“El camino a ser tú”

Artículo/ Foto: Clarín/

*Mayra Medaly Gonzalez Hernandez/

Pensar que se  pertenece a algo o a alguien es  conocido en psicología como “Sentimiento de Pertenencia”; de allí que no somos completamente independientes, ya que necesitamos de otro para cubrir una carencia o necesidad.

Por otro lado, y en contradicción al deseo de pertenecer, solemos también por naturaleza ser  curiosos y necesitamos impetuosamente  hacer cosas novedosas.  Es parte de nuestra condición humana tomar los riesgos aún sabiendo las consecuencias. Es darse la oportunidad de enfrentarse a los temores. Somos seres inacabados, estamos en la búsqueda de nuestro “Yo”.

¿Una pareja te hará feliz?  Si bien sabemos que no necesariamente es así. ¿Qué te hará feliz entonces?, solo tú mismo lo sabes. No hay una regla definida para llegar a ser quien se es realmente. Uno mismo construye sus límites, los destruye y construye de nuevo en sus propios andamios. Nadie más puede saber qué  te hace feliz más que tú mismo. Tú eres tus vivencias y tú mismo decides qué hacer con esas vivencias, reconstruirlas, retroceder con ellas o superarlas, por ello la importancia de reconocerte a ti mismo.

Éste nuevo término llamado  Autodependencia significa reconocerse carente de amor y a la  vez responsable de elegir con quién compartir ese sentimiento y también el darse  amor a uno mismo.  Es elegir tu compañía, es dejar la puerta abierta para amar. Es permitirse estar con quien se ama para tener la certeza de que está contigo por que realmente quiere estar.

En definitiva se puede ser feliz en pareja, de eso no hay duda, sin embargo para hacerlo es necesario responderse tres preguntas; ¿Quién soy?, ¿A donde voy? y ¿Con quién?, recorrer el camino hacia la Autodependencia es también recorrerlo con ayuda de lo que forma parte de uno mismo, nuestro pasado, presente y futuro. Ser responsables  y soltar  los miedos y apegos. Lo que no implica que en su defecto podamos tomar los miedos para  convertirlos en nuestros aliados. El amor no debe ser una atadura, ya que la co-dependencia es enfermiza.  El co-dependiente no ama, necesita, reclama, él depende.

Para que el amor perdure, primero tenemos que aprender a ser libres, ya que el amor desde la libertad nos ayuda a crecer. La Autodependecia es saber lo que necesito de otros, que no soy autosuficiente, pero que puedo llevar esta necesidad conmigo hasta encontrar lo que quiero. El Autodepender significa establecer que no soy omnipotente, que me sé vulnerable y que estoy a cargo de mi.

Es permitirse viajar a lugares nuevos para disfrutarlo con la mejor compañía, aquel ser también inacabado que nos comparte su infinito pensar. Podemos enamorarnos y desenamorarnos, ¿Será  válido?, lo  podrá ser si nos permitimos  ser libres, o quedarnos atados a una sola cosa por costumbre, por temor, por estereotipos, por anclas emocionales, por temores arraigados, pero estamos aquí para superarlos y cometer errores, para Vivir. Permitirse tales experiencias es también parte del auto-descubrirse.

Tal vez en ese camino de búsqueda perdamos lo que consideramos valioso, tener que hacerlo implica “soltar”. ¿Qué hay que soltar? Aquello que ya no forma parte de tu pensar y sentir. Hablar con la verdad y sincerarse para no lastimar al otro. El respetar nuestros sentimientos también significa auto reconocerse. Podremos estar equivocados sí, pues somos seres imperfectos, el amor es paciente, por lo tanto, quien nos ama sabrá esperar o perdonar. Habrás perdido lo que considerabas importante, pero toma en cuenta que tuvo que pasar para encontrarte y eso es más valioso. Si esa congruencia te lleva a la felicidad, entonces habrá valido la pena tomar ese riesgo.

La apariencia y lo material son cosas superficiales, será primordial identificar en dónde nos hemos perdido, recuperar, liberar, soltar, podrán ser claves para trascender, evolucionar y Ser  feliz. Aceptarse tal y como uno es, sin pretender ser alguien más o una simple copia de otra persona. Ser auténtico.

¿Para qué hacer ese proceso que implica sufrir?, será  era necesario pasar por ese camino para identificar quién eres realmente. Se tú, haz lo que más desees, haz eso que te dice el corazón, si quieres amor, búscalo, primero en ti, tal vez es lo primero que debes proporcionarte antes de buscar afuera. La libertad es dejar de tener miedo. Es enfrentarte al dolor, sentirlo y tocar fondo para reconstruir tú vida, la vida sin el amor propio es inútil y vacía, si estamos aquí es para aprender a amarse y  para permitirse ser amado.

Psicología Positiva

Psic. Mayra Medaly González Hernández.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s