«Regañiza» de Ochoa Reza

Columna Carta Abierta/

Jorge Núñez/ Foto: El Universal/

En público, Enrique Ochoa Reza se mostró carismático y amable con los priistas de a pie, pero en la comida privada con la plana mayor del PRI tabasqueño les “leyó la cartilla” a los hombres y mujeres más influyentes del partido.

El gran problema no son los dirigentes del partido en Tabasco, ni los delegados del CEN, sino las luchas internas, les dijo, palabras más, palabras menos, el presidente nacional del PRI.

En base a una grabación de lo dicho en ese encuentro, a la que este columnista tuvo acceso, Manuel Andrade comenzó con el asunto al reconocer la dificultad de ser presidente del partido en la entidad.

Y dio un dato: en los últimos 18 años ha habido ¡25! delegados del CEN, es decir ¡más de uno por año!

La respuesta de Ochoa Reza fue categórica sobre este tema. Pidió a los asistentes reflexionar y analizar por qué no duran ni un año los delegados del CEN en Tabasco.

“O los  corren ustedes, o ellos se van”, les atizó.

Confirmó algo importante que ha sido, por cierto, una exigencia de los priistas locales: el nuevo delegado se quedará a vivir en Tabasco mientras dure su encargo.

En un tono mordaz les espetó: “si me lo devuelven licuado en menos de un año, es una mala señal para ustedes”.

En esta línea, Ochoa Reza también cuestionó el por qué los presidentes del CDE no han terminado su periodo estatutario en las últimas dos décadas, pese a que radican en el estado y conocen a toda la clase política

Luego de asegurar que su partido irá por el triunfo en Tabasco, mencionó que para ello es necesario un verdadero trabajo político.

Y vino un nuevo “jalón de orejas”: si no hay voluntad de cada uno de los priístas para alcanzar la unidad, seguirán desfilando sin éxito delegados políticos del CEN… y más presidentes del Comité Estatal.

Esta fue, en efecto, la “regañiza” que Ochoa dio a los personajes del priismo tabasqueño, y que hasta hoy no había salido a la luz pública.

: ACUERDOS OSCUROS

Nadie sabe, bien a bien, el motivo de la presencia de Manuel Andrade en el acto de la campaña de implantes mamarios que organizaron los diputados perredistas Juan Manuel Fócil y Candelario Pérez Alvarado.

El primer sorprendido con la asistencia del coordinador de la bancada del PRI fue el secretario de Salud, Rafael Arroyo Yabur, porque nunca se le dijo que este acto serviría para mandar mensajes políticos de gran calado.

Juan Manuel Fócil ha establecido una alianza política con Andrade pero la mayoría ignora sus alcances.

Se dice que es para frenar a Pepe Toño en su camino a la gubernatura. Que es para restarle fuerza a la gente del gobernador Núñez en el PRD. Y que también es para fortalecerse mutuamente en estos momentos de mutuas debilidades políticas.

Sea cual fuere el caso, en el perredismo vieron con malos ojos esta “zalamería” de Fócil y Pérez Alvarado hacia uno de los principales detractores del gobierno estatal.

Por eso, Arroyo Yabur lució tan serio durante el evento organizado de manera conjunta con la Fundación La Esperanza de los Niños A.C.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s