¿Te quiere o no te quiere? Claves para saberlo…

Artículo/

*Medaly González Hernández/

¿Será cierto que el amor todo lo soporta y todo lo perdona? ¿Qué pasa con la persona que ama y suele ser lastimada por el rechazo? ¿Hasta qué limite se debe luchar por la persona que deseamos que nos quiera?

El estar tratando de convencer al otro, se puede tomar como hostigamiento y eso sólo origina alejar a la persona deseada. Es decir, se vale luchar por quien nos gusta, pero darse cuenta cuándo la lucha vale la pena y cuándo mejor dar la retirada por lo sano, y de paso no arruinar una bonita amistad.

Primero, es crucial no presionar al otro; darle su tiempo y espacio, ya que las personas por miedo a volver a creer o aquellas que viven a gusto solos, al primer intento de sentir cualquier presión emprenden la retirada. Más vale dejarlos solos y que sean ellos mismos los que den el paso; claro, también de repente necesitan un empujón, pero este tiene que ser con mucha cautela para no hacerlos sentir comprometidos.

Hoy en día, tanto mujeres como hombres, son totalmente independientes, y suelen sentirse presionados o  incómodos con respecto  a cualquier tipo de restricción a la que puedan ser víctimas, ya que suelen ser libres de su tiempo y espacio.

Hay que tomar en cuenta lo que él o ella siente; por que han tenido una relación tóxica y lo que menos quieren es volver a tropezar con la misma piedra. Hay que iniciar una bonita amistad, con mucha paciencia, cariño y amor incondicional. Que se torne una relación de respeto, compañía grata y sobre todo una relación libre de apego.

El decir  frases como “dónde estás”, “qué haces” o a “qué hora llegaste a tu casa” no son las más óptimas, ya que en lugar de querer saber de él o ella, das la idea de quererle marcar el  tiempo o estar tratando de conocer sus entradas y salidas; a las personas autónomas esto no les gusta.

Guardarse un poco es una buena estrategia de conquista, el estar la mayor parte del día mensajeándole,  dará la impresión de que no tienes nada que hacer con tu vida; esto aleja a éste tipo de personas, ya que se mantienen ocupadas, cosa que no significa que no tengan vida amorosa sino que están centrados en sacar adelante su vida financiera y mantener una estabilidad económica. Son personas que tienen poca vida social, por lo que prefieren amistades selectas y con las que se sienten a gusto y en confianza.

¿Qué debemos hacer cuando alguien que nos gusta mucho ya no escribe o a pesar de la insistencia simplemente no corresponde a nuestro sentir? Bueno, en este caso lo que podemos hacer es mantener la calma, de seguro no es para ti, no por que no seas atractivo, sino simplemente no hubo clic o faltó química; así que nada de deprimirse, al contrario, siempre pensar que entre muchas personas habrá alguna a la que le gustaremos tal y como somos. Si esta persona no quiso, probablamente no sea su culpa o es que sea mala; si se retira de nosotros es por que está siendo sincera con ella misma, y algo así se agradece, vale más un “ no” sincero a tiempo.

Se vuelve adictivo querer estar con quien nos sentimos a gusto, pero cuando no somos correspondidos, entonces se torna una oportunidad para conocer a gente nueva, o salir con una amistad que hace mucho no frecuentábamos o bien hacer una actividad completamente distinta y salir de la rutina; esto nos ayudará  a procesar el rechazo de una forma sana y productiva y no caer en la victimización: “nadie me quiere”.

A todos, tarde o temprano nos llega el amor, lo importante es no desanimarse y menos pensar que somos rechazados por nuestra apariencia o por nuestra forma de ser. Lo que sí podemos hacer es ver qué cualidades buscamos en una persona y reflexionar si nosotros contamos con tales cualidades; por ejemplo, si busco una persona atractiva físicamente y yo estoy descuidado en mi persona, entonces no hay coherencia. Si busco ciertas cualidades, primero es indispensable trabajarlas en mi persona. Nadie puede dar o pedir lo que no tiene en sí mismo.

Antes de caer en una decepción es mejor mantener los ojos bien abiertos, conocer muy bien a la persona y aceptar que es tal cual, con los defectos que tiene; porque aunque no se los veamos por la locura del enamoramiento o flechazo, los tiene, y lidearemos con ellos tarde o temprano.

Es saludable para el corazón ser lo más lógicos en el amor;  sí, es cierto: el amor suele estar salpicado muchas veces de locura, arrebato y desenfreno. Pero también debe ser natural, paciente y, muy importante, correspondido.

Por eso debe estar regido por la razón, así nos ahorramos el sufrir de a gratis o perder el tiempo  con quien no tenemos futuro.

*Psicóloga Educativa

Contacto 33189 40860

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s