollo social, de la democracia y de la convivencia multicultural que proporcionará a los tabasqueños los elementos para su desarrollo integral y formará científicos, humanistas y profesionales, en todas las áreas del saber.

 

Hoy lunes 30 de enero por la tarde, rinde el doctor José Manuel Piña Gutiérrez, su Primer Informe de Actividades 2016, correspondiente a un segundo período rectoral de cuatro años.

* Porra universitaria.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s